miércoles, 30 de septiembre de 2015

MIDNIGHT MEAT TRAIN (2008)


Descubrí esta película gracias a un blog mexicano que adoro: El Horror. Con bastante frecuencia sacan listas con diferentes temáticas: “Películas de terror desconocidas”, “Los nuevos clásicos de terror” o “Los mejores slasher modernos”, en la que precisamente  di con esta cinta. Os recomiendo que echéis un vistazo al blog porque vais a descubrir muchas películas desconocidas que son una auténtica delicia.
 
Midnight Meat Train (2008) es una película impactante, posee un alto contenido de violencia y su potencia visual es abrumadora. Los asesinatos están grabados a cámara lenta y con giros de cámara que me recordaron, en gran medida, a lo que pudimos ver en Spartacus (2010-2013).  Sólo os digo que no soy una persona que se impresione con facilidad y que veo muchas películas de terror cenando en mis ya conocidos #frighfriday, pero con ésta tuve que aparcar un rato mi pizza porque me costaba masticar viendo semejantes imágenes. Con eso, os lo digo todo.
Leo es un fotógrafo que busca captar la verdadera esencia de la ciudad de Nueva York, retratando sus aspectos más sórdidos. Una noche, el fotógrafo salva a una chica de ser atacada por una pandilla en el metro pero al día siguiente se entera por los periódicos de que la mujer ha desaparecido. Acude a la policía para contarles lo que sabe, pero estos no dan mucho crédito a su testimonio, así que Leo decide volver al metro e investigar, no solo ésta, sino otras desapariciones que se están produciendo en el mismo lugar.
 
Lo primero que  llamó mi atención en esta película fue ver a Bradley Cooper en el papel de Leo y a la exuberante Brooke Shields como la directora de la galería de arte a quien el protagonista trata de impresionar con sus fotografías. No tenía ni idea de que salían actores conocidos y, sinceramente, creo que a Cooper el papel le quedaba grande. La estrella indiscutible de esta cinta es el actor Vinnie Jones como el carnicero Mahogamy. El pavor que me producía este hombre con su sola presencia, ya que no pronuncia ni una sola palabra (bueno, al final puede que diga tres, jejeje), era apabullante. Es  de los mejores asesinos que yo he visto en mucho tiempo.
Midninght Meat Train está basada en un relato corto del conocidísimo escritor y director  Clive Barker, autor de obras tan conocidas como Hellraiser o Razas de Noche. ¿Quién no conoce a Pinhead o a los Cenobitas? Yo sí que los conozco, aunque todavía no he visto Hellraiser. No me digáis por qué, pero siempre me ha dado mucha pereza ver esta película, pero después de ver cómo funciona la mente del Sr. Barker estoy segura de que me gustará (momento confesión). Como os estaba contando, este relato pertenece al primer volumen de la saga Libros de Sangre y hay muchos que apuntan que es superior a la película, así que en vuestras manos dejo que querías haceros con un ejemplar si todavía no lo habéis leído, que yo voy a hacerme con el mío ¡ya!
 
La historia te atrapa, te hipnotiza, de igual manera que le pasa a nuestro protagonista Leo que, cuando descubre lo que está haciendo Mahogamy, no puede dejar de seguirle para saber más sobre este sádico carnicero. Para Leo, Mahogamy se convierte en una obsesión y, a pesar de saber que está haciendo algo que no debería porque, sin duda, le va a acarrear consecuencias negativas y, en este caso concreto, nefastas, no puede dejar de seguirle. Es algo que  escapa a su control.
Su director, el japonés Ryuhei Kitamura debutó en Hollywood con esta película y en ella puede verse el gusto por la estética que  los directores asiáticos de cine tienen en sus películas. La ambientación es bastante oscura y sórdida y las escenas de los asesinatos grabados a cámara lenta, donde todo se ve perfectamente desde todos los ángulos, son brutales. Se abusa un poco del CGI, pero, claro, ver cómo sale el chorro de sangre a perfecta cámara lenta desde una panorámica de 360 grados no se consigue de otra manera.
 
Algo curioso que pasó con esta producción, en la que ya os digo que se fue mucho dinero en los efectos especiales, fueron los problemas que tuvo con su estreno. The Midnight Meat Train se estrenó directamente en unos cines denominados “Discount Theaters”, que proyectan aquellas películas que ya han salido de los circuitos de primera línea por poco más de un dólar. Así que, os podéis imaginar el cabreo que se pilló  Clive Barker ya que esto provocó una recaudación bastante pobre en taquilla. Podéis encontrar por internet las encendidas declaraciones que lanza Barker contra Lionsgate y especialmente contra su presidente, Joe Drake.
La cinta me gustó y consiguió atraparme totalmente, aunque sí considero que hay cosas que no quedan totalmente explicadas. Por ejemplo, no sé cuál era el significado de las marcas que lucen Mahogamy y Leo en el pecho o la relación tan rara que guarda el fotógrafo con su pareja o cómo es posible que en la carnicería que aparece en pantalla la gente entre y salga a su antojo pero, ¿qué medidas higiénicas son esas? Jejeje. Sinceramente, son pequeños detalles que no empañan para nada la película y que no hacen más que acrecentar mis ganas de leer el relato, donde seguro que todo esto está mucho mejor explicado.
 
Resumiendo, Midnight Meat Train no es una película apta para todo el mundo, y menos para aquellos que se impresionan con facilidad. Los asesinatos son bastante brutales, nuestro amigo Mahogamy no se anda con contemplaciones. Pero lo que me dejó con la boca abierta y, estoy segura que a  vosotros también, es ese giro argumental final que ha generado bastante controversia. Nada más verlo a mí se me quedo una cara de WTF tremenda, pero a media que he ido digiriendo la película (y nunca mejor dicho, jejeje) me gusta más y me hace interesarme por la obra de semejante genio creativo. Así que, creo que, no tardando mucho, me convertiré en una incondicional  de Clive Barker.
 
 

2 comentarios:

  1. Pero como que no has visto Hellraiser? Ya tienes deberes que hacer. Clive Barker es el Paulo Coelho del terror, tanto sus novelas como sus (dos primeras) películas son muy espirituales, casi de autoayuda. A mí esta peli me encantó pero se aleja del relato en cuanto a tono, incluyendo muchas escenas extra (el relato son 15 páginas). Ryhuei Kitamura es muy de culto por sus primeras pelis en Japón, te sonarán Versus y Azumi. Recientemente ha vuelto a Japón con una adaptación de Lupin en imagen real. Te recomiendo su segundo y último film USA: Nadie Vive, un slasher / rape & revenge muy chulo.
    Besicos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lucas; Sí la verdad es que es un pecado para una horror lover no haber visto Hellraiser, pero es que cuando era niña y veía la carátula de esta película en el videoclub siempre pensaba que era un rollo de terror futurista que no me iba a gustar nada y por eso la he tenido siempre un poco aparcada. Pero sin duda, el haber visto Midnight Meat Train ha revalorizado mis ganas de verla, así que haber si en breve le busco un hueco.

      Y con respecto al director, la verdad es que no le conocía. Veré las películas que me indicas porque me ha llamado mucho la atención la potencia visual de las imágenes en ésta y quiero conocer mas de Ryhuei Kitamura.

      Bss Lucas ;)

      Eliminar