lunes, 16 de octubre de 2017

THE BABYSITTER (2017)


Algo estaba indagando para la sección de trailers que hago cada mes, cuando me topé con una foto del rodaje de esta película. Como no había mucha información sobre ella, no la retuve en mi memoria, hasta que este fin de semana, con su estreno en Netflix, las redes sociales se pusieron a echar humo. Yo, después de casi tres años con el blog, ya he aprendido la lección y si una cinta empieza a causar revuelo entre el público y la mayor parte de las opiniones son buenas, hay que verla porque con un 90% de probabilidad, no me defraudará. Babysitter no ha sido la excepción y me lo he pasado pipa con ella.

Cole, es un chico de 12 años, sobreprotegido, un tanto friky y objeto de las bromas de sus compañeros, entre otras cosas, por seguir teniendo una niñera a su edad. Pero afortunadamente para él, Bee, es una niñera extremadamente sexy, divertida, que entiende tanto de Stark Trek como de Alien y utiliza, muy a menudo, citas de películas en sus conversaciones. Una noche Cole se queda despierto para averiguar qué es lo que realmente hace Bee cuando él se va a la cama y lo que descubre le dejará con el culo torcido.

Esta comedia de terror, irreverente hasta límites insospechados, que dudo que se hubiese estrenado en salas sin algún tijeretazo en sus diálogos, es obra de McG, conocido principalmente por un par de películas de los Angeles de Charlie y Terminator Salvation (2009).

La película, con clara estética videoclipera, arranca con la presentación de los personajes. La estrecha relación, casi de hermanos de Cole (Judah Lewis) y Bee (Samara Weaving), la autentica estrella de la cinta, los curiosos padres de Cole, que suelen irse de escapada para solucionar sus problemillas maritales y su vecinita (Emely Alyn Lind), la única amiga del colegio que tiene una situación familiar un tanto peculiar con las "protestantes" de su padre, jajaja. Una vez conocidos todos, empieza la marcha con el sorprendente descubrimiento de Cole y todo se convierte en una espiral de violencia, sangre y muertes, en esta especie de Home Alone (1990) gore.  



Como no os quiero desvelar mucho de la trama, para no estropearos la experiencia, os diré que la premisa que se establece para que empiece el festival gore, está introducida como escusa porque apenas se explica nada del sentido que tiene todo esto, ni lo que intentan conseguir con ello. Sólo hay unos de los personajes, la animadora interpretada por la ex chica Disney, Bella Thorne, que sí que explica sus razones para estar en la casa de Cole con oscuros propósitos. Para mí es de los personajes secundarios más divertidos y el que tiene las líneas de dialogo, más irreverentes y políticamente incorrectas. Me alegro de que Netflix haya llegado a nuestras vidas, porque ese tipo de diálogos serían impensables en la televisión o salas de cine españolas. 

Babysitter tienes momentos bastante cómicos con lo que confieso que me reí, pero sobre todo escenas en las que lo ojos se me iban salir de las órbitas ante la sorpresa de lo que estaba viendo. Esta película se definiría como un enorme WTF que no te abandona nunca. Y, para los que estéis dudando de si además de humor, esta cinta tiene sangre, os diré que hay litros y litros, pero también explosiones, pechos disparados, muertes a tupliplén y hasta un tórrido beso entre dos de las actrices principales, al más puro estilo de Wild Thing (1998). El grupo de amigos de Bee están estereotipados hasta la máxima potencia, pero eso no afecta en absoluto a la trama. Tenemos a la animadora superficial sólo preocupada por su físico, el chico cachas que siempre va sin camiseta, la asiática sádica, el negro gracioso y que siempre acaba cubierto de sangre y el friky al que nunca han besado. Todo un cocktail de personajes de lo más varipinto. 

Es posible que Babysitter no sea del gusto de todo el mundo, porque no es la quinta esencia del cine de terror, ni nada parecido. Hay que tomársela como lo que es, una comedia con un humor negrísimo, desenfada y con muy mala leche que promete hacernos pasar un buen rato y que pasado un tiempo, nos acordaremos poco o nada de ella. Sin embargo, hoy por hoy es la mejor comedia de terror del año (creo que no he visto otra, jajaja).

Mi recomendación es que no indaguéis absolutamente nada sobre ella, si queréis disfrutarla a lo grande, sin saber qué es lo que se os viene encima. Hasta la propia sinopsis de Netflix ya es un spoiler en sí misma y os cuenta mucho más de lo que yo os he contado aquí. Así que poneros la película directamente y no seáis curiosos que la curiosidad mató al gato y en el cine de terror, a todo el mundo, jejeje. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario