viernes, 3 de junio de 2016

NOCTURNA 2016: COLD MOON / EMBERS / BURKE & HARE


COLD MOON (2016)

Esta fue otra de esas películas que ha generado bastante controversia, ya que ha habido mucha gente que la ha catalogado como la típica película de Antena 3 por la tarde, jejeje. Yo creo que debo de ser de los pocos a los que les gustó, no una cosa loca, pero estuve entretenida durante todo su metraje y esta semana eso ya era decir mucho. Además, esta película fue proyectada tras el tostón de Camino (2015), con lo cual, cualquier cosa mejora con creces a su lado, jejeje.

Una noche la joven Margaret no regresa a casa y a los pocos días su cadáver es hallado en el rio en el que una década antes habían perdido la vida sus padres.  La abuela de la chica no tendrá ninguna duda de que el culpable del asesinato es el hijo de un acaudalado banquero del pueblo. La policía empezará su investigación sin demasiado éxito, pero Babylon no es un pueblo cualquiera, aquí los muertos se levantan de sus tumbas buscando venganza.

Película basada en el libro Cold Moon over Babylon de Michael McDowell responsable del guion de Beetlejuice (1988) y de la adaptación de Pesadilla antes de Navidad (1993). En todas estas películas es muy importante esa atmósfera fantasmagórica, tétrica que se dulcifica un poco con la escenas más cómicas. Aunque en Cold Moon hay pequeña dosis de humor, aquí se hace más hincapié en la carga dramática, en los espíritus que vuelven para atormentar al culpable y en la locura que lo inunda todo.

Esa melancolía ochentera de la que todos los que nacimos en la época no podremos desprendernos, se ve suplida con la aparición de Christopher Lloyd que ya ha dejado atrás sus viajes en el tiempo para divertirse con jovencitas que lo único que quieren es pasarse todo el rato en bikini revoloteando de un lado a otro. También cabe destacar la histriónica actuación de la actriz que da vida a la abuela de la chica asesinada, Candy Clark, que además de llevar un pelucón que le debía pensar una tonelada, siempre estaba histérica y parecía que le iba a dar un ataque. Tengo que confesar que, en más de una ocasión, me reí de los ataques de ira de esta buena mujer, jejeje

Cold Moon es otra de las pocas películas que os voy a recomendar de esta edición de Nocturna ya que mi tino este año ha sido un poco penoso como estáis comprobando en mis críticas. Por lo menos os estoy ayudando a saber todo lo que debéis evitar que también es una importante labor, jejeje.
EMBERS (2015)
¿Qué es lo que define nuestra personalidad? ¿Las vivencias y experiencias que permanecen en nuestro recuerdo? o ¿Hay una esencia en nuestro interior que nos hace tender siempre en la misma dirección, aunque se nos despoje de todo recuerdo y experiencia? Pues esto es lo que va a tratar de explicar esta película, de una manera muy pausada. Así que desde ya os digo que, si tenéis intención de verla, lo hagáis descansados y con la mente despejada porque si no, no vais a conectar con la historia y os acabará aburriendo.
A causa de una epidemia neurológica casi la totalidad de la población mundial ha perdido la memoria, son incapaces de mantener sus recuerdos más de unas pocas horas. Seremos testigos del día a día de varias personas, muy diferentes entre sí, que han perdido la memoria. Por un lado, tenemos a un chico y a una chica que se despiertan uno al lado del otro y no saben quiénes son pero llevan atado a la muñeca el mismo trozo de tela. También hay un viejo profesor que está tratando de organizar sus notas para conseguir averiguar la causa de esta epidemia.  Un niño que no habla y que busca el afecto de los desconocidos.  Un chico muy violento y movido por la ira y un padre y su hija que han conseguido escapar de la enfermedad encerrados en un bunker de alta tecnología.
Debut de Claire Carre que aquí ejerce como guionista, directora y editora y que ha querido darse a conocer con este drama distópico que nos presenta un futuro desolador en el que la gente deambula sin rumbo entre las ruinas de las ciudades intentando sobrevivir un día más.
Lo que me pareció más interesante de Embers es el total desconocimiento que tenemos no sólo de lo que ha pasado durante todo este tiempo, 10 años desde que se produjo la epidemia, si no de lo que va a ser de estas personas al día siguiente. La historia queda abierta provocando que, tiempo después, sigamos haciendo cábalas sobre el destino de los protagonistas. Es cierto que, al principio, esta cinta no me terminó de convencer, pero es de esas películas que mejora según pasa el tiempo.
Soy consciente de que no habría conseguido terminar esta película si no la hubiese visto en un festival porque tiene un ritmo muy lento que en ocasiones se hace un poco denso. Sin embargo, me alegra haberla visto y esto es los que más me gusta de este tipo de eventos, que podemos ver películas muy interesantes a las que no les hubiésemos dado ninguna oportunidad en otra situación.



BURKE & HARE (2010)

Una comedia negra que logra arrojar un poco de humor a un episodio muy turbio de la historia europea. Esta película formó parte del programa de Nocturna por ser la última producción de la gran estrella invitada de este año, el mítico John Landis. ¿Os podéis creer que estuvo sentado detrás de mi, revisionando su película, y yo no me enteré hasta que no salíamos? PE-NO-SO

Esta cinta está basada en la historia real de dos ladrones de tumbas escoces del siglo XIX que consiguieron lucrarse proporcionándole cadáveres a una escuela de medicina de Edimburgo. Como el negocio no hacía más que crecer tuvieron que recurrir a métodos menos ortodoxos para conseguir mercancía fresca con mayor rapidez.

Burke & Hare cuanta con un elenco de actores excepcional, empezando por el tándem formado por Simon Pegg (Burke) y Andy Serkis (Hare), del que considero que Serkis sobresale porque nos otorga los momentos más cómicos y divertidos. La fémina de la trama romántica en la que se verá envuelto el personaje al que da vida Pegg, no es otra que la pelirroja, y no digo nada, Isla Fisher. Como secundarios tenemos a los siempre excepcionales Tom Wikinson, Tim Curry, pero si hasta sale Christopher Lee. ¿Qué más se puede pedir? Pues un cameo de la enfermera de Un hombre lobo americano en Londres (1981). ¡Para morirse!

La película me gustó, pero se me hizo pesada en algunas ocasiones. Creo que la historia de estos dos buscavidas no era lo suficientemente interesante como para sustentarse en sí misma y necesitaba apoyarse en otras subtramas como la de la exprostituta que intenta ganarse el cariño del ingenuo de Burke para que la financie una obra de teatro, o la del policía que está investigando el incremento de desapariciones que están teniendo lugar en la ciudad. Siendo esta última más graciosa incluso que la trama principal.

Me resultó muy interesante descubrir los turbios métodos que se utilizaban en los primeros años del estudio de la anatomía. Una historia muy intrigante que, sinceramente, desconocía pero que me ha hecho recordar con melancolía lo que me gusta ese aura enigmática y tenebrosa que envuelve las historias más negras de la europea del s.XIX como por ejemplo los asesinatos de Jack el Destripador. Si os gusta este tipo de ambientación os recomiendo las novelas de Anne Perry que suelen transcurrir en este periodo de tiempo y reproducir muy bien esa época oscura de la Revolución Industrial.

Una comedia bastante recomendable por el espectacular reparto, sobre todo de secundarios, con el que cuenta, por ese duelo interpretativo entre Wikinson y Curry, por la espectacular ambientación del s XIX que han conseguido y por algunas escenas bastante absurdas y graciosas. Además, es curioso comprobar cómo se ha podido hacer una comedia a partir de un episodio tan turbia de la historia escocesa como es éste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario