miércoles, 27 de julio de 2016

INFIERNO AZUL (2016)


Por fin he visto uno de esos estrenos que tanto esperaba y que mencionaba en la entrada de Junio: The Horror is coming. La película no me ha decepcionado y, como veremos más adelante, sólo parte de uno de los miedos que apuntaba en la reseña se ha cumplido.

Poco después de la muerte de su madre, Nancy, estudiante de medicina, decide rendirle tributo surfeando en una playa de Mexico en la que su madre había estado cuando estaba embarazada de ella. Allí se pasa el día surfeando con dos locales que conoce y al atardecer, tras una emotiva llamada de teléfono con su hermana y su padre, decide coger la última ola antes de volver al hotel. Pero para su desgracia, un tiburón blanco la derriba de su tabla, dejándola herida en unas rocas a escasos metros de la costa.

Como todos sabréis, el director de esta película es el español afincado en EEUU, Jaume Collet-Serra que, abandona momentáneamente el cine de acción (en el 2017 tiene previsto el estreno The Commuter, junto a su inseparable Liam Neeson) y nos adentra en un survival con un escualo gigante. La protagonista indiscutible de Infierno Azul (el Sr. de los títulos se complica poco la vida) es la espectacular Blake Lively, que sabe hacerse con las riendas de esta estudiante de medicina surfera que va a sufrir de lo lindo no sólo con el tiburón, si no con medusas, corales de fuego,… 

Lo que más sorprende de Infierno Azul es su excelente fotografía con esos planos de la playa y del islote desde todos los ángulos posibles y esa introducción tan ingeniosa de las nuevas tecnologías en la pantalla. Todo esto contribuye a mostramos un paisaje idílico que se convierte en una pesadilla para Nancy y, que gracias a su reloj que mide las mareas, consigue salir airosa de más de una situación. También pone de manifiesto los pocos metros a los que se encuentra la playa y que supondría la salvación para nuestra protagonista, dándole un matiz más angustioso a la situación si cabe.  

No sé dónde lo oí, pero tenían más razón que un santo al afirmar que esta película se parecía a los videojuegos de Monkey Island, donde todos los objetos al alcance de Nancy tienen alguna utilidad. Yo, al principio, cuando la veía tan chulita yendo a surfear con sus collares y pulseras, me parecía raro que se metiese con ello dentro del agua donde lo podía perder, pero claro, no se me había ocurrido que en caso de ataque de tiburón pueden serte muy útiles. Así que chicas y chicos, ya sabéis, meteros con toda vuestra bisutería en el mar porque nunca sabemos para qué la podemos necesitar, jejeje.

En cuanto al tiburón, uno de los miedos que apuntaba cuando vi el tráiler era que al estar hecho enteramente por CGI no fuese lo suficientemente creíble y la verdad es que está genial hecho y en todo momento parece real. Bueno, en todo momento no, porque en la escena final sí que se le veía un poco raro, pero claro, tampoco he visto un tiburón real en esa situación, así que no sabría deciros, jajaja. Mis conocimientos sobre el comportamiento de estos animales son bastante limitados pero, aun así, me pareció un poco rara la insistencia con la que el escuelo quería cazar a Nancy, como si sufriese un trastorno obsesivo compulsivo con ella, ¿no os parece? 

Lo que más me gusta del cine es cuando una película consigue que me meta en la historia y me angustie y sufra por las peripecias que sufren los protagonistas. Collet-Serra lo ha conseguido. Me pasé la mayor parte de la película en tensión y dado el entorno tan reducido en el que trascurre las historia, con un único personaje, no era sencillo. La cinta te da pocos momentos de descanso porque cuando el tiburón no está atacando a Nancy, está arremetiendo contra todo lo que se le pone a tiro. Si esto no fuese suficiente, también tenemos los mil y un golpes, cortes y picaduras que sufre la protagonista, por no hablar de esa agua infectada de medusas que, a pesar de estar rodada de una manera espectacular, a mí me daba muy mal rollo. Porque, siéndoos sincera, yo con lo torpe que soy, no hubiese escapado con vida de ahí ni de broma y habría muerto por picadura masiva de medusa. Y a todo esto, el episodio con la gaviota, ¿a que venía? ¿El momento ñoño para mostrarnos lo buena persona que es Nancy? Totalmente innecesario.

No voy a meterme en valorar si ésta es la mejor película de tiburones desde el Tiburon (1975) de Steven Spielberg porque sería meterme en terreno pantanoso. Sí que es compresible que este producto destaque entre tantas producciones de serie B, encabezadas por la productora The Asylum, como la saga de Sharknado y los Megasharks vs Crocosaurus/Giant Octopus, etc. Todo depende de lo que esté buscando el espectador, pero yo suelo preferir, como es el caso de Infierno Azul, un acercamiento más serio y que me resulte más real. Dentro de este ámbito tenemos otras propuestas interesantes como Open Water (2003) o The Reef (2010), aunque yo prefiero el ritmo trepidante de la película de hoy.

Repasemos los miedos que apuntaba cuando os presente el tráiler de la película con mis primeras impresiones para ver que se ha cumplido y que no:

  •       Que sea un producto demasiado comercial y que nos intente vender decisiones o situaciones inverosímiles, ya que esto haría perder efectividad y realismo a la propuesta. (Acierto en parte: El final me parece totalmente inverosímil y le quita fuerza a una película que, hasta ese momento, me estaba funcionando.)
  •            Que el tiburón creado por CGI no resulte suficientemente creíble. (Error: el escualo parece muy real.)
  •           Que el ritmo de la película sólo cuente con unos pocos golpes de efecto, ya que con un solo personaje durante la mayor parte de la historia, puede ser un poco complicado mantener un nivel aceptable de tensión durante todo el metraje. (Error: El ritmo de la película es trepidante y no se te hace pesado estar viendo todo el rato al mismo personaje.)


Aunque Infierno azul me ha gustado, nunca tenemos que olvidar que es un blockbuster veraniego, un producto de entretenimiento pensado para los calurosos meses de verano. Puede que la estética de videoclip que tiene en algunas ocasiones o ese desenlace tan rocambolesco, no le funcione a todo el mundo pero a mí, quitando ese final WTF, la película me mantuvo en tensión y angustiada durante sus 86 minutos de metraje. Así que, en definitiva, considero Infierno azul como una de las mejores películas de animales mortíferos de los últimos años y que no os deberías perder.




miércoles, 20 de julio de 2016

THE HORROR IS COMING!!!! (2)


El mes pasado os prometí que este tipo de entradas tendrían carácter mensual y dado el éxito que tuvo el post anterior, aquí tenéis la tanda de películas que he descubierto este mes de Julio y que más ganas tengo que caigan en mis manos, ¿qué digo ganas?, quiero devorarlas, jeje. Sin duda, este 2016 no tengo queja porque nos están llegando un gran número de propuestas de cine de terror que tienen bastante buena pinta y que me están creando un hype de cuidado, jejeje. Así que sin más dilación, vamos con la tanda de estrenos…


THE 9TH LIFE OF LOUIS DRAX 



¿Cómo podía resistirme al nuevo trabajo de Alexandre Aja que, a pesar de haber producido el fiasco de La pirámide (2014), en sus películas como director no me ha defraudado? Además, no había oído nada de este nuevo proyecto o, si lo había hecho, mi mente no lo había retenido (raro, siendo una película de Aja) y cuando vi el tráiler que alguien había colgado en twitter casi me da un ataque de la emoción, jejeje.

La historia está basada en el best seller de Liz Jensen y cuenta la historia de  Louis Drax, un niño de 9 años que se cae desde un acantilado el día de su cumpleaños. Mientras la policía investiga lo sucedido y el paradero de su violento padre, Louis permanece en coma en el hospital después de haber estado dos horas en parada cardio-respiratoria. Un neurólogo intentará, mediante técnicas innovadoras, introducirse en la mente del niño para dar con la clave de lo sucedido…

La verdad es que las elecciones de reparto que hace Aja últimamente son bastante peculiares. Si en sus anteriores trabajos intentó que Elijah Wood y Daniel Radcliff abandonasen la imagen de chicos buenos y bondadosos a la que nos tenían acostumbrados, ahora es el turno de que veamos a Jaimie Dornan como algo más que el objeto de deseo de millones de jovencitas y que Aaron Paul abandone su papel de drogadicto macarra. Tengo ganas de ver qué tal se defienden estos dos en estos nuevos papeles. Acompañándoles tenemos a actores de la talla de Oliver Platt, Barbara Hershey o Molly Parker.

En este thriller sobrenatural, Aja conserva esa estética preciosita, de colores saturados y reminiscencias a cuento de hadas que ya nos mostró en Horns (2013). Promete una serie de giros y sobresaltos que nos mantendrán pegados a la butaca. No sé vosotros, pero yo estoy contando los días que quedan para su estreno. ¿Llegará a las salas españolas? ¿La condenará el Sr. de los títulos con una de sus traducciones de gran impacto?

Mis Miedos:

  •     Que el encasillamiento de actores como Jamie Dornan y Aaron Paul nos  impida ver a sus personajes como creíbles.


Estreno en cines USA el 2 de Septiembre.






47 METERS DOWN / IN THE DEEP


Como bien sabéis me encantan las películas de animales mortíferos y entre ellas, las de tiburones son mis preferidas, así que si el mes pasado os decía que tenía muchas ganas de ver The Shallows (2016), que por cierto todavía no he tenido la oportunidad de ver y estoy al borde del ataque de histeria, para este mes os he traído otra película de nuestro depredador veraniego favorito.

Dos hermanas que se van de vacaciones a Mexico, quedan atrapadas en una de estas jaulas que se usan para la observación de tiburones en el fondo del océano cuando se rompe el cable que la unía al barco. Con tiburones blancos rondando la zona y un tiempo de oxigeno limitado, las dos hermanas tendrán que hacer uso de su ingenio y de su fortaleza para poder escapar con vida de esta terrible situación.

Éste es el nuevo trabajo del director de The Other side of the Door (2016), Johannes Roberts y en el reparto destacan nombres conocidos como los de Mandy Moore, más especializada en dramas y comedias románticos y un desparecido Matthew Modine.

El cambio del título que sufrió la película es un tanto curioso. En un primer momento, la cinta iba a llamarse 47 Metres Down, pero después de que la cinta de Jaume Collet-Serra pasase de llamarse In the Deep a The Shallows, los responsables de Dimension and Starz/Anchor Bay decidieron adoptar el título que había quedado abandonado. A vosotros, ¿os parece una decisión acertada? A mí para nada, me parece mucho más sugerente y original la primera opción, pero supongo que ellos entenderán más de estas cosas que yo o puede que no, jajaja. 

Puff, ésta cinta tiene pinta de ser bastante angustiosa y claustrofóbica porque no sólo tenemos que sumarle la amenaza de los tiburones y la capacidad limitada de oxígeno, sino el no saber si los responsables de la excursión que están en el barco van a hacer todo lo posible por ayudarlas o si, partiendo de la base que nadie sabe que ellas están allí y que la empresa era un tanto cutre, quizás ni se molesten en intentarlo.

Me encantan las películas de animales mortíferos que tiene un enfoque más realista porque no creo que sea necesario ni mutaciones genéticas, ni transportarlos a la cuidad en tornados para hacerlos más aterradores. Así que esta producción me despierta también bastante hype y cuando caiga en mis manos ya os contaré cuál de las dos cintas de tiburones de este verano es mi preferida.

Mis Miedos:
  •      Que la propuesta termine siendo igual de descafeinada que el anterior trabajo de Roberts.
  •      Que al aparecer durante la mayor parte del tiempo sólo dos personajes y en un entorno tan reducido, haya partes que resulten aburridas, ya que mantener un cierto grado de tensión en estas condiciones no es  tarea fácil.
  •      Que una de las protagonistas sea Mandy Moore, que no puede tener una imagen más edulcorada y ñoña pero bueno, si como decíamos antes Daniel Radcliff lo consiguió, ¿por qué no Moore?

Estreno en DVD, digital HD y VOD el 2 de Agosto.

Ya la he visto, aquí tienes la crítica


MORGAN




Aunque más que una película de terror, Morgan tiene pinta de ser un thriller de ciencia ficción, tanto en IMBD como en Rotten Tomates la catalogan como una cinta de terror y, además, ha recibido una calificación R por parte de MPAA (The Motion Picture Asociation of America) por su alto contenido violento y su lenguaje. Así que si ellos dicen que es de terror, yo encantada de averiguar todo lo que nos queda por descubrir de esta enigmática película.  
Tras un accidente, una experta en resolución de problemas corporativos es conducida hasta un lugar secreto para evaluar si se debe eliminar o no a Morgan, una nueva forma de vida creada en un laboratorio y que se encuentra confinada en las instalaciones. Aunque parece una adolescente normal y corriente, Morgan ha desarrollado habilidades sobrehumanas que están evolucionando constantemente y que la han convirtiendo en un ser muy peligroso. ¿Por qué es Morgan una amenaza? y ¿cuál fue el fin de su creación?
Debut como director del Luke Scott, hijo del conocido Ridley Scott y donde su padre participa como productor. La película cuenta con un reparto impresionante formado por Kate Mara, Anya Taylor-Joy, Jennifer Jason Leigh, Rose Leslie, Paul Giamatti,… Para quedarnos con la boca abierta, ¿no os parece?
Como dato curioso deciros que el guion de esta película estuvo incluido en la Black List del 2014, al igual que The Shallows. Y, ¿qué es esto de la Black List? Pues nada más y nada menos que un ranking con los mejores guiones no producidos durante el año y que son elegidos por una serie de expertos cinematográficos. Una lista que contiene oro puro ya que varias de las propuestas de esta lista han ganado el Oscar a la mejor película. Os animo a que le echéis un vistazo porque vais a alucinar y si no mirar la ganadora de 2015, para caerse de culo, jajaja.
Tras el tráiler, la cinta me ha parecido una mezcla entre Species (1995), por lo de una forma de vida, ya sea extraterrestre o artificial, con apariencia humana y Ex Machina (2015) en el sentido de un ser creado por el hombre que acaba volviéndose contra él. Resumiendo, una especie de monstruo de Frankenstein del s.XXI al que estoy deseando ver.

Mis Miedos:
·         Que después de tener un reparto estelar con el que se nos hace la boca agua, el guion no sea lo suficientemente solvente y la película haga aguas.

·         Que la dirección de un director novel como Luke Scott, por muy hijo que sea de Ridley, no esté a la altura de un proyecto tan ambicioso.  

Estreno en cines USA el 2 de Septiembre.







VIRAL 



Una de esas películas de bajo presupuesto que cuentan con un trailer bastante sugerente y potente que hace las delicias de aquellos horror lovers a los que le gusten las películas de infectados. No son zombis, ni enfermos de rabia, si no contagiados de un extraño virus con forma de gusanos que corren por debajo de su piel. Interesante, ¿verdad? jejeje.

Stacey y Emma son dos adolescentes que viven tranquilamente hasta que su ciudad se ve asolada por un extraño virus. Los infectados se han vuelto muy violentos y la zona se encuentra en cuarentena. Las dos chicas bloquearán las puertas y ventanas de su casa para conseguir mantener alejados a los contagiados, pero quizás ya sea demasiado tarde y el virus ya esté dentro de su hogar…

La película está dirigida por el dúo formado por Henry Joost y Ariel Schulman, responsables de Paranormal Activity 3 y 4. La sinopsis que he leído sobre la película indica que se trata de un mockumentary, ya que una de las hermanas estaba grabando un reportaje de sus vidas, tras un trágico suceso. Sinceramente, a mí en el tráiler me pareció que usaban un método tradicional de grabación, así que ya veremos con qué nos sorprenden.

Lo que más me ha llamado la atención de esta película, a parte de la tensión que derrocha su tráiler, son los efectos especiales que, por lo que he visto, están bastante bien y es que yo no me puedo resistir a unos gusanos que corren bajo la piel o por los ojos, brutal, jajaja. Una propuesta interesante con un poster de lo más sugerente que nos ha puesto la miel en los labios y que espero que lo que nos ha enseñado es este pequeño avance no sea más que una pequeña pincelada de todo lo que nos queda por descubrir.  

Mis miedos:

·         Que el último trailer muestre demasiado y nos haya arruinado la mayor parte de la trama. Si podéis evitarlo, no lo veáis por si acaso.

·         Que al final sea una película más de infectados y que lo único novedoso sea el tipo de virus.


Estreno en VOD el 29 de Julio






TRAIN TO BUSAN


Y, por fin, una película surcoreana se cuela en una de las listas de los estrenos más deseados. Ya había oído hablar y visto imágenes de esta cinta cuando el Festival de cine de Terror de Molins de Rei anunció que ésta sería una de las películas seleccionadas para su 35ª edición que se celebrará del 11-20 de Noviembre de 2016 y que no os deberíais perder por nada del mundo.

Un grupo de pasajeros coge un tren desde Seúl a Busan justo cuando estalla una infección zombi. La estación está llena de infectados y uno de los zombis parece haber subido al tren donde todos los pasajeros tendrán que luchar por su supervivencia.

Primera película de imagen real para su guionista y director Yeong San-Ho que ya había realizado varios largometrajes de animación. Entre ellos destaca Seoul Station (2016) que sería una precuela y versión animada de la película que nos ocupa y que según la prensa especializada, llegará a los cines dos semanas después que Train to Busan.

Éste es sin duda el tráiler más impactante y brutal de todos los que aparecen en esta lista. 
Puede que estemos un poco cansados e incluso saturados ya del género zombi, pero como no tengo la más mínima duda de que los surcoreanos emplean todas sus energías, esfuerzo y recursos en hacer verdaderas joyas, tengo casi la certeza de que no nos va a decepcionar. Además, en Train to Busan disfrutaremos de la acción, el terror y el drama en esa mezcla de géneros tan característica del cine surcoreano que no nos otorga ni un minuto para el descanso.

En Train to Busan no se ha reparado en gastos y se palpa en su clara estética a lo Guerra Mundial Z (2013) con hordas de zombis asaltando los vagones y los andenes, en las explosiones, en los numerosos personajes y extras, en las tomas áreas de la estación…

Ésta película fue proyectada en la pasada edición del Festival de Cannes y tuvo una gran acogida, así que va a ser muy duro esperar a Molins de Rei para verla, pero habrá que intentarlo, jejeje.

Mis miedos:
  •  Que no sea tan entretenida como para aguantar sus 118 minutos de duración al máximo nivel.


Estreno en Cines de USA el 22 de Julio.




jueves, 14 de julio de 2016

THE POSSESSION OF MICHAEL KING (2014)



Creo que ya os había confesado que me gusta bastante el subgénero de posesiones, especialmente por la transformación que sufre el personaje endemoniado a lo largo de la película. Normalmente, esta mutación suele ser más impactante en niños o adolescentes angelicales pero, precisamente, porque aquí el poseído era un hombre adulto que no creía en este tipo de cosas, me pareció una propuesta atractiva y diferente. Además, hacía tiempo que había visto en diferentes blogs y redes sociales recomendaciones de esta película y de otra similar del mismo año, The Taking of Deborah Logan (2014), donde la víctima de la posesión era una anciana enferma de Alzheimer y, la verdad es que me llamaron la atención precisamente por no ser los protagonistas típicos de este tipo de producciones.

Después de que los consejos de una vidente condujesen a su mujer a la muerte, el escéptico, Michael King, decide grabar un documental que desmienta la existencia de cualquier fuerza o ente sobrenatural. King llevará a cabo entrevistas con varios médiums y espiritistas en las que se practicarán conjuros e invocaciones sobre su persona. Desgraciadamente, las cosas no resultarán como King había imaginado y su vida tomará un rumbo de lo más siniestro.

Primera y única película, hasta la fecha, de David Jung. Jung inició su carrera en el cine como colaborador en el rodaje de seis producciones de Roger Corman y, tras su paso como ejecutivo en Disney y la Paramount Pictures, decidió establecerse por su cuenta. Durante unos años, él y su co-guionista vendieron varios guiones a diferentes productoras pero, llegó un momento en el que Jung quería ser él el que dirigiese sus propias películas y, ¿cuál era la manera más fácil? Pues escribir una película de terror de bajo presupuesto que, en el caso de no encontrar financiación, pudiesen producir ellos mismos y así es como surgió la idea de The Possession of Michael King. 

Estamos frente a otro falso documental en el que la grabación incesante de la vida del protagonista está bastante bien justificada ya que tiene que hacer un seguimiento de su persona para demostrarle al mundo que los conjuros e invocaciones que han hecho sobre él, no han dado su fruto y son una patraña. De hecho, la elaboración del documental se convierte para King en una especie de venganza contra todas aquellas personas que defienden la existencia de seres superiores, ya sean divinos o demoniacos, porque los culpa de la muerte de su esposa.

Pero como siempre pasa, cuando uno juega con fuego acaba quemándose y el bueno de King empieza a experimentar sucesos extraños en su persona y a su alrededor. Esto provoca que, en un primer momento, los espectadores dudemos si verdaderamente está siendo poseído por algún tipo de demonio o si su obsesión por desacreditar cualquier actividad paranormal le está conduciendo a la locura. A partir de este momento, su amigo Jordan que hasta ahora había sido el cámara de documental decide no continuar con el trabajo, la hermana de King que estaba ayudándole con su hija también se marcha con la niña cuando las cosas toman un cariz peligroso…. Y así, nuestro protagonista se quedará solo con sus paranoias, sus diferentes tonos de voz, sus automutilaciones y toda esta parafernalia tan típica de los poseídos.

El mayor mérito de The Possession… está en recrear una atmósfera malsana y siniestra alrededor del protagonista. Es interesante cómo se ha documentado aquí el proceso psíquico y físico que sufre un poseído y cómo un ateo, como el protagonista, experimenta en sus propias carnes que algo maligno ha invadido su cuerpo, controlando sus actos y su voluntad. En este sentido, la película no cae en los convencionalismos habituales de este tipo de producciones: cuerpos contorsionados que escupen insultos mientras el cura o los exorcistas de turno intentan salvar el alma del pobre diablo, nunca mejor dicho, jejeje. Digamos que The Possession consigue un acercamiento más realista y, al mismo tiempo, más aterrador.

También habría que destacar el papel de Shane Johnson como Michael King, ya que prácticamente todo el peso de la película recae sobre él y consigue resultar bastante convincente en todo momento. Al principio, King es bastante arrogante y vemos como siente un gran desprecio por los espiritistas y especialistas que va entrevistando y cómo, en todo momento, pretende desprestigiarlos. Pero, a medida que la posesión se va haciendo patente, veremos ese tormento que le supone no ser totalmente dueño de sus actos y el miedo que le produce el llegar a hacer daño a sus seres queridos. Sin duda, una actuación a la altura de lo que requería este papel.  

La película tiene alguna escena inquietante como por ejemplo la que tiene que ver con el perro de la familia pero, en general, abusa demasiado de los sustos provocados por las subidas de volumen. Este recurso se hace un poco repetitivo y molesto porque me daba rabia que una película con una atmósfera tan sugerente y una historia más o menos original cayese en estos sustos de baratillo, pero se lo perdonaremos porque el conjunto funciona a la perfección. ¡Qué no vuelva a ocurrir Sr. Jung!, la próxima vez no seré tan benevolente, jejeje.
Aunque con elementos propios del cine de terror, The Possession... es más el drama que produce la pérdida del ser querido, el dolor de vivir cada día sin su compañía y soportar su ausencia. Sin duda, una propuesta diferente dentro del género de posesiones y exorcismos que supongo que le gustará a todos aquellos que estuviesen buscando un soplo de aire fresco en un subgénero tan manido como éste. Y, no caigáis en el error de pensar que esta cinta es un mero drama, porque el mundo en el que nos introduce el incauto de Michael King acojona y bastante. Os lo dice alguien que no cree para nada en estas cosas pero que por si acaso, no investiga aquello que no quiero descubrir, jajaja.


viernes, 8 de julio de 2016

BITE (2015)


Desde que Starry Eyes (2014) aterrizó en mi vida hace un par de años en el Festival de Molins de Rei, mi pasión por los body horror ha ido en aumento aunque no he encontrado el mismo nivel de satisfacción, hasta la fecha.

Casey y sus amigas se lo están pasando en grande en su despedida de soltera en Costa Rica. En una de esas noches de borrachera, Casey les cuenta a sus amigas las dudas que tiene sobre su matrimonio y tener hijos. Las chicas hacen una escapada a una laguna desconocida para la mayoría de los turistas y a Casey le pica algo bajo el agua. En su vuelta a casa, la picadura de su muslo empieza a infectarse y a extenderse por todo su cuerpo conduciéndola a una transformación no sólo corporal sino psicológica.

Ésta es la quinta película del director y productor canadiense, Chad Archibald. Coescribió el guion con Jayme Laforest a pesar de que nunca se han visto en persona ya que éste vive en Los Ángeles y Archibald en Toronto. Aparte de sus trabajos como director entre los que destaca The Drownsman (2014),  Archibald también está al frente de la productora Black Fawn Films responsable de trabajos no tan conocidos como Antisocial (2013) o The Sublet (2015).

Tras su paso por varios festivales de cine de género, la fama de Bite empezó a crecer debido a las noticias que llegaban de espectadores que se habían desmayado o vomitado durante la proyección y es que varios críticos y medios la catalogaron como la película más desagradable del 2015. Sinceramente, no es para tanto ni muchísimo menos. Las personas que sufrieron estos “problemas” o bien venían de unos de estos concursos de comer hamburguesas como si no hubiese un mañana o iban a ver Cincuenta sobras de Grey (2015) y se equivocaron de sala, jejeje. Bite tiene escenas asquerosillas pero estas reacciones me parecen bastante exageradas, así que supongo que no serán más que producto de una agresiva campaña de marketing.

Algo de lo que me he dado cuenta tras ver la últimas películas que se han hecho sobre este subgénero: Thanatomorphose (2012), Contracted (2013), Starry eyes (2014) o la que hoy nos ocupa, Bite (2015), es que todas ellas ocultan un componente machista o retrogrado en la explicación de la transformación de sus protagonistas, siempre femeninas, por supuesto. Es como si el deterioro o la corrupción de su cuerpo estuviesen ligados a un castigo divino por tener un gran apetito sexual, ser infieles, no querer tener hijos o ambicionar fama y éxito por encima de todo. Además, esta presentación del personaje no ayuda a que los espectadores empaticemos con las protagonistas, las vemos como seres antipáticos y no sufrimos demasiado por su tormento. Es como si llevasen un cartel en la frente que dijese: "Se lo merecen".

La verdad es que este tipo de planteamientos empiezan a aburrirme porque cada vez que me enfrento a una nueva película de body horror, lo primero que pienso es: Vamos a ver que “crimen” ha cometido la protagonista para convertirse en un monstruo. Cierto es que en Contracted: Phase II (2015), el protagonista esta vez es un hombre, pero no está libre de pecado porque mantuvo relaciones sexuales sin protección con la infectada de la primera parte. Sin embargo, esta película es más coral, hay infectados a tutiplén y no se centra exclusivamente en el sufrimiento de este hombre. Lo interesante sería que escogiesen como víctima de la degradación a alguien que cumpliese todos los estándares establecidos por la sociedad. Por ejemplo: una esposa fiel, madre perfecta de unos niños rubios con ojos azules, que realiza trabajos de ayuda en su comunidad y acude todos los domingos a misa. En una excursión o vacaciones con su familia perfecta le pica el bicho que, como en Bite, desata todo el horror. Eso sí que sería novedoso y no castigar a una mujer por no cumplir unas normas sociales arcaicas.

Otra cosa que tienen en común este tipo de películas y que me parece de lo más curioso porque para mí carece de sentido, es que a pesar de las llagas y erupciones de su cuerpo nunca acuden al médico cuando considero que sería la primera reacción de cualquier ser humano. Además, creo que en ninguna de las películas lo justifican, en plan que no tienen seguro médico privado (tan importante en EEUU) o algo así, directamente no lo barajan como una opción. En Bite, lo que hace la protagonista es llamar al médico por teléfono. ¿Dónde se ha visto eso? Jajaja.

Centrándome ya en la producción que estamos analizando hoy, parece que a Archibald se le quedaba corto el body horror y en su tramo final, la película se transforma en una cinta de monstruos vengativos. En este sentido tiene bastantes similitudes con The Fly (1986), a la que sin duda toma como referencia. Los personajes secundarios como el novio, la suegra o las amigas, no aportan prácticamente nada, sólo cabrear a la protagonista para que desate su furia contra ellos y tengamos un buen body count.  

Para mí, lo mejor y en lo que se gastaron la mayor parte del presupuesto es la trasformación de Casey, interpretada por Elma Begovic, y su casa. Su pequeño apartamento se va convirtiendo es una especie de madriguera donde todo está cubierto por una especie de huevas de color anaranjado. No terminé de entender si esta masa viscosa que Casey mira embelesada son sus huevos y otros seres como ella van a salir de ahí, pero me parecieron excesivos los planos es los que vemos el goteo incesante de estas huevas al suelo. Los efectos especiales son bastante buenos y en su defensa tengo que decir que la mayor parte son prácticos.
En resumen, Bite me pareció un poco floja, seguramente mis grandes expectativas estaban condicionadas por una publicidad exagerada porque el resultado no es tan terrorífico, ni desagradable, como lo venden. La historia y los personajes que rodean la trasformación de Casey no me importaban nada y, en ocasiones, los tramos en los que aparecían me resultaban tediosos. La trasformación de la protagonista en bicho con todos sus complementos: escupitajos corrosivos, cola con aguijón es lo mejor de todo. Bite le gustará a todos aquellos que, como a mí, les gusten las películas de este subgénero pero no os esperéis gran cosa, a parte de unos buenos efectos especiales. De momento, nadie consigue bajar a Starry Eyes de ese pedestal en el que la tengo y sigue siendo mi body horror favorito del siglo XXI.