lunes, 29 de febrero de 2016

BOUND TO VENGEANCE (2015)


Vamos con otra de esas películas que encontré en la lista de lo mejor de 2015 de Blog Horror, que para mí es como el Santo Grial del cine de terror, ya que gracias a ella estoy descubriendo auténticas joyas. De momento sólo me he encontrado dos películas que no me han gustado mucho, una es Cooties (2014), comedia de niños zombis que ni fu ni fa y Knock, Knock (2015) remake del thriller de los 70 Death Game, protagonizado por Keanu Reaves y que va a ir de cabeza a la sección de Truños Varios, jejeje. No me enrollo más y vamos con este rape & vengeance atípico y un tanto loco.

Eve se despierta atada y medio desnuda en un sótano en el que parece llevar varios días o semanas. Aprovechando un despiste de su secuestrador, Eve logra liberarse y dar la vuelta a la situación, pasando a ser ella la captora de éste. Eve consigue someterle para que este indeseable le facilite las direcciones de las otras chicas que tiene secuestradas y liberarlas, pero las cosas no saldrán como ella esperaba…

La película está dirigida por el director mexicano Jose Manuel Cravioto y supuso su debut en el cine de habla inglesa. A Cravioto le llamó la atención este guion desde que cayó en sus manos, principalmente por la cantidad de cosas que ocurrían en las primeras páginas y las posibilidades visuales que esto le planteaba. Sólo contaban con 20 días de grabación (no he conseguido averiguar la razón) y viendo las múltiples localizaciones que aparecen en la película, me parece un reto bastante importante que consiguieron superar perfectamente.

Lo primero que se nos viene a la cabeza tras 15 minutos de película es que el guion es bastante absurdo o ¿a vosotros os parece creíble que, una chica que ha sido secuestrada y vejada durante semanas, en vez de salir corriendo en busca de la policía a la primera oportunidad, decida convertirse en una súper heroína e ir a salvar a las demás chicas que se encuentran en su misma situación? Pero la verdad es que, si aceptamos que en I spit on your grave (2010) (lo siento, no he visto la original), la protagonista se convirtiese en una psicópata casi más aterradora que sus agresores, podemos asumir perfectamente que Eve decida emprender una búsqueda sin cuartel para salvar a las demás chicas. En la cinta se  sugiere que Eve toma esta decisión tan atípica porque, en cierta manera, se siente culpable de la muerte de su hermana, por haberla sobrevivido y ésta es una manera de redimirse. Es una razón un poco peculiar, pero podría ser igual de válida que cualquier otra, porque a una chica que ha sido secuestrada, violada y ha visto morir a su hermana tampoco se le presupone una capacidad de raciocinio plena, ¿no?

Antes os comentaba que Bound to Vengeance podría definirse como un rape and vengeance atípico. Principalmente esto se debe a que no se recrea en la agresión que provoca que la protagonista se convierta en un ángel vengador como en I spit on your grave o en la más reciente, Julia (2014), sino que aquí todo esto ocurre fuera de pantalla, antes de que empiece la película. A los pocos minutos de metraje, Eve ya se ha escapado y empieza su venganza, aunque más que venganza su objetivo es liberar a otras víctimas como ella y su hermana y, si en su camino se encuentra con los hombres que las tienen retenidas, pues peor para ellos, jejeje.

Creo que Tina Islev, que interpreta a nuestra protagonista, nos presenta un personaje con una gran fortaleza interior  que hará todo lo posible por rescatar a otras víctimas, pero al mismo tiempo es alguien frágil y sensible. Lo que más me gustó es que se trata de  una chica totalmente normal que se busca las mañas para someter a su captor pero no pasa a convertirse en una experta en técnicas de tortura como la buena de I spit on your grave, que había ocasiones en las que no sabía quién me daba más miedo, si ella o sus agresores. En contraposición tenemos al secuestrador, Phil, al que da vida Richard Tyson, un rostro bastante conocido en la meca del cine, con multitud de películas a sus espaldas. Me encantó la actuación de Tyson  porque había ocasiones en las que me parecía un auténtico monstruo y en otras, un pobre hombre que se había visto obligado a convertirse en el secuestrador de estas chicas. Además, su actuación resulta igual de creíble en cualquiera de estas dos facetas.

La película se desarrolla en varios escenarios ya que cada vez que van a buscar a alguna de las chicas, ésta se encuentra en un lugar diferente, con una estética totalmente opuesta a la anterior. Tenemos un piso normal  y corriente, una especie de sala de torturas muy psicodélica con luces de colores, algo parecido a un  almacén donde tienen a varias chicas hacinadas… En cierta manera, me recordó a Venganza (2008), la película de Liam Neeson en la que su hija es raptada para la trata de blancas. Ambas coinciden en mostrarnos la parte más sórdida, depravada y oscura de la sociedad, un mundo al que no nos gustaría ni acercarnos.

Lo que no terminó de gustarme del todo fueron los pequeños incisos que aparecen constantemente mediante flashback, en formato de video casero, sobre la vida anterior de Eve, cuando está era feliz y se divertía. No es que me disgustase la estética de found footage, sino que las interrupciones me resultaron excesivas  y creo que provocan que nos demos cuenta, antes de tiempo, de cosas que hubiesen sido más interesantes hacia el  final de la película.

Viendo como concluye la historia en Bound to vengeance es lógico pensar que pudiese haber una secuela. Cuando a Cravioto se le pregunta sobre esta cuestión apunta que todo dependerá de la recaudación que consiga la película en las salas de cine y a través del video bajo demanda, pero que él ya tiene la idea para ponerlo todo en marcha.

Estamos frente a una cinta interesante que, a pesar de que tiene un guion poco creíble, te mantiene enganchado a la pantalla con las idas y venidas de nuestra protagonista. No creo que le vaya a gustar a todo el mundo, pero considero que es bastante entretenida y ver a una chica con un par de ovarios que no se amilana ante nada, a mí me encanta.



No hay comentarios:

Publicar un comentario