viernes, 30 de septiembre de 2016

SHUTTER (2004)


Últimamente, el tailandés se ha convertido en un idioma tan familiar para mí, que creo que hasta podría distinguirlo de otras lenguas orientales ya que si todo lo que hacen son peliculones, ¿cómo me los voy a perder? Cada vez soy más adicta al cine de terror asiático porque considero que además de cuidar mucho la estética y la fotografía de sus producciones, cuentan con unas historias en las que todo está muy bien hilado y te sorprenden con un final apoteósico, que encaja a la perfección con toda la trama. Vamos que, normalmente, me dan ganas de levantarme del sillón y aplaudirle a la pantalla, jejeje.

Tun es un fotógrafo que vive felizmente con su novia, Jane. Después de una cena con un grupo de amigos, sufren un accidente y Tun convence a su novia de que huyan del lugar. Poco tiempo después, se dan cuenta que en todas las fotos de Tun aparecen unos destellos fantasmagóricos y que una presencia estraña, los está acechando.

Shutter fue la opera prima del dúo formado por Banjong Pisanthanakun y Parkpoom Wongpoom. Me gustó tanto esta película que dos días después ya estaba viendo su segunda producción, Alone (2009) que me pareció tan brutal, que no tardaré mucho en hacer la reseña, porque tampoco os la podéis perder. Me han impresionado tanto estos dos directores que pienso devorar lo antes posible todos los trabajos en los que han participado y de los que destacaría: los dos segmentos en las antologías tailandesas Phobia (2008) y Phobia 2 (2009), el cortometraje de la letra N (N is por Numptials), en ABC of Death (2012) y la comedia de terror Pee Mak (2013). Tampoco hay que perder de vista a Sophon Sakdaphisit, que participo en el guion y cuenta con títulos que yo ya tengo preparados para ver como: Coming Soon (2008), Ladda Land (2011) o The Swimmers (2014), que fue una de mis primeras incursiones en el cine de terror tailandés, tras la apertura del blog

Shutter es un thriller psicológico con fantasmas de por medio que se centra en la venganza y en la ley del karma: Si alguien comete una mala acción en el pasado, se volverá contra él en el futuro. No es un argumento para nada novedoso y menos dentro del cine de terror asiático donde estamos acostumbrados a que los fantasmas vuelvan para vengarse de los vivos. En esta ocasión han elegido una cámara fotográfica como el objeto que transmite el terror, pero acordaros que esto ya lo habíamos visto antes con las cintas de video en The Ring (1998) o el teléfono en Phone (2002). También, la estética del fantasma sigue los patrones habituales del cine de terror asiático: mujer de tez muy pálida, con pelo negro y largo que le cubre la cara. En este sentido, Shutter no aporta ningún tipo de innovación al género ya que cuenta con todos los elementos habituales del cine de terror oriental pero entonces, ¿qué es lo que la hace sobresalir sobre las demás? Pues, bajo mi punto de vista, contar con una gran calidad técnica, con unos personajes sólidos, respaldados por unas grandes actuaciones y tener una atmósfera increíblemente tensa y siniestra, además de poseer uno de esos finales que te dejan totalmente satisfecho.

En cuanto a los personajes, por un lado tenemos a Tan, un fotógrafo simpático y cariñoso con su novia y amigos que, durante los primeros minutos de metraje, muestra su lado más oscuro al decidir huir de la zona del accidente. Un personaje que no nos resultará nada simpático desde un principio y del cual nos sorprenderá la supuesta indiferencia con la que se ha tomado el incidente. Todo lo contrario de lo que pasa con Jane, su novia, retratada como una mujer fuerte, a la que le atormenta bastante lo que han hecho y que no cesará en su empeño por descubrirá verdad, una verdad que le hará más daño que el propio fantasma.

La atmósfera que se respira en Shutter es inquietante, con esa ambientación en espacios oscuros donde estás seguro que algo malo va a pasar, pero no sabes por dónde te va sorprender. La tensión que se respira en el ambiente es tal, que puede hasta palparse y alguna de las apariciones del fantasma es escalofriante. Más que producir miedo, lo que esta película consigue es que la inquietud y el desasosiego nos calen hasta los huesos.

Aunque como os he comentado antes, el guion de la película no es muy original, está todo tan bien hilado, con esas pequeñas pistas que nos van mostrando tan sutilmente a lo largo de toda la historia como la de la mantis religiosa o la de la báscula hospital que, sin duda, el resultado es sublime y le hace ganar enteros a esta propuesta.

Como era de suponer, dado el éxito de taquilla de Shutter en Tailandia y otros países, se llevaron a cabo hasta tres remakes: Sivi (2007) en la India, Shutter (2008) en los EEUU, como no, y Click (2010) en Indi. Vamos, que a los espectadores hindúes les debió encantar una película centrada en las fotografías de espíritus.

Y no os puedo contar mucho más sin caer en spoilers que os echarían a perder una de las mejores bazas con las que cuenta esta película: su final. Sin duda, una de las grandes películas del cine tailandés del s. XXI, que nos está aportando innumerables joyas y que con todas las que os he nombrado yo en esta crítica, me temo que tenemos bastante trabajo por delante. Creo que esta cinta le gustará a todo el mundo que no esté buscando una historia totalmente original o con grandes dosis de sangre, porque aquí no lo va a encontrar. Pero de lo que sí vamos a disfrutar es de una atmósfera sobrenatural y escalofriante que resulta muy convincente y de una conclusión sublime que no se os olvidará nunca. Una película que requiere de la inteligencia del espectador para apreciar todos estos pequeños detalles que antes os comentaba y que la convierten en una propuesta especial y altamente disfrutable.


  

viernes, 23 de septiembre de 2016

LA CUARTA FASE (2009)




No sé si a vosotros os gustan tanto como a mí las listas de películas, en plan: Los mejores Slashers, Las mejores películas del género del s XXI, Las 10 mejores películas de terror psicológico,… Yo es que es ver una de estas listas y lanzarme en picado a ver si no he visto alguno de los títulos porque promete ser casi una apuesta segura para un #FrightFriday de auténtico lujo. Suelo estar muy pendiente de la web El Horror porque constantemente están publicando listas de todo tipo dónde encuentro verdaderas joyas cinéfilas y éste fue el caso de La Cuarta Fase, incluida en su listado de Las 8 Mejores Películas de Terror para No Dormir. Y es que si nos dicen que son las mejores, ¿cómo nos las vamos a perder?.

Si cuando la semana pasada os decía que era más probable que algún ser marino extraño sembrase el pánico en una de nuestras playas a que nos tuviésemos que enfrentar a un extraterrestre, me hubiese escuchado la protagonista de esta cinta, me hubiese partido la cara seguro, jejeje. Y es que si en Encuentros en la Tercera Fase (1977), Steven Spielberg nos mostraba un primer contacto con los alienígenas, en La Cuarta Fase, subimos un nivel y tenemos abducciones que parecen estar sacadas de una película de posesiones demoniacas.

En Nome, una ciudad al oeste de Alaska, sus habitantes están experimentando una serie de extraños sucesos que perturban sus sueños cada noche. Abigail Tyler es la psicóloga que, mediante hipnosis, intenta indagar en la mente de sus pacientes para encontrar la raíz de su problema pero, lo que descubrirá es lo más aterrador a lo que se ha enfrentado nunca y es que sospecha que todos ellos están siendo víctimas de abducciones alienígenas mientras duermen.  

Esta fue la película con la que Olatunde Osunsanmi, guionista y director de La Cuarta fase, logró la fama entre los fans del fantástico y del terror. Su ópera prima fue Within (2005), donde unos exploradores se pierden en una cueva de Rusia y algo o alguien les va dar caza. Vamos, lo que vendría siendo una versión pésima, porque las críticas que recibió fueron lamentables, de la maravillosa The descent (2005). Después de su tercer largometraje, Evidence (2013), se ha sumergido casi exclusivamente en el mundo de las series de televisión.

La Cuarta Fase comienza con lo que se llama una ruptura de la cuarta pared en la que Mila Jovovich, se presenta a la audiencia como la actriz que va a interpretar a la Dr. Tyler en la dramatización que estamos a punto de ver, sobre los sucesos “reales” ocurridos en Nome en el año 2000. La película cuenta con documentos visuales: Entrevistas con la "verdadera" Dra. Tyler o videos de las sesiones con sus pacientes,  que intentan corroboran el carácter “real” de los hechos que se relatan. Para que lo entendáis mejor, pretenden mostrarnos un formato parecido al que se utiliza en esa gran serie, Crímenes imperfectos (1996 - ), en la que se mezclan imágenes reales con la representación de los crímenes por parte de actores. Seamos sinceros, esta serie engancha y si la pillamos en algún zaping, nos quedamos viéndola, que si no, no llevarían 20 años en antena, jejeje. Volviendo a la película, en esta pequeña introducción que nos hace la Jovovich al video que estamos a punto de ver, también nos indica que el creer o no en los hechos que se relatan en la cinta, sólo depende de nosotros mismos y de nuestras creencias. Sin duda, los esfuerzos que se han tomado para que veamos esta película como un documental verídico son mayúsculos y me ha parecido un formato bastante original, que no aburre en ningun momento.

Es verdad que si nos tomásemos este película como un documento real, se producen algunas incongruencias porque supongo que el que una psiquiatra muestre al público, los videos de sus sesiones de hipnosis con sus paciente para demostrar la existencia de abducciones extraterrestre, debe de ir en contra de su juramente hipocrático o algo, ¿no os parece?

En cuanto al reparto, hay que decir, por si todavía no ha quedado suficientemente claro, jeje, que todos son actores y que nadie es un personaje real. Como ya os he comentado antes, la película esta protagoniza por una espectacular Mila Jovovich, que resulta bastante convincente en su interpretación de esta doctora cuyo estado psicológico va deteriorándose a medida que avanza la película. En su versión “real”, la encargada de dar vida a esta psicóloga, unos años después de que los sucesos tuviesen lugar, es Charlotte Milchard y, por su aspecto físico, parece más bien la víctima de una posesión demoniaca que está a punto de sufrir una crisis ante nuestros ojos, jeje. Completando al elenco tenemos a secundarios de la talla de Will Paton o Elias Koteas

Como es lógico, la campaña de marketing de La Cuarta Fase se centró en publicitar que la historia estaba basada en hechos reales. De hecho, Universal Pictures pagó a algunos periódicos de Alaska e incluso creo una web de noticias falsas para que contribuyesen a la promoción de la película. Esta estategia tan arriesgada provocó que el Club de Prensa de Alaska interpusiese una demanda contra la productora. Además, la cinta causó un gran malestar entre la población de Nome porque es un lugar en el que se han producido desapariciones, pero más relacionadas con el alcoholismo y las bajas temperaturas que con presencias alienígenas.

El título de la película está basado en el sistema de clasificación inventado por el ufólogo estadounidense, Josef Allen Hydek, para catalogar los encuentros con extraterrestres. Hydek estableció sólo las tres primeras fases pero, posteriormente, se añadieron más, entre la que se encuentra la del título:
  •          Primera fase: Avistamiento
  •          Segunda fase: Evidencias
  •          Tercera fase: Contacto
  •          Cuarta fase: Abducción

A mí, personalmente, esta película me sorprendió mucho porque no es una temática o un formato que me entusiasme demasiado, pero consiguió engancharme desde el minuto uno. Digamos que tiene una trama y una atmósfera embriagadora muy similar a la que se transmitía en cada uno de los capítulos de Expediente X (1993-2002) y no me hubiese extrañado nada que, de repente, hubiesen aparecido por allí Mulder y Scully para salvar la situación, jejeje. En resumen, una película diferente, inquietante y muy recomendable porque aunque la temática alienígena no sea de vuestra favoritas, os gustará ya que recordar que está en nuestras manos aceptar que las abducciones alienigenas son la causa que provoca los problemas de los cuidadanos de Nome, el pueblo ficticio, claro, que no quiero disgustar a ningun habitante de esta ciudad, jeje.


martes, 20 de septiembre de 2016

IN THE DEEP (2016)


No hay nada como una película de animales mortíferos para recordar esas añoradas noches de verano y si es una de tiburones, de esas que te dejan sin aliento, la noche promete ser inolvidable. Es curioso como muchas veces el cine está más interesado en mostrarnos amenazas que vienen de planetas o galaxias desconocidas, cuando el 70% de nuestro planeta está formado por agua y el hombre solo ha explorado el 5% de ese inmenso territorio. Así que, ¿no os parece que los océanos son esos grandes desconocidos y que los tenemos muy cerca de nosotros? Inquietante, ¿verdad? Por lógica es más probable que algún ser extraño que surja del mar o se arrastre por la playa nos ataque, a que un extraterrestre, que primero tiene que contar con la tecnología necesaria para llegar a la Tierra, suponga una amenaza.

Antes de ver In the Deep no sabía qué película se llevaría el galardón a la mejor cinta de tiburones del verano, porque Infierno Azul de Jaime Collet-Serra me había gustado bastante. Seguramente, para sorpresa de todos aquellos que no leyesen mis impresiones en twitter, la ganadora fue esta pequeña película británica, que consiguió angustiarme como pocas y provocó que me revolviese en el sillón durante sus 87 minutos de metraje.

Lisa y Kate son dos hermanas que se van de vacaciones a México para intentar superar la ruptura amorosa de la primera. Una noche de risas y alcohol conocen a unos chicos de la zona que les proponen una actividad diferente: bañarse con tiburones blancos en una jaula. Kate, la más atrevida de las dos, consigue convencer a su hermana y juntas se embarcan en una aventura que acaba convirtiéndose en una terrible pesadilla cuando el cabestrante que sostenía la jaula, se rompe y aterrizan en el fondo marino, a 47 metros de profundidad.

Para Johannes Roberts, co-guionista y director de la película, esté es su segundo largometraje del año, tras presentarnos en primavera The Other Side of the Door (2016) que no recibió muy buenas críticas.  Sinceramente, estas malas opiniones me producen una pereza horrible a la hora de enfrentarme a ella, pero tendré que hacerlo si a finales de año quiero traeros la típica lista con lo mejor y lo peor del año, que no os imagináis el sacrificio que supone, jejeje.

La cinta está protagonizada por Mandy Moore, más habitual en comedias y dramas románticos que en películas de género y por Claire Holt, a la que hemos visto con más frecuencia en televisión, donde ha participado en varias series como Pretty Little Liars (2011), Crónicas Vampíricas (2011-2014) o, en la más reciente también con chupasangres, The Originals (2013-2016). Las personalidades de las dos hermanas son tan diferentes como la noche y el día y esto determinará las decisiones que les conducen a esta situación tan extrema. Aunque ellas dos son las que llevan todo el peso de la película durante todo el metraje, también cabe destacar la pequeña participación de Matthew Modine que, después de una temporada relegado a TV movies y cortometrajes, ha resurgido con más fuerza que nunca.

Aunque me he referido a In the Deep como la mejor película de tiburones del verano, los escualos son sólo un problema añadido a todos a los que se enfrentan estas dos hermanas. Por un lado, no saben si los responsables de la excursión, que no contaba con ningún tipo de permiso o seguro, les van a ayudar o se van a desentender de ellas, el oxígeno con el que cuentan es muy limitado y no tienen más bombonas de repuesto,… Además, no hay que olvidar que toda la trama se desarrolla a 47 metros de profundidad, donde sólo alcanzan a ver los que les permite el único foco del que disponen. Esto es sólo una pequeña parte de lo que les espera a nuestras intrépidas protagonistas, así que prepararos para vivir una experiencia angustiosa y claustrofóbica como pocas.

Considero que para estar hablando de una película de bajo presupuesto, Roberts ha sabido aprovechar muy bien los recursos con los que contaba. El diseño de los tiburones, una mezcla entre efectos prácticos y CGI, funciona a la perfección porque en todo momento parecen reales y las pocas veces que aparecen en pantalla, acojonan y mucho, jejeje.

Como ya pasó en Infierno Azul, el punto más controvertido de esta película ha sido su final, que no ha funcionado a todo el mundo. En el caso de la superproducción americana yo sí que estuve de acuerdo en que su conclusión echa a perder la película, pero no me parece que sea el caso de In the Deep. A mí me funcionó el final que nos proponen e incluso me gustó porque, aunque que me estaba resultando un poco raro lo que estaba sucediendo, no vi venir el giro que iban a tomar los acontecimientos. Así que quiero vuestras valoraciones al respecto cuando veías las películas, que la cosa tiene miga para rato, jejejeje.

Una cosa muy curiosa que ha pasado con la distribución de esta película es que tan sólo una semana después de su estreno en DVD y en VOD (2/08/16), Freestyle Media se hizo con los derechos para proyectarla en las salas de cine en el 2017. Es una gran noticia ya que considero que esta pequeña producción tiene todos los ingredientes necesarios para que los espectadores pasen un mal rato y se vayan satisfechos de la sala de cine que, desgraciadamente es algo que últimamente no es tan habitual. Espero que la disfrutéis y que me digáis cuál ha sido para vosotros la película de tiburones del verano, que no hay que olvidar que también tuvimos el estreno de Sharknado: que la 4ª te acompañe (2016) (sin comentarios, jejeje).

Vamos con los Miedos que os indicaba en la entrada sobre los trailers que albergaba sobre esta película:


  •      Que la propuesta termine siendo igual de descafeinada que el anterior trabajo de Roberts. (Error) Como antes os he comentado no he visto The Other Side of the Door, pero esta propuesta de descafeinada y aburrida no tiene nada, eso os lo puedo asegurar.
  •      Que al aparecer durante la mayor parte del tiempo sólo dos personajes y en un entorno tan reducido, haya partes que resulten aburridas, ya que mantener un cierto grado de tensión en estas condiciones no es  tarea fácil. (Error) Ya lo comprobareis por vosotros mismos pero el grado de tensión y angustia en esta película es mayúsculo.
  •      Que una de las protagonistas sea Mandy Moore, que no puede tener una imagen más edulcorada y ñoña pero bueno, si como decíamos antes Daniel Radcliff lo consiguió, ¿por qué no Moore? (Error) No es que su actuación sea de Oscar, pero no desentona con el tono de la película y resulta convincente. ¡Mandy!, sigue por este camino.

jueves, 15 de septiembre de 2016

BEFORE I WAKE (2016)


Cuando una película se pone de moda, las redes sociales y los blogs no paran de hablar de ella y en mí suele producirse un efecto de saturación que me quita las ganas de verla durante una temporada. Esto es algo que estoy intentando evitar porque, normalmente, si tanta gente habla de una producción es porque ésta merece la pena y ya me ha pasado en alguna ocasión que, una vez superado este ligero “trauma” inicial y haberla visionado, me ha encantado. Éste fue el caso de la genial Lo que hacemos en las sombras (2014), de la claustrofóbica Así en la tierra como en el infierno (2014) o de la maravillosa The Final Girls (2015). Así que ya os iré contando por mi cuenta de twitter (@justaida3) con qué películas estoy teniendo este problema porque seguro que van a merecer la pena y así vosotros podéis disfrutarlas en su momento y no un año después como yo, jejeje. Lo bueno de todo esto es que una va aprendiendo de sus errores y en el caso de Before I Wake (2016) no me he demorado tanto en su visionado, aunque también tengo que reconocer que, a pesar de que me gustado bastante, no es tan increíble como las que he mencionado anteriormente.

Uno de los factores que favorecieron que viese esta película fue su guionista y director, Mike Flanagan. En los últimos años, Flanagan se ha labrado un nombre en el cine de género gracias a títulos como Absentia (2011), Oculus (2013) o su último trabajo producido directamente por Netflix, Hush (2016). Aunque el estreno de Before I Wake estaba previsto para 2015, numerosos problemas, entre ellos la declaración en bancarrota de su distribuidora americana, Relativity Media, han retrasado el estreno de esta película. El titulo original de la cinta era Somnia y junto a Absentia y Oculus formaría, según Flanagan, una trilogía no oficial sobre el dolor en todas sus variantes.

Jessie y Mark son un joven matrimonio que tras haber perdido a su hijo pequeño, deciden adoptar a Cody, un niño que tras perder a su madre no ha encontrado a los padres adoptivos adecuados. Todos parecen estar muy felices y adaptarse perfectamente a la nueva situación, hasta que Cody se duerme. Los sueños del niño parecen trasladarse al mundo real y esto no sería un gran problema sino fuese porque los niños de 8 años también sufren horribles pesadillas…

Esta película es como un cuento fantástico al más puro estilo del Laberinto del Fauno (2006) y el principal error de la campaña publicitaria ha sido venderla como una película de terror que no es. No olvidemos que la cinta ha recibido una clasificación PG-13 (menores de 13 años acompañados) por parte de la MPAA así que, como es de suponer, las muestras de terror son mínimas pero esto no desfavorece a la película para nada. Esta campaña de marketing no contaba con el beneplácito de Flanagan que prefiere describir su película como un drama fantástico, y eso es lo que es exactamente, el drama que viven todos los protagonistas implicados en la historia y cómo cada uno de ellos gestiona ese dolor.  

Destaca un reparto de caras conocidas encabezado por Kate Bosworth y Thomas Jane. Sinceramente, Bosworth no me gustó mucho en su papel porque considero a esta actriz bastante inexpresiva y en su actuación en Before I Wake no me resultó mucho más creíble que habitualmente. Durante la mayor parte de la película se muestra fría y bastante distante de la situación que está viviendo, como si nada calase en su interior pero, en la última parte, se produce un cambio radical en su persona y se convierte en una madre desesperada, capaz de todo por recuperar a Cody. Por el contrario, Jane sí que me convenció y eso que cada vez que veo a este actor no puedo borrar su imagen de hombre rudo en The Punisher (2004), pero la verdad es que su interpretación de amante padre y esposo es creíble y bastante correcta. Pero ninguno de los dos tiene nada que hacer frente al talento y la dulzura del joven Jacob Tremblay, que consiguió encandilarme con su actuación y me recordó que todavía no he visto La habitación (2015), película posterior a ésta, pero que se estrenó con anterioridad y por la que obtuvo un gran reconocimiento de crítica y público.

Uno de los aspectos que más llaman la atención de la película es la potencia visual de las imágenes que valiéndose de la recreación en el mundo real de los sueños del niño, nos adentra en un mundo mágico inundado de mariposas de colores, de entornos bucólicos que representan los sueños de unos padres, que vuelven a revivir la etapa más feliz de sus vidas.

Bajo mi punto de vista, lo que más flojea en la película es su conclusión. La explicación que nos dan ante el origen y la existencia del monstruo está bastante bien hilada, pero no así las consecuencias de sus actos. Este monstruo se ha llevado, no sabemos muy bien dónde, a varios de los seres queridos de las familias que han acogido a Cody pero, al descubrir cuál es la verdadera naturaleza de este ser, no queda muy claro el paradero de estas personas, sobre todo de una.  No quiero concretar más, para no caer en spoilers, pero estoy segura que cuando veáis la película sabréis a qué me refiero y entenderéis por qué pienso que era necesaria esa explicación.

A pesar de este pequeño fallo, Before I Wake me gustó y me mantuvo bastante enganchada al devenir de los sueños y pesadillas de Cody. No es para nada una película de terror, ni una versión actualizada del villano de los sueños por excelencia, el inigualable Freddy Krueger. Así que si esto es lo que estáis buscando, no creo que esta cinta sea de vuestra satisfacción. Por el contrario, si la ausencia de sangre no es algo que os frene demasiado, seguramente disfrutareis con este thriller sobrenatural y con su embriagadora puesta en escena.

jueves, 8 de septiembre de 2016

THE HORROR IS COMING (3)



Qué bien se está de vacaciones, ¿verdad? Pero la playa, el chiringuito y esos cócteles a la orilla de mar ya han quedado atrás o por lo menos para la gran mayoría que ya ha vuelto a la rutina con el inicio del mes de Septiembre. Pero nosotros, los horror lovers, no vamos a caer en depresiones postvacacionales ni nada por el estilo porque el otoño es la estación del terror por excelencia. No sólo la mayor parte de los festivales de cine de terror y fantástico tienen lugar en esta época: Sitges (7-16 Octubre), San Sebastián (29 Octubre - 4 Noviembre), Fancine de la Universidad de Málaga (9-17 Noviembre) o Molins de Rei (11-20 Noviembre), sino que también se celebra el día en el que la línea que separa el mundo de los muertos y los vivos desaparece: Halloween. Y, por si esto fuera poco, la agenda de estrenos para los próximos meses viene bastante cargadita y, como siempre, os propongo los que a mí me han despertado un mayor interés o, para que no entendamos mejor, los que me han puesto el hype por las nubes. Así que espero que hayáis descansado y recobrado fuerzas porque con todo lo que nos espera, las vais a necesitar…

JACK GOES HOME



El, hasta ahora, único tráiler de la película vio la luz la última semana de Agosto y, como era de suponer, twitter estaba que ardía con la noticia, así que no tarde mucho en lanzarme a verlo. Tengo que reconocer que me sorprendió porque es de esos trailers que te ponen la miel en los labios, pero no te destripan toda la película, así que para no tentar a la suerte no veré más si los hacen.

Jack vive felizmente con su prometida, esperando el nacimiento de su primer hijo, cuando le comunican que sus padres han sufrido un terrible accidente. Su padre ha fallecido y Jack, preocupado por el estado de su madre, decide volver a casa para ayudarla en estos difíciles momentos. Sin embargo, una vez allí, encontrará unas extrañas cintas que le revelarán los oscuros secretos y mentiras que su familia ha ocultado durante años y que tirarán por tierra todos sus recuerdos. Estas impactantes revelaciones y la difícil relación con su madre están minando la lucidez de Jack que cree estar perdiendo la razón.

Thomas Dekker, un conocido actor de películas de género como Laid to Rest (2009), Pesadilla en Elm Street (2010) o Fear Clinic (2015) es el responsable del guion, la producción y la dirección de esta película. Éste es su segundo trabajo como director tras su ópera prima Whore (2008) en la que retrataba en lado oscuro del sueño de Hollywood (similar a lo que nos proponían en Starry Eyes (2014))

Jack Goes Home cuenta con un reparto muy atractivo encabezado por el hermanísimo de Solo en casa (1990), Rory Culkin, que con esos ojos saltones y esa mirada melancólica, ya me da bastante mal rollo. Interpretando a su madre tenemos a Lin Shaye, una actriz más que habitual en el cine de terror actual y que seguro que recordareis de Insidious I, II y III. La verdad es que me sorprendió no verla interpretando a la abuelita de La Visita (2015), porque se suele llevar de calle todos los papeles de anciana un poco turbia en el cine de género. Actualmente, cuenta con varias películas en fase de post-producción, entre las que destaca la secuela de Ouija, dirigida por Mike Flanagan y que verá la luz el próximo 28 de Octubre. Britt Robertson, Nikki Reed y Natasha Lyonne completan este gran elenco.

La propuesta destaca principalmente por el cambio psicológico tan brusco que va a sufrir el protagonista al ir enterándose de la verdad sobre su familia y hay momentos en los que nos distinguiremos si está cayendo en la locura o si en la casa familiar hay presencias paranormales que intentan acabar con su razón. Así que la verdad es que no sé muy bien por donde irán los tiros, pero de momento tengo curiosidad por saber lo que oculta la familia de Jack y ver a Lin Shaye en acción ya que lo que más me ha acojonado del tráiler.
 

Mis Miedos:

·         Que la película haya querido mezclar demasiados elementos: thriller, locura, drama, apariciones.
·         Que el tráiler sea lo mejor de la película (que por desgracia, a veces pasa, jejeje)
 
Estreno 14 de Octubre cines USA
 

SHUT IN
 
 

Éste es uno de esos títulos que tienen toda la pinta de ser películas de terror mainstream encabezadas por una actriz conocida, hechas para el gran público y para recaudar dinero a espuertas.  Pero no por ello tienen que dejar de ser disfrutables, o ¿no lo fue Insidious (2010), Sinister (2012) o The Conjuring (2013)?  

Mary es una psicóloga infantil que vive aislada en su casa de Nueva Inglaterra, junto a su hijo adolescente que se encuentra en estado vegetativo. Durante un tiempo, la doctora acogerá en su casa a un niño con problemas tras la muerte de su madre y cuando se decide su traslado, el chico desaparece en medio de una fuerte tormenta. Las autoridades le dicen que es imposible que el niño haya sobrevivido pero, a partir de ese momento, Mary empezará a sufrir extrañas pesadillas que le impiden distinguir entre sueño y realidad.

Segundo largometraje del director Farren Balckburn que cuenta con una extensa carrera en la televisión, en series como Doctor Who (2011, 2013), mi adorada Luther (2013) o la gran venerada por el Bloody Prince, Daredevil (2015). El guion de la película es obra de Christina Hodson y apareció en la Black List de 2012, esa lista que selecciona los mejores guiones no producidos del año. Aunque sea muy poco a poco, estos guiones van saliendo a la luz ya que como pudimos ver éste también fue el caso de los guiones de Infierno Azul (2016) o la pendiente de estreno Morgan (2016).

Naomi Watts da vida a esta psicóloga infantil y, la verdad es que ya la echábamos de menos por el cine de género tras su sonado éxito con The Ring (2002) y sus apariciones en Funny Games (2007) y Detrás de las paredes (2011). Acompañándola tenemos a Charlie Heaton, al que descubrimos este verano en la maravillosa Stranger Things (2016) como el hermano mayor del desaparecido Will Byers y al pequeño Jacob Trembley, al que últimamente tengo muy presente, ya que este verano tuve la oportunidad de verlo en Before I wake (2016). También hay que destacar, la siempre inestimable participación de Oliver Platt.

Aunque me puedo imaginar cuál va a ser el misterio de esta película, tengo ganas de verla porque suelo disfrutar bastante con los thriller con carga sobrenatural y si como en éste caso hay niños chungos de por medio, eso le da un punto extra. Además, siempre es un placer disfrutar del gran trabajo que nos suele ofrecer Naomi Watts en todas sus películas y también quiero descubrir el lado turbio del encantador y adorable Jacob Trembley, al que os recomiendo que escuchéis en versión original porque enamora.
 

Mis miedos:

·         Que como os he comentado haya descubierto antes de tiempo cuál va a ser el quiz de la película y nada me sorprenda, ni sobresalte.
·         Que sea un blockbuster normalucho, sin demasiada miga, hecho simplemente para recaudar dinero, aprovechando el reciente éxito del cine de género en taquilla.
 
Estreno el 11 de Noviembre cines USA
 

UNDER THE SHADOW



Es raro encontrar una película iraní de terror, pero Under the shadow promete convertirse en la gran sorpresa del cine de género de este año. A pesar de que esta cinta todavía no se ha estrenado en la salas, sí que se ha paseado por numerosos festivales desde principios de año, donde ha recibido muy buenas críticas. Incluso, se la ha llegado a comparar con la aclamada Babadook (2014), así que no podemos perdérnosla.

En el Teherán de 1988, en pleno conflicto entre Iran e Irak, Shideh y su hija Dorsa se quedan solas en casa cuando su marido, médico de profesión, es enviado al frente. Aparte de tener que escapar de las bombas, en un momento en el que todo el mundo está huyendo de la ciudad, madre e hija tendrán que enfrentarse a una presencia maligna que parece haberse instalada en la vivienda.

Ópera prima de Babak Anvari, que también firma el guion, tras haber dirigido varios cortos.   
Estamos frente a una película de fantasmas y casas embrujadas con una niña de por medio, que aunque ella no parece ser el origen del terror, seguro que nos tendrá guardado más de un susto importante. Una de las cosas que más me ha gustado de Under de Shadow es su estética, muy personal y minimalista, lo que contribuye a dotarla de un carácter realista muy interesante. Tengo la impresión de que para conseguir meternos totalmente en la atmósfera tan embriagadora que esta película nos propone, sería ideal verla solos en casa por la noche, sin ningún tipo de distracción, ¿no tenéis vosotros esa misma sensación tras ver el tráiler?

Se ha extendido el rumor que XYZ Films y la británica Wigwam Films ya han comprado los derechos para hacer un remake, ya que claro, deben considerar que la población anglosajona es demasiado lerda para leer subtítulos y entender una película de terror iraní, cuando el miedo es algo universal. Así que por lo que se ha filtrado, la idea es situar esta nueva versión en el Blitz, el bombardeo sufrido por el Reino Unido a manos de la Alemania nazi entre 1940 y 1941. Ya veremos si este proyecto llega a buen puerto pero, de momento, estoy deseando disfrutar de esta cinta iraní que sinceramente, es una de las que más ganas tengo deber de toda la lista.
 

Mis miedos:

·         Que el tráiler, demasiado extenso para mi gusto, revele la mayor parte de los momentos impactantes de la película. Si sois de los que tenéis una gran fuerza de voluntad, os invito a que no lo veáis y adentréis en esta película totalmente a ciegas.
 
Estreno el 30 de Septiembre en cines del Reino Unido y el 7 de octubre en USA.
Netflix cuenta con los derechos de la película, así que pronto podremos disfrutar de la versión doblada en nuestro país.

 


THE GIRL WITH ALL THE GIFTS

 

Esta es una de las películas de las que empecé a oír hablar a raíz de haber sido seleccionada para la edición de este año del Festival de Sitges y para el de Molins de Rei, al que intentaré volver de nuevo este año. Puede que ya muchos de vosotros estéis saturados de tanto zombi, pero a mí la verdad es que, si el producto es de calidad, es un género que me sigue encantando y con el que sigo disfrutando de lo lindo. Además, esta cinta parece mostrarnos la epidemia zombi desde una nueva perspectiva, con un nuevo tipo de infectados que sólo parecen manifestar los síntomas cuando están muy cerca de un ser humano.

Esta coproducción britanico-americana nos sitúa en un futuro distópico en el que la mayor parte de la humanidad ha sido asolada por un extraño hongo que convierte a las personas en seres sedientos de carne humana. Melanie y un grupo de niños infectados que parecen no manifestar los mismos deseos de devorar seres humanos, están siendo objeto de estudio en unas instalaciones militares porque se piensa que ellos guardan la clave para hallar una posible cura a la pandemia.

La cinta ha sido dirigida por Colm McCarthy para el que esta película supone su segundo largometraje, después de una dilatada carrera en el mundo de la televisión donde ha dirigido varios capítulos para: Doctor Who (2013) o Sherlock (2014) y en el caso de Peaky Blinders (2014) toda la segunda temporada. La película está basada en la novela homónima de M. R. Carey que también se ha encargado de adaptar el guion.

The Girl with all the Gifts cuenta con un gran reparto encabezado por Gemma Arterton y Glen Close, que estarán acompañadas por la que parece ser la gran protagonista de la película, Melanie, interpretada por Sennia Nenua. Un dato curioso sobre los personajes es que en el libro se describe a Melanie como una niña rubia de ojos azules, mientras que el personaje al que interpreta Arterton seria tal y como es Melanie en la película. ¿A qué se habrá debido este cambio? En fin, sólo las productoras sabrán cuáles son sus intereses a la hora de cambiar a un personaje de raza, una práctica que parece estar incrementándose últimamente.

Me ha parecido interesante ver cómo tienen a los niños controlados para recibir clases, atados a sillas de ruedas y ver de lo que éstos pueden ser capaces. En definitiva, una cinta de zombis en la que se mezclan, la acción y el drama, envuelto en un aura de desolación y desesperanza que ya se atisba en lo poco más de dos minutos que dura el tráiler.
 


Mis miedos:
·         Que el desarrollo de la trama tenga demasiado momentos lentos y termine convirtiéndose en un aburrimiento.
·         Que no haya suficientes ataques zombis como para que los amantes del género no veamos satisfechos.  

Estreno el 23 de Setiembre en cines del Reino Unido.
Podrá verse en el Festival de Sitges fuera de Competición y en el Festival de cine de terror Molins de Rei.
 
 

PET
 

Ésta es una de esas películas que puede que no sea tan conocida como las anteriores pero que, sin duda, puede convertirse en la sorpresa del año. En el caso de Pet, lo único que existe es un teaser, que nos muestra una escena concreta de la película. Por mí como si ya no muestran nada más, que, últimamente, a las productoras, en su afán por intentar vender su producto, el tema de los tráilers se les está yendo un poco de las manos. Para ejemplo, el tráiler de La chica del tren (2016) que pusieron en el cine antes de ver la maravillosa No respires (2016), me pareció insultante. Me dejaron muy clara cuál iba a ser toda la trama y algún que otro giro argumental, robándome así la oportunidad de disfrutar de un thriller como hay que hacerlo, vírgenes de todo conocimiento. La verdad es que viendo la tónica que están adquiriendo los tráilers, cada día soy más partidaria de que no los pongan en el cine porque a ver si por comprar la entrada para ver una película me van a tener que destripar otras tres o cuatro.

Pet llamó mi atención tras su paso por el Fright Fest de Londres, festival al que me gustaría acudir alguna vez en mi vida y en el que recibió una gran acogida por parte del público y la crítica que la situó entre las mejores películas de esta edición.

Seth es un chico solitario que trabaja en un refugio de animales y lleva tiempo enamorado de Holly, una antigua compañera del colegio. Después de varios intentos de acercamiento fallidos, la obsesión de Seth se va convirtiendo en acoso, hasta el punto de que la última vez que Holly le rechaza, decide raptarla y encerrarla en una de las jaulas de su trabajo.

La película es una coproducción hispano-norteamericana dirigida por el español Carles Torrens que lleva afincado en los EEUU desde los 18 años. Para Torrens éste es su segundo largometraje tras Emergo (2011), película de la que he oído hablar pero que no he visto todavía. También ha realizado varios cortos y el último, Sequence (2013), que podéis ver en Vimeo, ha recibido varios premios en numerosos festivales. El guion es obra de Jeremy Slater conocido por haber sido el guionista de Los cuatro fantásticos (2015) y El efecto Lázaro (2015). También es el responsable de la última adaptación a la pantalla de una película de culto, me refiero a la serie sobre El exorcista que tiene previsto su estreno en Fox el próximo 23 de Septiembre. Además, que este hombre no para ni un minuto, está participando en el guion de la película que mi adorado Adam Wingard prepara para el 2017 sobre el popular manga Death Note.

La cinta está protagonizada por Dominic Monaghan al que recordareis por su participación en Perdidos (2004-2010) y la saga de El Señor de los anillos. Su personaje en esta película está bastante alejado de la imagen que hasta ahora nos ha mostrado Monaghan en la gran pantalla y, según se ha filtrado, está soberbio. La chica, fruto de su obsesión, está interpretada por Ksenia Solo, a la que hemos podido ver en Cisne negro (2010) o en series como La reina de las sombras (2010-2015) o Orphan Black (2015). Tengo muchas ganas de ver el enfrentamiento de estos dos personajes y ver cómo se devuelven en sus nuevos papeles de cazador y presa o puede que no sea así…

He intentado no leer mucho sobre la película ya que tras su paso por el SXSW y el Fright Fest ya hay varias críticas rondado por ahí, pero lo que he extraído de todas ellas es que Pet es una película en la que nada es lo que parece, que cuenta con numerosos giros que no esperamos y que no defraudará a nadie.

Mis miedos:

·         Que después de todos los elogios que ha recibido la película y de que mi hype se haya elevado por las nubes, la cinta no resulte ser tan impactante como espero que sea.

·         Que los actores no estén a la altura de un duelo interpretativo que nos deje pegados en el asiento.

·         Que no sea capaz de mantener un nivel de tensión aceptable durante todo el metraje, con tan solo dos personajes en pantalla.

Podrá verse en el Festival de Sitges fuera de Competición.