jueves, 12 de marzo de 2015

PARKING 2 (2007)




Tengo que confesar que, cuando me enteré de que en el guión de esta película había participado mi idolatrado Alexandre Aja, me lancé a verla esperando encontrarme otra joya del estilo de Alta Tensión (2004) o Las Colinas tienen ojos (2006). Estaba bastante equivocada porque Parking 2 posee un argumento mucho más simple en el que no encontramos apenas escenas gore, pero no por ello deja de ser interesante. La historia se desarrolla casi exclusivamente en un parking subterráneo de un edificio de oficinas, recreando una atmosfera tensa y asfixiante que nos atrapará durante su hora y media de metraje.
Es Nochebuena y Angela, una adicta al trabajo, se queda, como siempre, hasta tarde en la oficina. Cuando baja al parking a por su coche para ir a  cenar a casa de su hermana, éste no arranca. Pedirá a Thomas,   el guarda nocturno, que le llame un taxi. Sin embargo, el vigilante le tendrá preparada una velada muy diferente y aterradora.

El director de la cinta es Franck Khalfoun, conocido por haber interpretado a Jimmy en Alta Tensión y más recientemente por haber dirigido el remake de Maniac (2012), protagonizado por Elijah Wood. Contó con el resto del equipo que suele acompañar a Alexandre Aja en sus películas: Gregory Levasseur en el guión y Maxime Alexandre en la fotografía.
Lo  primero que tengo que aclarar es el título de la película, pues aunque puede que algunos de vosotros ya lo sepáis a mi me desconcertó bastante. Parking 2 hace referencia a la planta del parking donde se desarrolla la mayor parte de la acción y no es la segunda parte, ni la secuela de nada. Así que no perdáis el tiempo buscando la primera parte como hice yo: Parking  no existe.

El argumento de la película es como el juego del ratón y el gato, una persecución contínua. Thomas, aparentemente el más fuerte, parte con ventaja ya que conoce perfectamente el entorno (el parking), y perseguirá sin descanso a Ángela hasta que sus sueños se vean satisfechos. Sin embargo, la protagonista, interpretada por Rachel Nichols, es una mujer inteligente y fuerte, que no se rendirá en ningún momento y luchará con fiereza por liberarse de esta “jaula” en la que está atrapada.
La cinta está claramente dirigida al público masculino, tal y como podemos comprobar en su carátula. Al principio, en la oficina, Angela aparece con el pelo recogido y un traje de chaqueta-pantalón bastante sobrio, pero tras ser drogada por Thomas, se despertará con el pelo suelto, los labios pintados de rojo y un vestido blanco con un más que sugerente escote. La verdad es que cuando estaba viendo Parking 2 me surgió una duda con el famoso vestido con el que Rachel Nichols se pasa corriendo de un lado a otro durante toda la película. No me quedó claro si el vestido lo llevaba entre sus cosas para ir a la cena de su hermana o, lo que es más probable, si Thomas lo había preparado para la ocasión. Si es así, que buen ojo tuvo este hombre para elegir la talla, ¿no os parece?

Es cierto que hay gente a la que no le gusta la película,  principalmente por la elección de West Bentley para interpretar al desequilibrado guarda del parking . Es verdad que el actor tiene cara de bueno y que su actitud encantadora hacia Angela nos lleva a pensar que no quiere hacerle daño, simplemente pasar tiempo con ella. Sin embargo, a medida que se le van torciendo los planes, a mí me inquietaba cada vez más esa mirada de loco, y le veía capaz de cualquier cosa. También hay quién critica las escenas gore que aparecen, por considerar que desentonan con el tono de terror psicológico que tiene la película. A mí, sinceramente, me encantan precisamente por eso, porque no te las esperas y te quedas con la boca abierta. Además era de esperar que en una cinta en la que participa Alexandre Aja, hubiese escenas fuertecillas.
Sin duda os recomiendo Parking 2, que, sin ser ninguna maravilla, es bastante entretenida. Me sorprendió mucho cómo con solo dos personajes y un único escenario, ese parking subterráneo, consiguen mantenernos enganchados durante todo el tiempo sin que la tensión decaiga en ningún momento. Y si como a mí, os dan miedo los parkings oscuros y solitarios, y miráis hacia todos lados nerviosos, os aseguro que pasareis un mal rato con esta película. Por cierto, el parking era real, rodaban por las noches y de día funcionaba con su vigilante…..

 



No hay comentarios:

Publicar un comentario