jueves, 2 de julio de 2015

ZOMBIES MOMENTS: FLIGHT OF THE DEAD (2007) / DANCE OF THE DEAD (2008)

Me encantan los zombis y, por lo tanto, las películas de zombis. Es uno de los subgéneros del cine de terror que más ha evolucionado a lo largo de sus más de 80 años de historia. Ya os iré trayendo por el blog películas sobre esta temática e incluso os haré un breve resumen para que veáis los diferentes enfoques que se les han dado a estos seres en las diferentes épocas, porque me parece algo muy interesante. Así que vamos con un par de pelis de este subgénero no muy conocidas, pero muy interesantes.


THE FLIGHT OF THE LIVING DEAD (2007)

Vamos a centrarnos en The Flight of the Living Dead (2007) que, si bien no pasará a la historia por ser un ejemplo destacable dentro del subgénero zombi, sí que nos ofrecerá un buen rato de diversión y entretenimiento.  
Un grupo de científicos transporta en la bodega de un Jumbo 747 con destino Paris un contenedor herméticamente cerrado y custodiado por un guardia. Tras atravesar una fuerte tormenta y sufrir fuertes turbulencias, el contenedor se golpea, dejando su carga libre. El zombi que sale de su interior atacará a todos aquéllos que  encuentre a su paso, infectándoles y convirtiéndoles en muertos vivientes. Los supervivientes tratarán de escapar de esta terrible plaga y hacer aterrizar el avión, ya que ningún gobierno autorizará el aterrizaje de un pasaje infectado.

Es una película americana de bajo presupuesto que fue lanzada directamente al formato DVD, pero si os digo la verdad es mucho más entretenida y disfrutable que algunas de las que sí llegaron a proyectarse en cines, como El diario de los Muertos (2008) o La resistencia de los muertos (2009), del pionero del cine zombi en los años 60, George A. Romero.

El maquillaje de los zombis está muy conseguido y hay escenas bastante sangrientas, así que los amantes del gore no se sentirán defraudados. Además pertenecen a la versión de los zombis rapiditos, de los que corren, se lanzan, tiene una fuerza sobre humana y sólo quieren matar y descuartizar humanos.
Algo que me hace mucha gracia, y suele ser bastante común en todas las películas en las que la acción se desarrolla en un avión comercial, es el pasaje tan heterogéneo. ¿O vosotros cuando cogéis un avión soléis coincidir al mismo tiempo con monjas, ex presidarios, orientales, estrellas del deporte, adolescentes descerebrados, pistoleros, etc.? ¿A qué no? Pues aquí tenemos de todo eso y mucho más.

La atmósfera es opresiva al encontrarse encerrados en un lugar tan pequeño del que no pueden escapar, el desconcierto de los pasajeros es total, ya que no entienden qué es lo que está pasando y  la tripulación no da abasto para tranquilizar y atender a los heridos. A todo esto, los pilotos tienen que volver a atravesar una fuerte tormenta para poder aterrizar lo antes posible y en tierra el gobierno está barajando la posibilidad de derribar el avión si nadie logra convencerle de que entre el pasaje todavía queda algún no-infectado. ¿Os parecen suficientes ingredientes para manteneros entretenidos durante  90 minutos?
 

DANCE OF THE DEAD (2008)

 
Las comedias de zombis suele ser un subgénero bastante habitual dentro del cine zombi. Creo que son unos monstruos que por su torpeza y por su forma de moverse encajan bastante bien con la comedia y, desde mi punto vista, la mejor película de este subgénero es The Shaun of the Dead (2004). La cinta que hoy nos ocupa es una comedia adolescente zombi de bajo presupuesto: tiene los elementos de las comedias adolescentes como son el baile de graduación, la animadora, el rebelde, el grupo de rock y los nerds, y por otro lado hay zombis,  de los rápidos y ágiles, sedientos de sangre.
 
Durante el baile de graduación en Cosa High School, los muertos se levantan de sus tumbas como consecuencia de la cercanía de una central nuclear al cementerio. Estos zombis sedientos de sangre devorarán a todo aquél que esté a su alcance. Los encargados de salvar al mundo serán los frikis y los perdedores que se han quedado sin cita para asistir al baile.
Está dirigida por, el para mi desconocido, Gregg Bishop. Indagando un poco en su biografía he descubierto que es bastante curiosa. En sus primeros años de universidad realizó el corto Voodoo (1999) con el que logró una treintena de premios en festivales de todo el mundo y con el dinero que obtuvo realizó su primer largometraje, The Other Side (2006). Además, este primer corto se muestra en su universidad del Sur de California como orientación para los alumnos nuevos junto con el de George Lucas, ElectronicLabyrinth THX 1138 4EB (1967) y el de Robert Zemeckis, The Lift (1972). Os dejo en enlace a cada uno de los cortos para que comprobéis por vosotros mismos si son tan buenos e inspiradores.

Dance of the dead (2008) no es ningún peliculón, pero es una cinta entretenida con la que pasaremos un buen rato y que cuenta con grandes momentos. Es interesante ver como los zombies salen de las tumbas, incluso como algunos de ellos lo hacen como propulsados por un cohete, es divertidísimo. Pero, en definitiva, los protagonistas de esta historia: humanos y zombis son bastante peculiares y se salen de los cánones establecidos en este tipo de películas.
En el lado de los humanos tenemos a los empollones y a los perdedores que por una cosa o por otra se han quedado sin cita para ir al baile y que van a convertirse en los protagonistas y héroes de esta película. Es interesante ver como los actores tienen la misma edad que los personajes a los que interpretan y no, como viene siendo habitual, treintañeros haciéndose pasar por adolescentes. Los diálogos son bastantes frescos y entretenidos, consiguen que empaticemos con todo ellos y que nos preocupe cuál va ser su destino al final de la historia. Un personaje que me encantó, por lo absurdo, fue el profesor de gimnasia que va ayudarles a luchar contra las hordas de zombis. Es el estereotipo del americano obsesionado con la seguridad y la protección que tiene en su casa un verdadero arsenal de armas. Tiene frases para el recuerdo como: “Las guerras no se ganan con palillos y queso cheddar”, jajaja. También es buenísimo el enterrador porque cuando los muertos se empiezan a levantar de sus tumbas, él está tan tranquilo, como si matar zombis fuese el pan de cada día en su trabajo, jejeje.

Por otro lado tenemos a los muertos vivientes más peculiares que he visto hasta la fecha. A parte de salir propulsados de sus tumbas, como ya os había comentado, les encanta el rock y se quedan como hipnotizados escuchando la música, se enamoran,… Pero tampoco os dejéis engañar por esto, porque como a cualquier zombi les gusta morder y matar humanos, que en esta película no nos vamos a quedar cortos de gore, sangre y vísceras, os lo aseguro. Si hasta tenemos ranas zombis y todo, jajaja. El maquillaje de los zombis no es ninguna maravilla, pero bueno, para ser una película de bajo presupuesto no está nada mal.
Dance of the dead no es una película que vaya a gustar a todo el mundo principalmente por su tono de comedia adolescente. Sin embargo, creo que si os consideráis verdaderos zombis lovers, deberíais darle una oportunidad porque creo que, como yo, encontraréis algunas cosas muy graciosas. El resto creo que puede pasar perfectamente sin ver esta cinta.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario