jueves, 30 de abril de 2020

ABRIL SINIESTRO






QUÉ VER




MEJORES PELÍCULAS/SERIES DEL MES: (Podéis consultar todo lo que he visto en mi cuenta de Letterbox)


  • Poltergeist (1982): Me encantó redescubrir esta joya del cine de terror que llevaba años sin ver y reencontrarme con la adorable Carol Anne y la médium molona, Tangina Barrons. Una película referente para toda una generación a la que se le quedo grabado a fuego esa frasecita: "Ya están aquí...."
  • Psycho II (1983): Me sorprendió mucho encontrarme con que una de las películas cumbres de la historia del cine, tenía una secuela muy digna y raras veces recordada. Trascurre 22 años después de los hechos acontecidos en la película de Hitchcock y en ella vemos el desarrollo de la mente perturbada de un asesino que en esta película se convierte en la víctima.
  • Operazione Paura (1966): Llegué a esta película de Mario Bava gracias al podcast sobre fantasmas en el cine que hizo Marea Nocturna y que más abajo os recomiendo muy fuerte. Una cinta sobre la maldición y la paranoia que asola a un pueblo y el fantasma vengativo de una niña. La puesta en escena es soberbia con esos paisajes lúgubres, cubiertos por la niebla o el humo, castillos llenos de telarañas con escaleras de caracol infinitas, cementerios de lo más tétricos, ... Una autentica delicia para los amantes del terror gótico. 
  • What we do in the shadows (2019-   ) A la publicación de esta entrada, la segunda temporada todavía está en emisión en HBO. Disfruté muchísimo con la primera temporada de este grupo de vampiros adaptados, a su manera, a la vida moderna y con la multitud de situaciones absurdas y conversaciones que les van surgiendo. Hay un episodios que supone un homenaje a los vampiros modernos que es para levantarse y aplaudir muy fuerte. La segunda temporada está siendo incluso mejor que la primera y no paro de reírme. La verdad es que su formato en episodios de media hora, la hace muy asequible y ágil.


TRAILERS QUE ME HAN VOLADO LA CABEZA:

  • THE WRETCHED: 1/05 (VOD)



  • CANDYMAN: 25/09




  • TWO HEADS CREEK: Verano 2020 (VOD)




VÍDEOS  DE YOUTUBE INDISPENSABLES:

  • RottenMind: 5 Documentales que no podrás creer. Pues la verdad es que por lo que nos cuentan Rotten y Sinkope tienen pinta de ser unos documentales bastante rarunos y sólo por eso ya despiertan mi curiosidad. Al final tendré que ver Tiger King y seguramente luego me encantará, pero cuando a algo se le da tanto bombo, lo que me acaba produciendo es rechazo. También me ha parecido muy interesante I love you, now die y necesito saber con urgencia qué pasa con esta extraña pareja.




  • Spooky Astronauts: 20 Hidden Gems/Underrated Asian Horror Movies. Hace unas semanas, Emma hizo una encuesta para que sus seguidores eligieran cuáles eran las mejores películas de terror asiáticas. Como las elegidas fueron títulos bastante conocidos y muy pocas cintas previas a los 90, días después, nos trajo esta selección, mucho más jugosa, con recomendaciones no tan conocidas y que es muy posible que provoquen un respiro en mi fiebre de terror ochentero.



  • Sensacine: Las mejores películas de Terror. TOP 30. El crítico de cine que más me inspira, con el que más aprendo y que siempre lleva las camisetas mas molonas, sí, Alejandro G. Calvo, nos trajo su selección de las mejores películas de terror de todos los tiempos. La mayor parte son clásicos, pero tanto a mi, como a muchos horror lovers siempre se nos queda algún título en el tintero. Así que si queréis tener los deberes bien hechos desde la base, echadle un vistazo a este vídeo y aseguraros que lo tenéis todo controlado.



  • BichoCatorce: Las 7 mejores series de Terror de Netflix: Si antes os he recomendado vídeos con películas y documentales, aquí os dejo uno con series de Terror. Yo me estoy poniendo poco a poco con ellas porque en el mundo seriéfilo me movía más por géneros policíacos o de intriga, pero llevo como un año viendo ya series de terror y aunque hay alguna que la he sufrido, la gran mayoría las he disfrutado a lo grande. De las sugerencias de BichoCatorce, apoyo su recomendación de Marianne y de La Maldicion de Hill House. Con Black Summer creo que no pasé de su cuarto episodio, pero es que en el género zombi necesito marcha a lo Train to Busan porque si no me termino aburriendo y perdiendo el interés. No he visto el resto todavía, así que habrá que darles una oportunidad. 




QUÉ LEER



ARTÍCULOS IMPRESCINDIBLES:


  • BLOODY DISGUSTING: A Comprehensive Guide to the Golden Age of Slashers, Part 1. 1978-1980: Se ve que no soy la única con una fiebre por el cine de terror ochentero durante esta cuarentena, aunque Megan Navarro se centra exclusivamente en los slashers. Tanto es este artículo, como en la segunda parte: Slashers Part 2. 1981-1984 y en los siguientes que vendrán, Megan nos habla de cientos de slashers, muchos de los cuáles ni conocía. Que no os asuste que sea un articulo en inglés porque apenas son 3/4 líneas lo que comenta de cada una. Y sí, habéis oído bien, cientos de propuestas, así que coged papel y boli porque si el documental de In search of Darkness (2019) ya nos había dejado con tareas pendientes, esto se nos complica y mucho, jejeje.


QUÉ ESCUCHAR



PODCASTS ADICTIVOS

  • LA COLA DEL ESCORPIÓN: Eternal Sunshine of the Special Mind: He elegido este programa, como podría haber elegido cualquier otro de los de este mes porque siempre me río a carcajadas con D&D, mientras aprendo mogollón de la vida y del cine de terror. En este programa, en concreto, me gustaron mucho las películas que comentaron y, en cuanto el terror ochentero me de tregua, tengo apuntada Creepy (2016) y como Sueños Siniestros es de 1982, pues ya está en el TOP de mis siguientes visionados. 

  • AGUAS TURBIAS: Giallo Vol. 5 - Parte 1 - Sumario sangriento de la pequeña Estefanía (Mio Caro Assassino, 1972): El Giallo es una de mis tareas pendientes con el cine de terror porque lo cierto es que los que he visto, pueden contarse con los dedos de una mano. Por eso me gustan tantos los volúmenes que le dedican en AT a este tema porque hablan de ellos con tanto entusiasmo que cuándo me decida a ponerle fin a esta deuda, empezaré con las películas que ellos tratan tan minuciosamente. Ademas, que queréis que os diga, pero escuchar a Santiago es una autentica delicia para los oídos.

  • MISIÓN DE AUDACES:  Del Crimen al Cine - La Dalia Negra. Tenía un par de programas Del Crimen al Cine para elegir este mes, pero me fascinó tanto la historia de Elisabeth Short, La Dalia Negra que tenía que ser éste el elegido y no el de Charles Manson que un personaje mucho más conocido. En su momento, vi la película de Brian de Palma pero no recordaba muy bien el caso. Me sobrecogió conocer todos los detalles de un crimen tan espeluznante, cruel y macabro que tuve que volver a ver la película, aunque sigo pensando que se enreda demasiado con la historia de lo protagonistas y no con lo que verdaderamente nos interesa. Os recomiendo mucho este programa sobre uno de los crímenes más horribles de la la historia del s. XX.

  • MAREA NOCTURNA: Fantasmas en la pantalla: El último programa de este cuarteto de cracks me ha parecido una autentica maravilla. En él nos hablan de un subgénero, dentro del cine de terror que no ha contado con una corriente fuerte de producción en determinado periodo de tiempo, como sí le sucedió a los vampiros o a los zombis. Os estoy hablando de los fantasmas estilo gótico, nada de mujeres con pelo largo y ojos rasgados. En el programa nos hablan de más de una veintena de películas, tv movies y series que han despertado mi apetito cinéfilo. Sólo os digo que la hegemonía del Terror ochentero durante mi cuarentena, empieza a estar en peligro, jejeje.

  • NAKATOMI RADIO: Los Otros (2001): Por fin se pasan por aquí Victor y Alfredo (yo sí me acuerdo de vuestros nombres) porque disfruto muchísimo con la pasión que le ponen a cada uno de sus programas, pero no son muy prolíficos en lo que a cine de terror ser refiere. Con Los Otros se marcan un programón que tras escucharlo, os entrarán unas ganas irrefrenables de volver a ver la película de Amenabar y valorar todo el trabajo que hubo detrás de esta gran película. Los Nakatomers nos ponen al día de los entresijos del rodaje, de la producción y de un montón de curiosidades que harán las delicias de los apasionados al cine. 

lunes, 20 de abril de 2020

MI TERROR OCHENTERO DURANTE LA CUARENTENA (PARTE 1)


Si en algo estoy aprovechando esta cuarentena es para devorar cine y más cine. Durante las primeras semanas estaba absorbida por el cine de vampiros con el que, de momento, estoy siguiendo un orden riguroso para observar y analizar la evolución de este mito. Sin embargo, justo al comienzo de mis vacaciones de Semana Santa, mi gran amigo Luis, que es una de las personas que conozco que más sabe de cine, me recomendó el documental de In Search of Darkness (2019) y abrió la caja de Pandora. El documental aúna dos de las cosas que más me gustan en la vida que son los listados de películas y el terror ochentero. Pero también el visionado de este documental fue un poco traumático para mi porque me di cuenta de todos los grandes clásicos que no había visto todavía y me decidí a ponerle solución de una manera casi compulsiva. 

A continuación, voy hacer un repaso rápido de los 10 primeros clásicos de Terror ochentero que he visto porque esto va para largo. Aunque la mayor parte de las cintas que nombro era la primera vez que las veía, sí que hay algunas como es el caso de Poltergeist o The Howling que las vi en su momento, pero no me acordaba de prácticamente nada y las he querido recuperar para volver a disfrutarlas y vamos que sí lo he hecho. Seguro que muchos de vosotros os sorprenderéis de que una horror lover como yo, no hubiese visto todas estas películas, pero el tiempo es finito y nunca es tarde si la peli es buena. Así que no me enrollo más y vamos con este repaso de grandes cintas del terror ochentero.




POLTERGEIST (1982) 



No recordaba lo mucho que me gustaba Poltergeist y ha sido una autentica gozada volver a reencontrarme con ella. Esa cinta sobre la que siempre ha habido cierta polémica sobre su autoría, si fue verdaderamente Tobe Hooper o Steven Spielberg quién la dirigió, pero en el documental lo tienen bastante claro y apuntan que el director fue Hooper, pero con la ayuda y asesoramiento de Spielberg que ejercía como guionista y productor.  

Pues bien esa historia de una familia acosada por fuerzas paranormales que quieren llevarse a su hija, la icónica Carol Anne, funciona como un tiro de principio a fin y se configura como una película de terror apta para casi todos los públicos. La cinta podría dividirse en tres partes: una primera en la que nos presentan a esta familia tan feliz y americana con su banderitas y todo, después los sucesos paranormales se empiezan a manifestar pero de manera divertida con sillas que se mueven o tenedores que se doblan, pero en el tercer acto, el tono se vuelve más serio y empieza el terror con el secuestro de la niña. No os penséis que aquí no hay gore porque lo hay. La escena en la que uno de los ayudantes de la médium sufre una alucinación en el baño y se despelleja la cara es sublime. 

Y, hablando de la médium, me encanta el personaje que encarna Zelda Rubinstein con su vocecita tan dulce y esos aires de ama y señora de las fuerzas ocultas. Lo cierto es que el casting de la película me parece excepcional y todos, hasta los niños, le dan un gran veracidad e intensidad a sus personajes.

Me resultó muy curioso darme cuenta que en mi imaginario particular sobre esta cinta siempre había existido la idea de que a Carol Anne la absorbía la televisión y no es así. De la tele sólo salen unas manos fantasmagóricas que intentan atraparla, pero no lo consiguen porque realmente la niña desaparece dentro del armario de su habitación, secuestrada por un ente de otra dimensión. Lo que sí es cierto, es que la niña se comunica con sus padres a través de la televisión. 

En definitiva, Poltergeist es una película sublime con fantasmas, entes demoníacos, payasos mortíferos, cementerios malditos, terrores infantiles, médiums molonas y unos efectos especiales estupendos que no han envejecido nada mal. Pero si hay algo que Poltergeist nos dejo para la posteridad fue esa frase que nos sigue erizando la piel: "Ya están aquí..."



MOTEL HELL (1980)



Hacía tiempo que no veía una película con una historia tan bizarra y loca como las que nos plantean en Motel Hell. Es una cinta que no hay que tomarse demasiado en serio porque lo absurdo e inverosímil de su argumento sólo pretende ser una especia de parodia de clásicos como La matanza de Texas (1974)

La película nos vuelve a demostrar lo seguro que es viajar por el sur de los EEUU, dónde nos encontramos a un par de hermanos, Vincent e Ida que regentan una granja que según nos anuncian, hace las mejores carnes ahumadas del condado. Además de esta tarea, Vincent también se dedica a "cazar" a los turistas que pasan por la zona porque los va a necesitar para algo bastante loco. Sin embargo, en uno de estos "trabajitos"se topa con la bella y angelical Terry, se la lleva a vivir con ellos y como ella, al principio parece estar en shock, pero después no sabemos por qué, se queda tan feliz en la granja. Ese espíritu libre de los 80 nunca dejará de sorprenderme. Sólo me falta por nombraros al cuarto personaje de esta película que no es otro que el hermano de esta pareja que resulta ser el sheriff del pueblo. No queda del todo claro si está al tanto de todas las fechorías de sus parientes, pero lo que sí hace es encapricharse de la bella Terry, desencadenado el final de la extraña armonía que imperaba en la granja.

Los hermanos son dulces, sonrientes y parecen las personas más adorables del mundo, pero son unos tipos excéntricos y locos que comenten delitos de lo más macabros con una sonrisa en la cara y sin que nada les perturbe. 

En cierta manera, esta película me recordó a Tourist Trap (1979) por lo del tema de los turistas que son asesinados en extrañas circunstancias, pero sin duda Motell Hell es mucho más extraña y perturbadora. No os podéis perder esta película porque tenéis que descubrir los peculiares métodos de plantación de estos hermanos y la épica batalla final con motosierra en mano y cabeza de cerdo. Ésta fue la película que inició ese cuasi subgénero en el cine de terror caracterizado por asesinos con cabeza de cerdo, el Pig-Headed Horror, tan prolífico en los últimos años con títulos como: The Butcher (2007)Madison County (2012)Berkshire County (2014), Tormented (2014) Albino Farm (2015).



FULL MOON HIGH (1981)



Éste es uno de los títulos que me ha descubierto el documental, ya que nunca había oído hablar de esta película de Larry Cohen, al que seguro que recordaréis por cintas más conocidas como It's Alive (1974) o The Stuff (1985). Como podéis ver por la imagen estamos ante una película de hombres lobo, un subgénero que en este año, 1981, nos regaló tres de las películas más míticas sobre este monstruo clásico: An American Werewolf in London, The Howling (de la que os hablaré dentro de un rato) y Wolfen. Aunque las dos primeras, sí que incluían ciertos aspectos cómicos, no dejaban de ser dramas terroríficos. Estas cintas se caracterizaban por las transformaciones en pantalla de los grandes artesanos del maquillaje y de los efectos especiales de la época como: Rick Baker o Rob Bottin. El caso de Wolfen es totalmente diferente porque no tiene unos efectos especiales muy potentes, ni abunda la sangre, si no que nos plantea una trama policial que esconde un mensaje social muy interesante.

Por su parte, Cohen nos trae una comedia en la que un adolescente, estrella del equipo de fútbol de su instituto, viaja en los años 50 a Transilvania, dónde es mordido por un hombre lobo. El joven se convierte en un ser inmortal, anclado para siempre en la adolescencia y con sus consecuentes transformaciones en épocas de luna llena. Las décadas pasan y en 1980 el chico decide volver al instituto haciéndose pasar por su hijo para poder jugar la final del campeonato de fútbol, con lo que cree que romperá su maldición.

Full Moon High es toda una colección de chistes y gags que durante la primera parte me parecieron super graciosos y reconozco que no podía parar de reír, sobretodo con los protagonizados por el padre del protagonista, un agente de la CIA paranoico. Sin embargo, pasado un tiempo, este tono cómico tan simplón, se me empezó a hacer un tanto pesado y es que además, el protagonista interpretado por Adam Arkin me parecía muy insoportable. Teniendo en cuenta que estaba interpretando a un adolescente con 25 años y se le veía muy mayor para este papel, no he visto en mi vida a un hombre lobo tan bobalicón e insulso que éste.

La película intenta reflejar, a su manera, el fuerte cambio que sufrió la sociedad americana en política y conducta sexual durante esos 3o años, en los que el protagonista ha permanecido imperturbable. Algo que no deja de ser curioso porque no es que el joven haya pasado todo este tiempo invernando, si no vagando por el mundo lamentándose de su maldición, pero se ve que la vida no le ha calado. Es gracioso ver el choque de ideas y comportamientos que surgen con sus antiguos compañeros de instituto que sí han evolucionado, pero ya os he dicho que es siempre de una manera muy simplona y tonta.

Me parece bastante curioso que hayan recomendado Full Moon High en el documental porque salvo por momentos puntuales, eso sí de reírse carcajadas, es una cinta de licántropos bastante prescindible. Pero si os quedáis con ganas de una película de hombres peludos en el instituto, siempre podéis recuperar otra cinta de los ochenta, Teen Wolf (1985), que sin ser una maravilla es mucho más entretenida que la cinta de Cohen



FRIDAY THE 13TH: THE FINAL CHAPTER (1984)



Nunca es mal día para retomar una saga mítica y a un asesino icónico en el cine de terror como Jason Voorhess. Sólo había visto las tres primeras y aunque nada es comparable en cuanto a calidad con la cinta original, la verdad es que siempre he disfrutado con Viernes 13. Estamos ante la cuarta parte de esta franquicia, en la que no pudieron estar más desacertados con el título porque de capitulo final nada, todavía nos quedarían 8 películas más, de las 12 con las que cuenta ya esta prolífica saga y de las que la mayor parte se hicieron durante la década de los 80. 

Han pasado unos pocos días desde la matanza en el campamento de Crystal Lake y el cadáver de Jason ha sido transportado a la morgue. Por fuerzas inexplicables de la naturaleza, el asesino resucita y ¿qué hace? Pues ponerse manos a la obra y proseguir con su matanza de adolescentes tradicional, en las cercanías del campamento. Esta vez los damnificados serán una madre y sus dos hijos y el grupo de adolescentes que han alquilado la casa de en frente para un fin de semana de alcohol, fiesta y sexo. 

Me gusta la conexión de esta cuarta parte con las películas anteriores y cómo se introduce a un personaje que quiere matar a Jason, en venganza por el asesinato de su hermana en el campamento. Pero el personaje más curioso de todos es sin duda, el joven Tomy Jarvis, interpretado por la estrella de los 80, Corey Feldman y que posteriormente se convertirá en una figura recurrente en la saga. Jarvis es un niño fascinado por el cine de terror que se dedica a crear máscaras de monstruos y que, a medida que avanza la película, va tomando un cariz más inquietante y siniestro.

En esta cuarta entrega de Viernes 13 nos vamos a encontrar un slasher de manual con muchas víctimas adolescentes para el machete de Jason, unas muertes bastante espectaculares, obra de los efectos especiales del gran Tom Savini y a Jason Voorhees en plena forma. Una cinta que no pretende ser nada más que puro entretenimiento, pero que tiene varios aspectos positivos y no la considero una secuela más del montón. Además, no os podéis perder el mítico baile de Jimmy, uno de los adolescentes que tendrá que enfrentarse a Jason porque lo podemos practicar perfectamente estos días en casa.







PSYCHO II (1983)




Siempre da un poco de vértigo acercarse a las secuelas de películas tan míticas como Psicosis (1960) o El Exorcista (1973), pero no me he podido llevar más grata sorpresa que con este regreso de Norman Bates, 23 años después. Aunque evidentemente no hay nada comparable a la obra maestra de Hitchcock, esta secuela me parece una continuación de la historia bastante respetuosa e interesante que lamentablemente no suele ser muy recordada.

En esta ocasión, tras haber pasado 22 años en un psiquiátrico, Norman es liberado e intenta empezar una nueva y tranquila vida en el mítico Bates Motel. Sin embargo, los muertos se irán acumulando a su alrededor y el espíritu de su madre volverá a atormentarlo. No os quiero revelar mucho más del argumento porque merece la pena irlo descubriendo a media que avanza la película.

La calidad de esta secuela no es nada sorprendente, si sabemos quienes fueron sus artífices. Por un lado, el guion fue elaborado por Tom Holland, el famoso guionista y director de películas tan importante para el género como: Fright Night (1985) o Child's Play (1988) y la menos conocida, pero muy recomendable, The Thinner (1996) que he podido ver recientemente. Al volante de la dirección estaba Richard Franklin. El director australiano era un enamorado del cine de Hitchcock e incluso había asistido a varios de sus rodajes. Tras el éxito y cierta aura de culto conseguida con su ópera prima, Patrick (1978), Franklin se consagró con Roadgames (1981) y de ahí saltó a la dirección de la secuela de la película mas icónica de su admirado director.

Psycho II se aleja totalmente de la moda de slashers sangrientos que tanto imperaban en los 80 y nos proporciona un análisis de la psique de un asesino tan fascinante y perturbado como Norman Bates. La actuación de Anthony Perkins es soberbia y refleja a la perfección la dualidad de un hombre maduro que quiere dejar atrás una pesadilla y que está ilusionado con la incipiente relación con su compañera de trabajo, pero al mismo tiempo guarda un demonio en su interior que puede resurgir en cualquier momento. En esta película, Norman es la víctima que lucha una y otra vez por no caer en ese pozo de locura, aunque todo a su alrededor parece conducirle hacia ese camino.

En definitiva, una secuela de terror psicológico muy interesante que rinde tributo a la original pero además, le da una vuelta de tuerca al personaje de Norman Bates que la hace muy muy disfrutable. Sin duda, Psycho II ha sido una de las películas que más me ha gustado descubrir en mi reciente vuelta al cine de terror de los 80.



GHOST STORY (1981)



Tampoco había oído hablar nunca de esta Ghost Story y sí de la de 2017 con Rooney Mara y Casey Affleck, para la que nunca he conseguido reunir las fuerzas suficientes para verla. Fue de nuevo, gracias al documental que descubrí esta cinta y fue muy curioso averiguar que había sido la última película protagonizada por el mítico actor de musicales, Fred Astaire. 

La cinta, basada en la novela homónima de Peter Straub, nos pone en la piel de cuatro longevos aristócratas británicos que forman la Sociedad Chowder que se dedica, principalmente, a contarse historias de terror los unos a los otros. Pero cuando el hijo de uno de ellos muere en extrañas circunstancias, los fantasmas de su pasado salen a luz y todo comienza a desmoronarse. Por otro lado, el hermano gemelo del fallecido, acuciado por un episodio perturbador en su vida, decide unirse al clan para hallar la manera de frenar la maldición que está afectando no sólo a sus integrantes, si no a sus allegados más queridos. 

Ghost Story es una película con un planteamiento clásico que se va desarrollando a fuego lento, pero en ningún momento el ritmo decae y la fascinación por el aura casi onírica que desprende esta historia de fantasmas, me mantuvo embriagada. La trama tiene varias capas ya que cuenta con flasbacks que nos aportan partes esenciales de la historia, episodios de otros personajes que tienen una relación directa con la trama principal que no olvidemos que tiene a los miembros del club, intentando averiguar que está pasando. 

Lo cierto es que una historia de terror gótico es un tema bastante atípico en una época como la de los 80, en la que imperaban el slasher y las muertes sangrientas. Parece un vestigio de nostalgia de su director John Irving por los films de terror de los años 50 y 60, pero adaptado a su tiempo porque en escenas tórridas, no anda escaso. 

Antes os he dicho que fue la última película de Fred Astaire, pero es que el elenco de actores de esta película, no tiene desperdicio. El resto de miembros de la Sociedad Chowder está formado por: Melvyn Douglas, Douglas Fairbanks Jr. y John Houseman, grandes actores del panorama hollywoodiense desde los años 30. Pero el personaje que más me impresionó, fue el interpretado por Alice Kridge en uno de sus primeros trabajos para la gran pantalla. A ésta actriz que no ha parado de trabajar desde entonces y que podremos ver en Gretel & Hansel (2020), cuando pueda estrenarse, tiene siempre un magnetismo y un lado siniestro que me encandiló desde que la descubrí en Sleepwalker (1992), una película que vi bastante joven y me sigue fascinando.

En resumidas cuentas, os invito a que os adentréis en está seductora historia de fantasmas y venganza, antes de que las niñas de pelo largo moreno vinieran a asustarnos desde Asia. Espero que la disfrutéis tanto como yo, pero al fin y al cabo, yo soy una enamorada del terror gótico y con este tipo de producto se me conquista rápido.



CUJO (1983)



Es bastante increíble que no hubiese visto todavía Cujo, pero nunca es tarde para disfrutar de una película tanto, como lo hice con ésta. Como ya sabéis, la cinta es la enésima adaptación de una novela de Stephen King, que no he tenido el gusto de leer, pero cómo he averiguado que tiene notables diferencias con respecto a la cinta, eso me incita bastante a descubrirla.

Por todos es sabido que ésta es la película de un perro mortífero, un dulce y bonachón San Bernardo que tras ser mordido por unos murciélagos, contrae una especia de rabia asesina contra los humanos. Lo que no sabía era el contexto en el que se produce esta situación y me ha gustado bastante. Tenemos a una familia aparentemente feliz, con ciertos problemas de comunicación, pero descubrimos que la mujer le había sido infiel a su marido y éste decide irse de viaje de negocios para pensar sobre su futuro. Esa es la razón por la cuál la madre y el niño pequeño están solos en un coche tartana que les deja tirados y acosados por un perro más temible que un pit bull mal criado. 

Me gustó mucho todo este comienzo de la película dónde nos presentan a los personajes y los problemas que tienen entre ellos, para después pasar a la acción más desenfrenada dentro del coche. A pesar de su sencillez, dos personajes encerrados en un coche atacados por un perro rabioso, se transmite perfectamente el terror, la angustia y lo asfixiante que es estar encerrados en ese vehículo a pleno sol. Tanto Dee Wallace, como el niño, Danny Pintauro están excepcionales en sus actuaciones, aunque sinceramente pienso que esa criatura gritaba de puro terror y no estaba actuando, porque de ser así es el mejor niño actor que he visto en mi vida. También adoré el personaje de Dee Wallace, precisamente por no ser el típico con el que empatizaríamos, una madre infiel. Pero realmente es una mujer fuerte que está asumiendo su error y se culpa por ello y al mismo tiempo tiene que convertirse en toda una heroína para salvar a su hijo.

Y no me olvido del San Bernardo, esa raza de perro, de aspecto bonachón, asociada al salvamento de humanos con su barrilito de licor al cuello, que aquí se transforma en un temible monstruo. Impresiona bastante verle cubierto de sangre y babeando constantemente, pero cuando se abalanza sobre la madre, es tan grande que parece todo un oso. Esto se debe a que en estas escenas se utilizaba a un especialista disfrazado de perro y es por es eso que las proporciones del animal varían. 

Me suelen gustar bastante las adaptaciones de las novelas de Stephen King ochenteras precisamente porque tienen una trama muy sencilla y, a partir de ahí, se lía parda y estalla el terror. Si todavía queda alguien por ahí que no haya visto Cujo, se la recomiendo muy fuerte.


POLTERGEIST II: THE OTHER SIDE (1986)



Después de lo que había disfrutado de la cinta original, no tardé mucho en ver esta segunda parte que ya dejaba de estar dirigida por Tobe Hooper y sería Brian Gibson quién tomará las riendas de la dirección. Aunque no es tan efectiva, ni una joya del terror como la primera, sí que es interesante esta expansión del universo Poltergeist. Tuvo la suerte de contar con todo el elenco que había dado vida a la familia Freeling, a excepción de la actriz que interpretaba a la hija mayor, ya que había sido asesinada meses después del estreno de la película original. Me llamó la atención que en la cinta no se menciona en ningún momento el paradero de la chica, que podrían haber aludido que estaba estudiando fuera o con una tía, pero simplemente hacen como que no existe. 

En esta secuela, tenemos a la familia Freeling un año después de los extraños acontecimientos que culminaron con la evaporación de su casa. Ahora están viviendo con la abuela de los niños, gracias a la cuál conocemos el origen de los poderes de Carol Anne, justo cuando las presencias malignas deciden volver a visitarlos en un nuevo intento de llevarse a la niña.

La película nos aporta dos nuevos personajes muy interesantes. Por un lado, en el bando de los buenos, tenemos a Taylor, una especie de chaman enviado por Tangina para que proteja a la familia. En el bando de los malos tenemos al Reverendo Kane, una presencia de lo más inquietante que quiere por todos los medios llevarse a Carol Anne y cuya estética con traje negro, camisa blanca y presencia cadavérica, me recordaba mucho al Hombre Alto de Phantasma (1979). Tengo que reconocer que este personaje me ha puesto siempre los pelos de punta con esa sonrisa escalofriante y esa vocecita simpática que realmente esconde un ser malvado. Estos dos personajes introducen la historia del origen de los espíritus que acosan a la familia y la verdad es que es bastante interesante. 

Poltergesist II vuelve a contar con buenos efectos especiales y varias escenas impactantes como las relacionadas con el bicho del tequila, el ataque de los brackets o la motosierra voladora. Sin embargo, no me gustó tanto toda esa escena final del viaje al otro lado, todo lleno de luz, color y personas que flotan. 

Como apunte, tengo que decir que Carol Anne sigue sin ser absorbida por la televisión, si no que aquí se comunica con los espíritus a través de un teléfono de juguete y es capturada por otros medios, así que sigo sin saber de dónde me viene a mi esta imagen.

Por concluir, Poltergeist II me parece una secuela bastante digna que expande la historia contada en la primera parte y nos introduce a un personaje aterrador, el Reverendo Kane, pero que se ha convertido, por derechos propios, en todo un icono de la saga. Veremos a ver que me depara la tercera parte que aunque he oído que es la peor y tiene mala puntuación, no puedo dejar esta mítica trilogía sin revisionar. 



THE HOWLING (1981)



La verdad es que pensaba que había visto The Howling, pero tras "volverla a ver" tengo mis serias dudas porque sólo me acordaba de la transformación más mítica de la cinta. Esto me ha permitido disfrutar de una de las mejores películas de hombres lobo que existen y la que posee el guión más original. Que sea tan buena no es de extrañar porque fue dirigida por el gran Joe Dante, responsable de títulos tan importantes para el cine de género como: Piranha (1978) Gremlins (1984). 

La película nos pone en la piel de una presentadora de televisión que ha sido atacada por un asesino y como terapia para la amnesia provocada por el incidente, su psiquiatra le aconseja pasar unos días en una especia de resort en las montañas. El problema es que el lugar de tranquilo tiene poco y los residentes guardan un oscuro secreto.

Es muy interesante toda esa primera parte del asesino y como utilizan a la reportera, una omnipresente en el cine de terror de esta época, Dee Wallace, como cebo para cazarlo. Tiene esa atmósfera de terror crudo y sucio de los 70. Después pasamos a este complejo en las montañas dónde la gente es bastante peculiar y extrañamente amigable y dónde las noches son especialmente espeluznantes. Por un lado, nuestra protagonista pensará que su marido le está siendo infiel a causa de sus extrañas salidas en medio de la noche y por otro, unos reporteros, compañeros de la presentadora, seguirán el rastro del asesino y llegarán también a este resort. Así que tenemos tanto una trama de terror fantástica con hombres lobo y una investigación periodística con unos resultados inesperados. Gracias a estos reporteros tenemos una de las escenas más cómicas e interesantes de la película y es en la que visitan una librería especializada en ocultismo y monstruos varios, dirigida por el siempre estupendo Dick Miller

Como buena película de hombres lobo, toda la atención se centra en la transformación en cámara del hombre lobo y debo decir que ésta, siendo totalmente diferente a la de Un hombre lobo americano en Londres (1981), me encantó. Rick Baker iba a ser el encargado de los efectos especiales, pero al haber aceptado trabajar en la cinta de Landis, le encomendó la tarea a un discípulo suyo, Rob Bottin, otro de los grandes artesanos de la época.

Es interesante que en The Howling, la licantropía no se ve como una maldición, sino como un modo de vida del que sus integrantes están orgullosos. Además, no hay que perder de vista la crítica contra los medios de comunicación que hay durante toda la trama. Al principio, se muestra la vileza de la cadena de la presentadora que la utiliza para conseguir altos niveles de audiencia y al final, vemos la insensibilidad y alienación de estos espectadores que ya son incapaces de conmoverse ante nada. 

Así que The Howling es una película de hombres lobo mucho más interesante de lo que puede parecer a primera vista y me resultó un gustazo volver a descubrirla.


CHOPPING MALL (1986)



Aunque os he hablado de las películas en el orden en el que las he visto, curiosamente se ha quedado en el último lugar, la que me pareció más aburrida porque su trama no ha envejecido nada bien y a día de hoy, se ve bastante absurda. Seguramente en su época también fuese un tanto ridícula, pero para el público de ahora que ya ha visto de lo que es capaz un Terminator, estos robots de tres al cuarto, no infunden ningún miedo.

Como ya sabéis, estábamos en plena época de furor por los slashers y al co-guionista y director de esta cinta, Jim Wynorsky, se le ocurrió que en vez del asesino enmascarado, iba a introducir a unos robot asesinos. Éstos, más parecidos al robot de Cortocircuito (1986) que a los de James Camaron, utilizan lásers, pistolas taser y unos ganchos a modo de tenaza con los que van eliminando a todos los adolescentes subiditos de hormonas que se encuentran por el centro comercial. Nuestros protagonistas, adolescentes de veintitantos años, ya sabéis, han decidido quedarse dentro del centro comercial Park Plaza, en el que trabajan, una vez que éste ha cerrado sus puertas para montarse su propia fiesta. El destino ha querido que un rayo caiga en la computadora que controla a los tres robots recientemente adquiridos para la seguridad y el cortocircuito los ha convertido en máquinas asesinas que perciben a todos como una amenaza a la que hay que eliminar. 

Aunque ya os he dicho que es imposible ver a estos robots como un peligro, lo cierto es que la película no se toma en serio a sí misma y lo mismo debemos de hacer nosotros. No obstante, Chopping Mall tiene algunos rasgos interesantes como el hecho de que entre protagonistas, haya un matrimonio joven bien avenido que no suele ser muy habitual. También está muy bien planteado el hecho de que los adolescentes estén encerrados en el centro comercial, sin posibilidad de escapatoria y de lo que tienen que encargarse es de intentar sobrevivir toda la noche, hasta que el lugar habrá sus puertas de nuevo, al día siguiente. No recuerdo las muertes cómo muy espectaculares, a excepción de una porque ver una cabeza explotando es siempre muy interesante, jejeje.

Me hizo especial gracia toda la ambientación del centro comercial, ya que en EEUU debía ser habitual encontrase por sus pasillos un desfile de reina de la belleza o que en la tienda de deportes se vendieran armas, pero no sólo las dedicadas a la caza, ya que uno de nuestro protagonistas sale armado de una de ellas con una metralleta. Además es curioso que cuándo los chicos adquieren las armas, se convierten en una especie de Rambos de la vida, cómo si en vez de trabajar en tiendas de ropa, se hubiesen dedicado a esto toda la vida.

Entre los protagonistas cabe destacar la presencia de Barbara Crampton, aunque aquí no tiene un papel protagonista, ya que esté recae sobre la simpatiquísima, Kelli Maroney, a la que recordareis por la estupenda, The night of the comet (1984).

Me gustaría destacar que el título de esta película que intenta hacer un juego de palabras entre Shopping Mall (centro comercial) y Chop (picar) es totalmente engañoso porque nuestros robots no pican, ni acuchillan, su arma letal es un laser con un sonido a lo Stars Wars. Ahora sí, el póster me parece una autentica maravilla y una de las principales razones que me atraían para ver esta cinta. Desde luego, en el guión no se esmeraron demasiado, pero el Marketing se lleva todos mis dieces.

En definitiva, que si un día os apetece ver una película que os divierta un rato con sus absurdeces, podéis darle una oportunidad a Chopping Mall. Recuerdo que era bastante disparatado ver escenas de persecución cómo las que vemos en los slashers, con su música tensa y la víctima huyendo despavorida, pero aquí perseguidos por robots, no especialmente rápidos de movimientos, jejeje. 




Hasta aquí este primer especial de cine ochentero, del que os prometo que habrá muchos más porque sigo dándole duro al tema y el siguiente, ya está en camino. Espero que lo disfrutéis tanto como yo viendo las películas y escribiendo luego sobre ellas. Pero sobretodo, me hará especial ilusión si os he descubierto algún título que no conocíais, aunque en esta primera tanda de películas va a ser complicado porque son todas bastante conocidas. Mucho ánimo con el confinamiento y a ver mucho cine.



martes, 31 de marzo de 2020

MARZO APOCALÍPTICO




QUÉ VER




MEJORES PELÍCULAS/SERIES DEL MES: (Podéis consultar todo lo que he visto en mi cuenta de Letterbox)


  • Color out of Space (2019): Una de las películas que más me gustó de la pasada edición de la Muestra Syfy que fue a primeros de mes y hoy me parece ya muy lejana. En ella, Richard Stanley vuelve a la dirección con la adaptación de una de las obras más conocidas de Lovecraft, en la que nos adentra en la vida de una familia que se ha mudado al campo huyendo de la ciudad y un buen día, un meteorito cae en su propiedad haciendo que las líneas entre el espacio y la materia se desdibujen. Una autentica locura de luz y de color con un Fxs que harán las delicias de los fanáticos, como yo, de The Thing (1982).
  • Son of Dracula (1943): Ya sabéis que mi leitmotif durante este año va a ser el cine de vampiros y estoy siguiendo como guía esa joya de libro: ¡Una de Vampiros! de Juan Luis Sánchez y Luis Miguel Carmona. Entre todas las que he visto, de los primeros años, porque de momento estoy siguiendo un orden riguroso, me gustaría recomendaros ésta gran desconocida. Una cinta rodada durante la II Guerra Mundial en la que Drácula es el hijo del mítico Lon Chaney que viaja a EEUU para casarse con una belleza sureña y así perpetuar la especie de oscuridad y sangre. Sin embargo, la joven que no tiene un pelo de tonta, tiene un plan maquiavélico que pondrá en marcha, caiga quién caiga. 
  • The Asphyx (1972): Una película que por su póster siempre pensé que trataba de algo relacionado con momias y nada más lejos de la realidad, jejeje. Un científico de la época victoriana descubre que hay unos espíritus fantasmales que rondan a los animales o a las personas cuando están cercanos a la muerte. El buen hombre decide construir un dispositivo con el que atrapar ese Asphyx que cada uno tiene y así volver a esa persona inmortal, pero la cosa se desmadra y de qué manera. Una cinta extraña, pero muy entretenida al mismo tiempo.


TRAILERS QUE ME HAN VOLADO LA CABEZA:

  • 1 BR (24/04 en VOD)


  • Z (Quién sabe cuándo)



VÍDEOS  DE YOUTUBE INDISPENSABLES:
  • RottenMind: 5 Películas Originales de Netflix que deberías ver: Me han gustado mucho las propuestas que hacen en este vídeo Rotten y Sinkope que suelen ser una de mis principales fuentes de recomendaciones cinéfilo/seriéfilas porque a pesar de que no siempre coincidimos en gustos, tienen mi total confianza. Además, de las 5 películas que nos proponen, sólo he visto Calibre que me pareció una autentica joya y no paro de recomendársela a todo el mundo. Estoy deseando ver el resto de títulos porque tal y cómo las venden en el vídeo, dan ganas de lanzarse a la televisión y conectarse a Netflix.


  • Spooky Astronauts: VOD Horror Movie Recomendations: Otra tanda de recomendaciones de mi tocaya australiana, aunque la mayor parte de ellas no están disponibles en ningún portal de streaming nacional. Aunque he visto varias de las propuestas de Emma, me he apuntado otras tantas como:  Eat (2014), Ichi, The Killer (2001), Communion (1989) que tenéis disponible en PRIME y Enemy (2013), disponible en FILMIN.

  • Impression Blend: Underrated Movies You can stream on Netflix right now: Después de todas estas recomendaciones, se os va a olvidar que estamos confinados en casa porque vais a tener que ver tantas películas que no vais a querer salir. En otro de mis canales extranjeros favoritos de cine, Mariana nos trae más de una decena de propuestas de las que yo no he visto la mayoría. De momento, las primeras que han pasado a los primeros puestos de mis próximos visionados son: Enemy (2013), Forgotten (2017) o The One I love (2014).


  • BichoCatorce: Las 7 mejores películas de terror claustrofóbico // TOP:  ¿Qué mejor momento para vernos una de estas películas claustrofóbicas que el momento actual? Yo que sufro un poquito de este mal, siempre me sugestiono de más con estas historias e incluso tuve que abrir las ventanas en pleno invierno viendo As above so below (2014), para que corriera el aire. Aquí os dejo nada menos que 7 propuestas sólo aptas para los más valientes. 


QUÉ LEER



ARTÍCULOS IMPRESCINDIBLES:


  • SPINOF: Las 31 mejores películas de vampiros de la historia. Los que me seguís por RRSS sabéis que mi obsesión por el género de vampiros que tanto venía anunciando, ya ha estallado y estoy viéndome una cinta al día más o menos. Para los que queráis condesar todo el cine de vampiros en lo mínimo indispensable, aquí tenéis un excelente artículo de John Tones con la créme de la crème de los colmillos afilados.


QUÉ ESCUCHAR



PODCASTS ADICTIVOS

  • LA COLA DEL ESCORPIÓN: Guía de supervivencia para una pandemia. Un podcast muy apropiado para estos tiempos, en el que D&D hacen un repaso de algunas de las películas más impactantes sobre virus y pandemias. Además, en cierto modo, este tipo de cintas funcionan como terapia de choque porque a pesar de la difícil situación que estamos viviendo, la ficción es mucho peor. 


  • MISIÓN DE AUDACES:  Del crimen al cine - Matanza de Puerto Hurraco. Me encantan los programas que este cuarteto tan excepcional le dedica a criminales famosos y a las películas que se inspiraron en sus atrocidades. Especialmente interesante el que le dedican a los crímenes de Puerto Hurraco que por cercanía lo conocía de oídas, pero no sabía el alcance real de esta venganza mortífera. Tras el repaso a esta trágica historia, comentan la película de Carlos Saura, El Séptimo Día (2004), inspirada en este episodio de la crónica negra de España. 

  • MAREA NOCTURNA: Disney Oscuro y de Culto. Aunque a priori era un tema que no me llamaba mucho la atención porque Disney y yo como que no tenemos buena relación, me ha maravillado el último programa de Marea Nocturna. En él hacen un repaso de las películas mas bizarras y tenebrosas de esta compañía, con títulos tan desconocidos para mí como: The Black Hole (1079), The Watcher in the Woods (1980), Dragonslayer (1981) o Something Wicked this way comes (1983) entre otras. ¡¡No puedo esperar a verlas!!

  • A QUEMARROPA: Terror Blumhouse: El programa que os recomiendo sólo está disponible para Patreons, como una servidora y fue gracias al él que me decidí a serlo y no puedo estar más contenta. En este especial repasan la trayectoria de ese gurú para muchos horror lovers como es Jason Blum y de su productora, así como un análisis de la mayor parte de las películas bajo su sello. Si no os queréis perder ninguno de los  programas que se marcan dos mega cracks de la crítica cinematográfica como son: Tonio L. Alarcón y Roberto Morato, no dudéis ni un instante en haceros patreons de A Quemarropa aquí mismo.


domingo, 15 de marzo de 2020

17 MUESTRA SYFY: SÁBADO 7 MARZO


Siento la demora en esta publicación, pero dadas las circunstancias, me ha sido imposible encontrar un minuto para ponerme a escribir o hallar la concentración necesaria. No obstante, ya resguardada en casa y siguiendo las directrices que nos recomiendan, puedo traeros, al fin, la crónica final sobre mi paso por la Muestra Syfy. Todavía me parece mentira que la semana pasada estuviese disfrutando de un Festival de Cine, como si tal cosa y hoy las cosas sean tan diferentes. 

La jornada del Sábado en la Muestra fue mucho más satisfactoria que la anterior en cuanto a películas, pero más polémica en lo que se refiere al ambiente del público. Como ya habréis leído por rrss, fueron muchos los que se quejaron sobre el barullo que se produjo en la sala Mandanga durante la proyección de The Lodge. Ya sabéis que yo disfruto enormemente del ambiente de esta sala, pero reconozco que el problema fue el excesivo número de comentarios que se hicieron, más que la calidad de los mismos porque impidieron "disfrutar" del ambiente y la tensión de esta película. De hecho, la tónica general del público fue que no les había entusiasmado The Lodge, cuando para mi fue una de las mejores películas del año pasado y entró en mi TOP del 2019 que os dejo aquí por si os lo perdisteis. No voy a hacer mención a los comentarios que se hicieron en la sala 3 hacía la presentadora del Festival porque me parecen denigrantes y propios de Atapuerca. Así que dicho esto, coged papel y boli porque empezamos con la tanda de películas y ya os aviso que la mayor parte son recomendables. 



THE CLEANSING HOUR



Iniciamos el sábado con la joya escondida de la Muestra y es que The Cleasing Hour se convirtió en la gran revelación que nos sorprendió a todos. La película es la versión extendida del cortometraje que su director, Damien LeVeck, hizo en 2016 y que contó con bastantes buenas críticas. Os lo dejo aquí para que juzguéis por vosotros mismos qué versión preferís, pero yo lo tengo claro, Padre Max sólo hay uno, jejeje.

La película nos cuenta la historia de dos amigos que se han hecho de oro con un canal en streaming que ofrece exorcismos en directo, todos falsos, por supuesto. El problema llega cuando en uno de ellos la cosa se tuerce y tendrán que lidiar contra algo para lo que no estaban suficientemente preparados, aunque se suponía que eran expertos en la materia. 

Como ya sabréis lo que me seguís por twitter, estoy a tope con los exorcismos y es que me estoy viendo la serie de El Exorcista (2016-2017) y me la estoy gozando muy fuerte. Así que me hacía especial ilusión que la Muestra incluyese una cinta con esta temática, aunque si os soy sincera, no pensaba que unos exorcismos 2.0 fuesen a ser de mi agrado y qué equivocada estaba. The Cleasing Hour es una cinta que te atrapa por su frescura, su manera de parodiar a los programas organizados en directo, su particular humor y el carisma de sus dos personajes principales, el atractivo Padre Max, interpretado por Ryan Guzman y el nuevo icono de la Muestra, Drew, Kyle Gallner. Una cosa que no entiendo es por qué se empeñan en elegir actores tan atractivos para interpretar a curas, ¿quieren que vayamos a la Iglesia en masa para pecar muy fuerte?

La primera parte de la cinta, nos muestra cómo tienen estos dos estafadores montado su negocio (la publicidad de la venta de artículos del Vaticano es insuperable). Más tarde somos espectadores de un exorcismo en directo, al igual que los miles de admiradores del Padre Max, de los que también tenemos imágenes de sus reacciones y sobreimpresiones de los comentarios que dejan en el chat en directo y que son bastante divertidos. 

The Cleasing Hour es una película muy entretenida y disfrutable que mezcla bastante bien el terror y el humor. Sin ser la quinta esencia del cine de exorcismos, consiguió meterse a la mayor parte del público de la Muestra en el bolsillo, entre los que me incluyo y no me importaría ver una segunda parte con El Padre Max y Drew en acción. Aunque os he hablado bastante de los dos protagonistas por motivos obvios, jejeje, la verdadera estrella de la cinta es nuestra poseída, Alix Angelis que realiza un trabajo sorprendente, mostrando los dos caras de su personaje de manera muy convincente.





RABID



La jornada continuó con el remake de las hermanas Soska, de la película de Cronenberg de 1977 y oye, no podría estar más de moda ahora una cinta sobre un virus que contagia a las personas convirtiéndolos en una especie de vampiros a los que se les pudre su propia carne si no ingieren un poquito de sangre. La verdad es que no he visto la película original, pero tengo bastantes ganas de hacerlo, después de que esta nueva versión me entretuviera bastante y me parezca una buena propuesta de Body Horror.

La cinta nos presenta a Rose, una nueva diseñadora de moda bastante retraída que tiene problemas para destacar en su trabajo y hacer amigos. Tras sufrir un grave accidente de tráfico que le desfigura terriblemente la cara, se someterá a un tratamiento experimental para recuperar su belleza. Aunque al principio todo sale bien y milagrosamente nos sólo recupera su belleza inicial, si no que parece haber crecido en ella, la confianza y el arrojo para comerse el mundo, lo cierto es que está trasmitiendo un virus letal a sus amantes que se convierten en bestias rabiosas que asolan la ciudad.

Tenemos una vez más, la historia del patito feo que realmente es una modelo con gafas y que tras pasar por el hada madrina de turno o un tratamiento en una clínica regentada por los miembros de Eyes Wide Shut (1999), resurge como una diosa del Olimpo que hace que los simples mortales nos caigamos de culo. A pesar de este recurso barato, la cinta no se ve afectada por la mala leche que van a tener las hermanas Soska hacia este personaje y su metamorfosis que es bastante desagradable. Lo cierto es que los efectos de maquillaje y el gore de Rabid son de lo mejor de la película, así como la adaptación de la historia al mundo de la moda, un universo tan preocupado e hipócrita con el físico y la apariencia que mostramos a los demás.

Aunque esta historia de lujos y soberbias decae en algún momento, la protagonista, Laura Vandervoort está increíble y aporta mucho más que belleza a su personaje. Es interesante seguir el proceso de su transformación tanto física, como interior, así como ese desenlace tan enigmático y que nos deja con tantos interrogantes. A falta de ver la cinta de Cronenberg que según he leído se centraba más en la propagación de este virus rabioso, el remake de las hermanas Soska, que mucho tiene que ver con American Mary (2012), es una cinta que aunque no vaya a permanecer mucho tiempo en nuestro recuerdo, bien merece un visionado.





THE LODGE



Pues que os voy a contar de la película que ocupó el sexto puesto en mi Top del año pasado, pues que sigue encantándome más si cabe, con cada nuevo visionado. La nueva cinta de los responsables de Gooninght Mommy (2015), Veronica Franz y Severin Fiala, nos traen un nuevo estudio sobre la tóxicas relaciones entre madre e hijos o en este caso, madrastras. 

El padre de Aidan y Mia decide pasar las navidades en su cabaña perdida en medio de la nieve porque lo considera una buena idea para que su prometida, Grace, estreche lazos con los chavales. Sin embargo, para darle más intensidad a esta dramática situación, el padre tiene que pasar unos días en la ciudad por trabajo y los chicos y la madrastra se quedan juntos en la casa que, a su vez, está siendo azotada por una fuerte tormenta de nieve. La convivencia no va a ser fácil y no sabemos si es que en la casa se están produciendo sucesos extraños o es que alguien se está volviendo un poco loco, pero de lo que estamos seguros es de que esto, no va a terminar bien. 

La historia en The Lodge se va desarrollando poco a poco, a medida que la tensión va haciendo mella en los espectadores que sabemos que algo muy turbio está a punto de pasar, pero no sabemos por dónde van a ir los tiros o quizás sí, si sois muy listos. Yo la verdad es que no me esperaba el giro que iba a dar la trama en su parte final, cuando nos desvelan el gran enigma de los sucesos extraños de la casa y me dejó con el culo totalmente torcido.

Me parece un ejercicio de tensión, ambientación sobrecogedora e interpretaciones absolutamente sublimes. Una vez más, todo el protagonismo lo tiene una mujer, Riley Keough, que trasmite a la perfección la vulnerabilidad de una joven a la que todo esto de una nueva familia le viene un poco grande, teniendo como tiene un pasado un tanto turbio, al ser la única superviviente del suicidio colectivo de una secta que dirigía su padre. La chica que como es normal, sigue en tratamiento psicológico con medicación, no va a gestionar del todo bien los sucesos extraños que la rodean, ni la tensa situación con los niños, que desembocará en un final sorprendente. 

No os perdáis esta cinta, aunque os recomiendo que lo hagáis en un entorno apacible ya que el tono en The Lodge es serio y de los que acojonan en una oscura noche de cuarentena. 






COLOR OUT OF SPACE



Y, el sábado por la noche llegó la película que toda la mandanga esperaba y es que una Muestra con Nicolas Cage es mucha Muestra. Después de las buenas críticas que nos habían llegado de los afortunados que la pudieron disfrutar en el pasado Festival de Sitges, la expectación era máxima. La adaptación de una de las historias cortas más populares de H.P. Lovecraft dirigida por Richard Stanley, al que recordaremos por su sombrero y por trabajos como: Hardware (1990), Dust Devil(1992) o The Island of Dr. Moreau (1996) de la que fue despedido y sustituido por John Frankenheimer, es cuanto menos que sorprendente.

La película nos presenta a la familia Gardner que recientemente se ha mudado al lugar más bucólico del mundo, huyendo del bullicio de la gran ciudad. El padre, se dedica a la cría de Alpacas (el animal del futuro) y la madre trabaja desde casa, mientras se recupera de una reciente operación. Una noche, un meteorito cae cerca de su casa, muy al estilo del segmento de Creepshow (1982), protagonizado por Stephen King: The Lonesome Death of Jordy Verrill (1982) y sus vidas dan un vuelco. Se empiezan a suceder hechos muy extraños como plantas que crecen demasiado rápido, problemas con las comunicaciones, atípicos comportamientos de los animales e incluso la familia empieza a sufrir la consecuencias de la "radiación" de este meteorito que parece estar alterando las leyes del tiempo y el espacio.

La cinematografía en The Color out of Space es maravillosa con esa profusión de tonalidades rosas, en la mayor parte de los escenarios cuando el "organismo alienígena" se manifiesta, pero no sólo eso, si no que los efectos especiales para desarrollar ese Body horror al más puro estilo de The Thing (1982) es para levantarse de la butaca y aplaudir muy fuerte. 

A pesar de ser una película protagonizada por Nicolas Cage, que esta ahí para elevar la cinta al estatus de culto (muy buen ojo el de los responsables de su productora SpectreVision) el tono es bastante dramático. Sobretodo en la segunda parte, cuando todo se va de madre, sí que tenemos algunas muestras de su histrionismo más exacerbado y de sus muecas más locas, pero nunca deja de ser un hombre normal tocado por el horror de una sustancia que está acabando con su familia, de una manera de lo más cruel y desagradable. 

Muy recomendable esta colaboración entre Stanley-Cage y la productora de Elijah Wood tan amante de la luz y el color en sus últimos trabajos. Dado el éxito que llevan cosechando por todos los festivales por los que han pasado, seguramente no sea la única. Que no os den miedo sus casi dos horas de duración porque os aseguro que este viaje psicodélico y lovecraftiano merece la pena. 






Y hasta aquí mi paso por la 17 Muestra Syfy, ya que el domingo no pude asistir. Un Festival que empezó un tanto regular, pero que después remontó y de qué manera. No dejéis de ver ninguna de las cintas que os he recomendado en cuanto os sea posible porque no os decepcionarán. Me sigue pareciendo mentira que hace sólo una semana estuviéramos tan tranquilos disfrutando de una de las cosas que más me gusta en la vida y hoy estemos en período de cuarentena en casa. Pero al mal tiempo, buena cara y ahora toca prepararnos nuestros propios festivales cinéfilos. ¿Qué puede salir mal si nosotros somos los organizadores?