jueves, 7 de diciembre de 2017

SOCIETY (1989)


En total, este año he hecho dos maratones en casa de cine de terror para intentar darle un empujón a mi visionado de películas anuales, que este año se ha visto algo perjudicado. Una de las principales causas ha sido mi agitada vida social, que me ha mantenido, en ocasiones,  alejada de mis tan amados #frightfridays y a esto se le ha unido mi ausencia, en la Maratón de las 12h de Molins, dónde en una sola noche habría visto 6 películas (increíble, pero cierto). Así que con la intención de poder paliar un poco esta situación y acercarme a las 206 películas que vi en 2016, este puente de diciembre he decido hacer una maratón de cine de terror, en la que tengo programadas la friolera de 10 películas, en 5 días. Entre las elegidas, que iré desvelando a medida que las vaya visionando porque la lista inicial siempre sufre cambios, he querido combinar clásicos imprescindibles con películas del 2017 porque, siendo sincera, no se que voy a hacer para completar el TOP 10 del año.  

La primera elegida fue un clásico de culto de los 80, que supuso el debut en la dirección de Brian Yuzna. El productor y director filipino, peso pesado del cine fantástico y de terror durante los 80 y principios de los 90, trabajó en la producción de títulos tan emblemáticos como Re-Animator (1985), Re-Sonator (1986) Dolls (1987), casi siempre al lado de su amigo Stuart Gordon. Ya una vez a los mandos de la dirección, Yuzna siguió esta estela de cine bizarro con títulos como Bride of Re-animator (1989) o Return of the Living Dead III (1993), pero ya sus trabajos fueron perdiendo calidad y el beneplácito del público. A principios de los años 2000, funda junto a Julio Fernández, la Fantastic Factory con la que pretendía producir películas españolas de terror a la altura de las norteamericanas. A esta etapa pertenecen Faust: Love of the Dammed (2000), Beyond Re-Animator (2003), Rotweiler (2004) o Beneath Still Waters (2005).

Society nos presenta a Bill Whitney, un joven de 17 años que vive con sus padres y su hermana en una lujosa mansión de Beverly Hills. A pesar de contar con todos los privilegios que un chico de esa edad puede tener a su alcance, ser el mejor deportista y el líder de los concursos de debates, Bill siente que no encaja en su familia y que sus padres no le demuestran la misma devoción que a su hermana Jenny. Su paranoia le llevará a descubrir un extraño culto al que pertenecen las altas clases de su comunidad.

Aunque en la superficie, la cinta nos habla de la paranoia e inseguridad de un joven que, a pesar de triunfar entre sus compañeros de instituto, se siente un extraño con su propia familia, lo que Yuzna pretendía mostrarnos era una dura crítica contra la diferencia de clases y cómo los privilegiados se aprovechan de los que no pertenecen a su círculo. Una de las frases que acompañaban al cartel de la película apuntaba que "Los ricos siempre se han alimentado de los pobres" y, aunque esto siempre se ha dicho de manera metafórica, en Society adquiere un sentido literal, jejeje.


La película podría dividirse en dos partes, una primera es la que nos presentan el mundo de privilegios por el que se mueve Bill y su familia, con concursos de debates, novias pijas y fiestas de adolescentes ricos. En este universo, aparentemente idílico, se empiezan a manifestar las paranoias de Bill, al más puro estilo de Invasion of the Body Snatchers (1978), cuando le comenta al psiquiatra que le está tratando que "si rasca la superficie, habrá algo debajo". En este punto, empezamos a dudar si las cosas tan bizarras que ve el protagonista: a su hermana con el cuerpo retorcido o a su padres dándole un masaje nada inocente, en ropa interior, pertenecen a la realidad o son fruto de su propia paranoia.

En la segunda parte, todo este cúmulo de extraños sucesos alcanza su punto álgido en una especie de orgía de látex, sustancias viscosas y carne fundida en la que los jóvenes que no pertenecen al círculo de la alta sociedad, pasarán a convertirse en el alimento de este peculiar culto que sólo quiere divertirse y practicar sexo. Este desmadre de efectos prácticos, que a día de hoy siguen sorprendiendo, son obra del japonés Screaming Mad George que volvería a colaborar con Yuzna en Bride of Re-Animator (1989), Iniciation: Silent Night, Deadly Night 4 (1990) o en la antología de Necronomicon (1993). La carne derretida, que se funde con otros cuerpos para formar unas creaciones de lo más estrambóticas, llegará hasta el punto de que la expresión cara culo, adquiera un sentido literal, jejeje. Un espectáculo dantesco y repulsivo que es la seña de identidad de una película que no admite clasificaciones.

En cuento al reparto, la única cara conocida es la del protagonista Billy Warlock, que unos años después se convertiría en todo un icono sexual, al pasear su palmito por las soleadas playas de California en Baywatch (1989-2001). No hay ninguna actuación destacable, de hecho, lo único que la diferencia de ser una película de sobremesa de Antena 3, es lo bizarro de su argumento. Sin embargo, sí que me gustaría destacar la presencia de un personaje que, aunque no dice ninguna palabra, termina siendo más enigmática que los propios funde-carne y no es otra que la estrafalaria madre de la atractiva Clarissa, una mujer con una estaña predilección por el pelo humano.

Así que horror lovers, no nos engañemos, Society no es una buena película. Sí que es cierto que posee un guión de lo más interesante, pero que Yuzna no supo aprovechar del todo. Si eludimos sus últimos 20 minutos de festival gore funde-carne, el resto no deja de ser una mala película de adolescentes de instituto en la que ondea la presencia de algo extraño. Pero a pesar de todo, Society destila esa magia del cine de terror de los 80 y  se ha convertido en una de las joya del Body Horror y, como lo denominarían mis amigos de Aguas Turbias que la semana que viene sacaran un programa sobre esta cinta, de la nueva carne sin Cronenberg. Una cinta que no tuvo una gran acogida en EEUU, pero sí que fue recibida con los brazos abiertos en Europa. Así que si queréis formar parte del círculo y no ser devorados por una horda de ricachones lujuriosos, no tendréis más remedio que verla, jejejee.

lunes, 4 de diciembre de 2017

THE TUNNEL (2011)


The Tunnel es una de esas películas que me habían recomendado una y otra vez, pero nunca había encontrado el momento de ponerme con ella. Os confieso que necesito un ánimo especial para enfrentarme a un mockumentary, porque seamos sinceros, hay mucha morralla por el camino y no suele ser un formato fácil o ágil de ver. Pero, dada mi experiencia, hay que hacer caso a las recomendaciones de la gente, sobretodo cuando son en masa, porque le pueblo es sabio y nunca se equivoca o por lo menos en lo que a cine se refiere, jajaja.

Debido a los problemas de escasez de agua, el gobierno Australiano anuncia un proyecto en el que todo el agua depositada en los túneles en desuso, que hay bajo la ciudad de Sidney, se reciclaría. Pero de repente, el gobierno abandona el plan, en medio de una serie de noticias contradictorias acerca de vagabundos que se resguardan allí y que parecen haber desaparecido en extrañas circunstancias. Un grupo de periodísticas se adentrará en esta red de túneles con la intención de descubrir la verdad sobre esta historia pero, como muy bien apunta la frase que aparece en el cartel de la película, la historia les acabará encontrando a ellos. 

The Tunnel es la primera y única película, hasta el momento, de su director Carlo Ledesma que se ha dedicado más a los cortometrajes y a los documentales de denuncia contra la industria y los hábitos alimentarios. Los productores de la película emprendieron una campaña bastante creativa para la financiación y distribución de The Tunnel. Crearon el "135k Project", una especie de crowfounding, con el que pretendían alcanzar los 135.000 dolares, mediante la venta de fotogramas de la cinta, a un dolar. El proyecto fue todo un éxito y al contar con una promoción gratuita a través de las redes sociales, esto no hizo más que aumentar el interés de la gente hasta niveles estratosféricos. Una vez terminada, The Tunnel, se distribuyó simultáneamente por Bit Torrent, VOD, DVD y una proyección limitada en salas de Australia y Nueva Zelanda. 

La estructura de este mockumentary es bastante sólida, ya que pretende dar veracidad a los hechos que vivieron este grupo de periodistas, presentándolos mediante una combinación de secuencias de televisión falsas, imágenes de las cámaras de seguridad y del material que ellos consiguieron grabar y rescatar, así como entrevistas con algunos de los protagonistas. Sin embargo, esta estructura termina convirtiéndose en uno de sus principales puntos débiles, al mostramos, desde el principio, quién vive y quién muere, acabando así con la intriga en este aspecto.

Antes de que el equipo se adentre en los túneles tenemos una presentación de personajes breve, pero bastante efectiva. Natasha, la ambiciosa periodista que hará lo que sea por conseguir la noticia que le proporcione el reconocimiento que tanto anhela, la fuerte amistad entre el cámara y el técnico de sonido y las tiranteces que existen entre Peter, el productor y Natasha por haberle arrastrado a cubrir esta noticia. 

Una vez que ya conocemos a los pobres incautos que se van a meter en la boca del lobo, nos introducimos, no sin algunas dificultades, en estos tenebrosos y oscuros túneles abandonados. La oscuridad lo inunda todo y el temor a perderse por este entramado de túneles, a medida que se van quedando sin luz, empieza a elevar los niveles de tensión y claustrofobia no sólo de los protagonistas, sino también del espectador. Sin embargo, esto no será nada, para cuando empiecen a encontrar indicios de que algo terrible ha estado pasando en los túneles y sean conscientes de que una extraña presencia está acechándolos. 



Aunque la película no es terrorífica en sí misma, sí que la oscuridad, la suciedad y la fuerza de una atmósfera inquietante, consigue angustiar y sugestionar a las mil maravillas. Porque, ¿hay algo más acojonante que perderse por unos túneles sin apenas luz, porque estás huyendo sin control de una amenaza que no sabes muy bien en qué cosiste? Para mí no lo hay y es que este tipo películas, en cuyo grupo también metería a la excepcional The Descent (2005) o As above so below (2014) consiguen agobiar de lo lindo a una claustofóbica como yo. 

La idea principal que se extrae de la película es la ambición de una periodista, que hace todo posible, sin medir las consecuencias o posibles peligros, para conseguir su historia. En este sentido, la película me recordó a Starry Eyes (2014), ya que en ésta la ambición de una actriz se paga con la putrefacción de su cuerpo y The Tunnel con la amenaza de un ser cuya naturaleza no sabemos si es humana o sobrenatural. La ambición es un pecado de la humanidad que en el cine de terror recibe su castigo, pero como siempre apunto, me molesta este tipo de moralina "cristiana" que, especialmente, en los Body Horror actuales es bastante irritante o, ¿ recordáis alguna película de los últimos años en los que el deterioro del cuerpo del protagonista, que casi siempre es una mujer, no se deba a una especia de castigo divino por algún pecado? Perdonadme que me haya desviado del tema de la película, pero relacioné todo esto al ver a Natasha, desde el primer momento, muy apesadumbrada y arrepentida, soportando todo el peso de sus actos sobre sus hombros y, en definitiva, este es el castigo y penitencia, por su osadía.

A pesar de sus debilidades, considero que The Tunnel es una película bastante efectiva, ya que con un presupuesto muy ajustado, apenas 135.000 dolares, consigue crear una producto sugerente e inquietante. Esa atmósfera de leyenda urbana, en el que no se explica del todo el origen del mal que les acecha en las profundidades y unas cuantas escenas que consiguen hacerte saltar del sillón, la convierten en un mockumentary superior a la media. Se la recomendaría a todo aquel que no este saturado por este tipo de formato (porque haberlos haylos) y que todavía tenga alguna esperanza de encontrar algún producto destacable. 

Y, tengo una pregunta, ¿Sabéis por qué los directores australianos están tan empeñados en alejarnos de su país? Porque visto lo visto, ya nunca se me ocurriría visitar el Outback, ni las granjas de fertilizantes, ni sus pantanos, ni me montaría en ningún barco y ahora a todo esto se le suma, que tampoco pondría un pie en su metro. ¿Nos va a quedar algo que visitar? jajajaja.



viernes, 24 de noviembre de 2017

THE HORROR IS COMING (11/17)


Lamento haberos dejado en Octubre sin la sección de estrenos de cine de terror, pero entre el resfriado y el Festival de Nocturna no me ha dado tiempo a nada. Así que para compensaros un poco, este mes os he traído unas propuestas de lo más variaditas: Una excursión por un bosque de lo más siniestro, el origen de uno de los asesinos en serie más conocidos de la historia y otra excursión, pero esta vez con un individuo de lo más inquietante. Lo se, no soy nada original, lo siento


Empezamossssss:


THE RITUAL



Siempre me han atraído mucho las películas de gente que se va al campo/bosque y les pasan cosas. Un entorno tan bucólico y apacible en el que pasaríamos tranquilamente un fin de semana, se acaba transformando en un lugar siniestro y aterrador. 

De The Ritual se ha dicho que es lo que tendría que haber sido el remake de The Blair Witch Project (1999) y no ese reboot fallido de 2016 de mis queridos Wingard y Barret, que no levantan cabeza desde la magnifica The Guest (2014) y dudo que lo vayan a hacer con su siguiente proyecto, el remake de una obra maestra como I saw the devil (2010). Chicos, ¿que os está pasando? En fin, que me estoy desviando del tema y lo único que quería decir, es que con esta comparación queda bastante claro a qué tipo de peligros se van a enfrentar el grupo de amigos que eligió este bosque para hacer senderismo en homenaje a  un compañero muerto.

Una premisa muy recurrente. En The Descent (2005), el grupo de chicas decide hacer espeleología, en homenaje al marido y la hija de una de ellas, muertos en un accidente de trafico. En The Shallows (2016), Blake Lively hacía surf en una peligrosa playa de México, en honor a su madre fallecida. El honrar a los muertos haciendo actividades arriesgadas, no suele salir muy bien en el cine de terror, pero salirse de las rutas establecidas y atravesar frondosos bosques para atajar el camino, suele convertirte en carne de cañón para espíritus, perturbados y todo tipo de criaturas con oscuras intenciones. ¿Pero lo bonito del trekking no era precisamente andar sin prisas y disfrutar del paisaje? Mal empiezan estos chicos, jejeje.

La película, basada en el best-seller de Adam Nevill, ha sido dirigida por David Bruckner, responsable del gradioso segmento de Southbound (2016), en el que un buen samaritano intentaba salvar a un chica que había atropellado, mientras hablaba con su mujer por el móvil. Además, es co-director junto a Dan Bush y Jacob Gentry, de la aclamada comedia de terror The Signal (2007), que lleva despertando mi interés desde hace tiempo y tengo previsto verla en breve. 

Según apunta la frase del título, el grupo de chicos debería haberse ido a las Vegas antes que al bosque, pero no es que la cosa pinte mucho mejor por la ciudad de Nevada y si no que se lo digan a los protagonistas de Very Bad Things (1998) o Hostel: Part III (2011). Así que puestos a decidir, nos quedamos con este bosque lleno de símbolos de brujería, oscuros cultos satánicos, ruidos extraños y tenebrosas presencias que pretenden aniquilar a estos insensatos uno a uno. El terror no ha hecho más que empezar...



Próximamente se estrenará en Netflix que se ha hecho con lo derechos de distribución


MY FRIEND DAHMER


Una de las películas que más me llamó la atención del pasado festival de Sitges fue esta cinta que relata la adolescencia de Jeffrey Dahmer, antes de convertirse en un de los más asesinos en serie más conocidos de EEUU. La película, basada en la novela gráfica homónima de Derf Backderf, quién fue amigo del propio Dahmer en el colegio, relata como se fue fraguando la personalidad del que más tarde sería conocido como El Carnicero de Milwaukee. Su complicada vida en un hogar difícil, sus dificultades para relacionarse con sus compañeros de una manera sana o la represión de sus impulsos homosexuales, fueron los detonantes de esta mente perturbada.

Siempre ha habido una mezcla entre morbo y curiosidad por conocer la vida de los asesinos, pero bien es cierto que con la llegada de series como The Jinx (2015), Making a Murderer (2015) o la reciente Mindhunters (2017), este subgénero goza de un buen estado de salud. Aunque en 2002 se realizó una película titulado Dahmer, protagonizada por un todavía no muy conocido, Jeremy Renner, que ahondaba en los asesinatos y en el canibalismo, la película de Marc Meyers se centra en el aspecto psicológico y social que envolvía a Dahmer antes de convertirse en un asesino. 

Me parece muy interesante este acercamiento muy a lo Marvel, con la presentación del personaje, pero al contrario de lo que sucede con los superhéroes que salvarán a la humanidad, el futuro de Dahmer será matar, descuartizar y comerse a 17 hombres y chicos entre 1978 y 1991. Aterrador, ¿no? Así que será muy interesante ver el punto de vista desde el cuál se cuenta la historia porque el espectador nunca podrá empatizar con semejante monstruo, pero sí comprender las circunstancias que le empujaron a la senda del asesinato y no a cualquier otra.

El guión de My Friend Dahmer estuvo incluido en la Black List de 2014, esa lista que incluye los guiones no producidos, más apetecibles del año. Os dejo aquí un artículo que hice a principios del 2017 sobre este tema. No termino de entender por qué las productoras no se ponen a invertir en estos guiones tan prometedores que, además, han sido votados por una serie de expertos y se dejan de tantos reboots, remakes y secuelas que ya nos aburren y no hacen más que saturar el mercado de productos faltos de calidad.

La verdad es que para los que no conocemos muchos aspectos sobre la vida de este homicida, no sería mala idea comenzar por la película de 2002 que, aunque no posee muy buenas críticas, nos servirá para hacernos una idea del tipo de asesino al que nos enfrentamos. Una vez adquirido este conocimiento, nos dejaríamos sorprender con My friend Dahmer y la visión que un compañero del colegio tenía de él.

Todavía no he visto la película pero, después de todo lo que he leído sobre ella, se me está despertando la curiosidad por leer el cómic ya que, además de no ser el típico formato en que solemos encontrar este tipo de historias, me interesa conocer en qué medida le afectó a Derf Backderf haber conocido a unos de los asesino en serie mas prolíficos de EEUU. A todos a los que se os haya despertado el mismo interés, sólo deciros que tenéis el cómic en Amazon y es un auto regalo perfecto para este Black Friday, ¿no os parece?






Estrenada en multitud de festivales y en algunos cines de USA y Canadá durante Noviembre


DESOLATION



Imagen relacionada

Seguro que ya os habréis dado cuenta, que tengo especial predilección por las películas que se desarrollan en bosques o emplazamientos al aire libre. Creo que esto se debe a que aunque me encantan las escapadas rurales y hacer senderismo de vez en cuando, no dejo de ser una urbanita que no se desenvolvería del todo bien, en una situación extrema en plena naturaleza. Pero ahora no os quiero hablar de los peligros que podemos encontrar en la propia Naturaleza, que son muchos, si no de los perturbados que deciden acosar a sus víctimas en este entorno, ya que las posibilidades de sobrevivir y escapar se reducen notablemente: no hay cobertura y la civilización y los víveres están a kilómetros de distancia.

Desolation nos cuenta cómo una joven madre, desolada por la muerte de su marido, decide ir con su hijo y su mejor amiga a esparcir las cenizas de éste, por un lejano bosque, hasta que un misterioso excursionista empieza a acecharlos. 

Ya empieza a ser repetitivo, que casi siempre que nos quieren poner a unos urbanitas en plena naturaleza es porque alguien de su entorno que ha muerto, era muy aficionado a actividades como el senderismo, alpinismo o algo similar y la única forma que tienen de honrarles es haciendo lo que a él o ella más le gustaba. No se, puede que sea algo muy típico en el mundo anglosajón pero lo cierto es que a mí empieza a chirriarme un poco que la mayor parte de las películas de terror utilicen esta premisa para situar a un grupo de personas poco acostumbradas a la naturaleza, en pleno bosque. Parece que la falta de ideas se ha convertido en un virus que está asolando al mundo del cine últimamente, ¿no os parece?

La historia de la creación de Desolation es bastante curiosa. Sam Patton que hasta ahora había desempeñado diferentes funciones tras las cámaras, tanto en cine como televisión, decidió dar el salto a la dirección con esta película, de una forma que yo considero bastante inteligente. Allá por el 2015, un par de inversores le ofrecieron a Patton la oportunidad de dirigir una película y éste, tras leer algunos guiones y no quedar convencido, decidió bucear por la selección de la Black List, de la que era miembro desde hacía tiempo. Durante sus años en Blumhouse aprendió que la mejor opción para hacer una película pequeña de bajo presupuesto, era una cinta de género, así que eso es lo que se puso a buscar, hasta que dio con el guión de Desolation. Contactó con sus guionistas, Matt Anderson y Michael Larson-Kangas y, después de varias negociaciones para conseguir los derechos, se pusieron manos a la obra para adaptar el guion a los 30.000 dólares que tenían como presupuesto y ésta película fue el resultado. Independientemente de si la película me gusta o no, Sam Patton ya cuenta con todos mis respetos por tomar una iniciativa que no entiendo por qué el resto del mundo (directores, productores) no toma. Llevar a cabo una película que aparece en la lista de los mejores guiones no producidos, me parece un buen punto de partida para hacer una buena película. Está claro que todo se puede estropear o no aprovechar de lo mejor manera, pero es que se producen muchas cintas que no parten siquiera de un buen guión y, eso queridos horror lovers, no lo arregla ni un bol repleto de palomitas en vuestra cómodo sillón.

Pero centrándonos ya en el trailer de Desolation, que ya os aviso que deberíais evitar porque cuenta más de lo necesario, tenemos a un acosador con gafas de espejo, de lo más inquietante, que no pronuncia ni una sola palabra, muy al estilo de los asesinos enmascarados de The Strangers (2008) que daban bastante mal rollo quedándose quietos mirando a su víctimas. Pues bien, este individuo se irá acercando cada vez más, los protagonistas se asustarán y se saldrán de camino establecido, lo que nos llevará de lleno a la típica película en la que nos sabemos qué es mas peligroso, si que las personas de ciudad estén perdidas en un bosque en plena noche o que les esté persiguiendo un tío muy raro con no sabemos qué tipo de intenciones. 

La película puede estar bien o ser un completo aburrimiento mil veces visto, pero éste es el tipo de tramas que a mí me llaman la atención y como siempre digo, a mi ponme un bosque o un campamento y a un grupo de personas en peligro y ya me tienes casi ganada, jajaja. Espero no equivocarme. 


Estreno el 15 de Diciembre en cines de USA

martes, 14 de noviembre de 2017

NOCTURNA 2017: GAME OF DEATH / THE EVIL WITHIN / PHANTASM / MOM AND DAD


¿Pensabais que no llegaría nunca? Pues sí, aquí tenéis la última tanda de películas del Festival de Nocturna 2017 y os prometo que son las mas bizarras, locas y pasadas de vuelta de todo esta edición.


GAME OF DEATH



Hay películas que están concebidas con el único propósito de ser el divertimento del festival de turno y, en el caso del cine de terror, suelen ser cintas con grandes dosis de sangre, personajes planos y una trama absurda que sólo existe como telón de fondo para el festival gore que nos espera. ¿Esto es algo malo? No, si disfrutas de ella en un festival lleno de gente, en el que todo el mundo aplaude con las muertes o se ríe con las absurdeces y termina haciendo muy divertido un truño, que de otra manera hubiese sido infumable. ¿O a alguien le gustó realmente Green Inferno (2013) viéndola solo en su casa? 

Dicho esto, paso a comentaros brevemente el argumento de Game of Death, que como su propio título indica, un grupo de amigos jugarán a un macabro juego que les obligará a asesinar a otros, para no morir ellos. Sencillo, ¿verdad? Pues esto es lo que vamos a tener, un grupo de adolescentes, sin muchas neuronas, que se reúnen para beber y divertirse, pero acaban en la terrible encrucijada de tener que elegir entre convertirse en asesinos o ser aniquilados por el propio juego, mediante el estallido de su cabeza. La verdad es que hasta que se deciden por una u otra vertiente, a alguno de ellos se les hinchará la cabeza como un enorme globo, hasta que estalle estrepitosamente, poniéndolo todo perdido de sangre.

En algunas críticas la señalaban como la mezcla entre Jumanji (1995) y Natural Born Killers (1994), pero creo que esta comparativa le queda bastante grande. Carece de la sorpresa y el impacto que nos causó la primera y del carisma y empatía que nos provocaban los personajes de Oliver Stone. Uno de los principales problemas de Game of Death es precisamente que nos da absolutamente igual quién viva o muere porque no llegamos a conocer a ninguno de los protagonistas.

En definitiva, esta película de bajo presupuesto que a veces se deja notar en alguna de las escenas de muerte, dirigida por los canadienses Laurence Morais-Lagace y Sebastien Landry, es todo un festival de muertes, cabezas que estallan y adolescentes descerebrados que prometen hacernos pasar unos momentos muy divertidos, pero en compañía, por favor, que este no es un producto apto para ver en solitario.




THE EVIL WITHIN



Una de esas películas malditas o con un aura inquietante a su alrededor. The Evil Within fue el único trabajo de su director Andrew Getty, un multimillonario, adicto a las drogas que tardó 15 años en terminarla, tras sufrir problemas financieros, demandas, cambios en el equipo y fallecer trágicamente, antes de poder verla acabada. La película se terminó gracias al productor Michael Lucery y es bastante probable que difiera de la idea que Getty tenía en mente.

The Evil Within nos pone en la piel de Dennis, un treintañero discapacitado y con tendencias sociópatas que vive al cuidado de su hermano mayor en una lujosa casa. Dennis se hace amigo de la imagen que proyecta en un antiguo espejo y que le obliga a desatar una furia asesina, contra las personas que más quiere.

Esta película no hubiese sido posible sin la increíble interpretación de Frederick Koehler, que consigue hacer perfectamente creíble dos personajes con la misma apariencia, pero con expresiones y actitudes corporales totalmente diferentes. Acompañándole tenemos a Sean Patrick Flanery y Dina Meyer, dos rostros conocidos de los años 90 y que contribuyen a generar este aura onírica y de otro tiempo.

Getty concibió un guión muy extraño que nos adentra en la mente perturbada de un loco, en la que la delgada linea que separa las pesadillas de la realidad, se desdibuja. Aunque Dennis es un chico retrasado y tímido que nos produce ternura, el álter ego que aparece reflejado en el espejo, interpretado por el mítico Michael Berryman, en un ser malvado y conspirador que conducirá al Dennis real, a cometer pequeños asesinatos contra animales, en un primer momento para más tarde convencerlo que debe acabar con todas las personas que tienen relación con él.  

The Evil Within es de esas películas que deben digerirse lentamente y, aunque nada más verla no me entusiasmó y estaba segura que de haberla visto sola en casa no la hubiese soportado, me alegra haber tenido la oportunidad de enfrentarme a este producto tan personal y bizarro que, aunque adolece de un guión, a veces incoherente y muy bizarro, en conjunto en una obra única e interesante. No es una cinta fácil de recomendar porque no creo que sea del gusto de mucha gente, pero si os atrevéis a entrar en los retorcidos recovecos de la mente de Dennis, adelante, os espera un viaje de lo más aterrador.  





PHANTASM (1979)



Este fue el único clásico que vi en el Festival y la verdad es que le tenía bastante ganas porque es el inicio de unas de esas sagas míticas del cine de terror que nunca había encontrado el momento de comenzar. Debo reconocer que me debatía entre la sensación de pereza máxima y las ganas de conocer al hombre alto, así que ya sabéis cuál ganó, jajaja. 

Como ya todos sabréis, Phantasm cuenta o lo pretende, la historia de un joven que ve como un hombre alto levanta, sin ayuda de nadie, el ataúd en el que yace el amigo de su hermano, recientemente fallecido. Cuando el chico se lo cuenta a su hermano, éste no le cree, pero no contento con eso, decide seguir más de cerca a este personaje tan siniestro. A partir de aquí, una pesadilla con esferas asesinas, extraños enanos y un enterrador de lo más siniestro harán de sus vidas una auténtica pesadilla de la que no podrán despertar.

Obra magna del mítico Don Coscarelli, que convirtió la saga de Phantasm en su buque insignia y, al hombre alto, en todo un icono del cine de terror. También hay que valorarle que, en una época en la que el slasher irrumpió con fuerza en el séptimo arte, él decidiese alejarse totalmente de este tipo de producción y prefiriera embarcarse en una película más centrada en el terror psicológico. 


Phantasm es de esas películas que una vez vista, me planteo cómo ha llegado a convertirse en una cinta de culto. Cierto es que tiene un antagonista carismático, interpretado por el ya imponente, Angus Scrimm, una atmósfera muy personal y onírica, una artilugio aniquilador muy efectivo: la esfera plateada que perfora el cerebro y de la que sale la sangre a propulsión pero, ¿que me decís de la trama? ¿No os resulta bastante inconexa, como si fuesen un montón de escenas unidas por una misma atmósfera y puesta en escena? Seguramente esto se deba a los recortes de posproducción, que acabaron con el hilo de la historia que nos quería transmitir Coscarelli pero, a pesar de ello, Phantasm consiguió captar la atención de legiones de seguidores que veían en esta cinta, el reflejo de esas pesadillas inconexas que nos acababan aterrorizando de igual manera.

Lo cierto es que Phantasm no me entusiasmó mucho, aunque me dejé seducir por su atmósfera pesadillesca. No descarto darle una oportunidad a sus secuelas, para ver si consigo echar algo de luz a una historia y una iconografía que no dejan de ser interesantes pero que, por lo menos en esta primera película, no fueron muy bien aprovechadas. 




MOM AND DAD



Y con el gran Nicolas Cage llegábamos a la clausura de Nocturna que, aunque muchos continuaron con la sesión golfa y la programación del domingo, para mí terminó aquí. Lo cierto es que no podrían haber hecho una mejor elección para cerrar una edición que, sin ninguna duda, se ha convertido en la mejor de estos 5 años de Festival. 

El argumento de Mom and Dad responde a la pregunta que ya por el año 1976 nos formuló el gran Chicho Ibañez Serrador, ¿Quién puede matar a un niño? Pues Nicolas Cage, Selma Blair y el resto de adultos de esta película, serán afectados por un extraño virus, de origen desconocido, que les despertará unas ansias irrefrenable de matar a sus propios hijos. 

A todo aquel que disfrutase con la adrenalina y la locura que destilaba la duología de Crank, dirigida por Brain Taylor y Mark Neveldine, les gustará esta comedia de humor negrísimo que, esta vez Taylor, dirige en solitario. Los constantes movimientos de cámara para trasmitir el ritmo frenético de la acción, las escenas es las que una multitud de adultos se lanzan contra sus hijos para intentar atacarlos de mil maneras posibles y ver a un Nicolas Cage poseído por un frenesí de locura, la convierten en una propuesta gamberra y perfecta para un cierre de Festival.

La película comienza presentándonos a esta típica familia norteamericana, con una hija adolescente que ha dejado de ser la niñita de sus ojos, un hijo pequeño que deja todos los juguetes tirados por la casa y unos padres, que ven como su juventud se ha esfumado y han quedado atrapados en sus aburridas vidas de carrozas. Tras esto, el extraño virus empieza a infectar a todos los adultos y convertir las calles y colegios en auténticos campos de batalla. No hay muchas escenas sangrientas, porque más bien los que se pretende es sugerir estos infanticidios. Más que impactar lo que que la película busca es incomodar. 

Es curioso cómo el primer impulso de Selma Blair, al presenciar esta especie de purga contra los niños, es correr hacia su casa para salvar a sus hijos pero, cuando éstos se cruzan en su ángulo de visión, algo se activa en su cerebro y ya lo único en lo que piensa es en aniquilarlos. Lo mismo le pasará a Cage cuando llegue a la casa y así pasaremos a la segunda parte de la historia que se convierte en una especie de asedio con mazos y cuchillo eléctricos para para alcanzar a los niños que se han encerrado en el sótano.

Aunque Mom and Dad es un gran producto de serie B, hecho para el cachondeo y despiporre festivalero, si que es cierto que, en algunos momentos, se echa de menos un poco más de mala leche y sangre. Pero, en definitiva, Mom and Dad es una gran cinta de entretenimiento que, aunque no es perfecta y su final abrupto te produce la sensación de que el rollo de película se ha quemado, dejando para el olvido el desenlace de la cinta, te deja con la satisfacción de haber visto al Nicolas Cage más histriónico y pasado de vueltas de la historia, jejeje. Una película bastante recomendable para haceros pasar un buen rato, pero mantenerla lejos de aquellos padres a los que veáis un poco desbordados, porque esta película no puede hacer más que sugerirles ideas un tanto radicales, jejeje.





Y aquí termina mi paso por el Nocturna 2017. No voy a perder ahora el tiempo comentando el palmarés del Festival porque a estas alturas poco os puede interesar ya y, además, para variar, me perdí varias de las premiadas como Dhogs o Bajo la Rosa. Una vez ya pasado todo y leídas las valoraciones de mis compañeros horror lovers, lo único que lamento es haberme perdido el documental 78/52 y Matar a dios porque me han despertado muchísimo interés y espero volver a tener la oportunidad de verlas.

¿Que es lo que destacaría de esta 5º edición de Nocturna?

  • La gran elección de películas que sin duda ha sido la mejor de todos los años.

  • El mimo con el que la organización ha tratado a la prensa, respondiendonos a todas nuestras dudas rápidamente y asignandonos asientos centrales en la mayor parte de la sesiones (esto no suele ser lo habitual)
  • El entusiasmo y cariño con el que todo estaba organizado y que el nuevo director del Festival, Sergio Molina, nos transmitió en cada una de sus intervenciones.

  • Ese momento mágico que vivimos durante la entrega del premio como Maestro del Fantástico a Narciso Ibañez Serrador. Su presencia y sus palabras, se nos quedarán grabadas a todos los que tuvimos la suerte de vivir este momento.
  • Reconozco que, aunque en un primer momento no estaba muy segura con los cambios que había decidido introducir la nueva organización (fechas y desdoblamiento de sedes), tengo que reconocer que han sido todo un acierto y me han renovado la ilusión y el entusiasmo por nuestro festival de la capital, al que deseo un futuro muy fructífero y cargado de ediciones que yo pueda disfrutar, jejeje.


jueves, 9 de noviembre de 2017

NOCTURNA 2017: TRAGEDY GIRLS / HOSTILE / LES AFFAMÉS / REVENGE



TRAGEDY GIRLS



No se si es casualidad, pero ya resulta sospechoso y un tanto repetitivo, que ésta sea la tercera película del mes pasado (The Babysitter, Happy Death Day), protagonizada por mujeres atípicas como Scream Queens o Final Girls. No obstante, era una de las películas que más ganas tenía de ver, tras las buenas críticas recibidas en el festival de Sitges.

La historia arranca con Sadie y McKayla, dos adolescentes tan obsesionadas con la redes sociales y conseguir seguidores, que han decidido secuestrar a un conocido asesino en serie para que las instruya en el arte de matar y así conquistar la red. Pero, como no podía de otra manera, el plan se tuerce y nuestras protagonistas tendrán que modificar su plan, pero no por ello escatimar en sangre y víctimas. 

La comedía de terror ideada por Tyler MacIntyre, pretende darle una nueva vuelta de turca al slasher, tranformando a las víctimas habituales de este tipo de películas, en las asesinas encargadas de emprender la matanza adolescente. Es interensante y al mismo tiempo aterrador, ver cómo estas dos jovenes matan con el único afan de conseguir seguidores para su blog "Tragedy Girls", en el que se dedican a informar sobre los asesinatos que tienen lugar en el pueblo, pero claro, con información más que privilegiada. La película esta plaga de hastags, likes y de referencias a las redes sociales por las que navegan los jovenes de hoy en día y, lejos de ser molesto, complementa bastante bien la estética desenfadada y cómica de la cinta.

Además de un guión interesante, el exito de Tragedy Girls se sustenta en la química de sus dos protagoniastas, interpretadas por las prácticamente desconocidas, Brianna Hildebrand y Alexandra Shipp. Representan a la perfeccion la delicadeza de unas adolescentes bien vistas y valoradas por sus familiares y amigos y ese punto de locura asesina que a veces sale a la luz. También son muy interentes los cameos de Josh Hutcherson, cuyo papel es deternillante y el de Kevin Durand, que aquí interpreta a un asesino con algún que otro problema de dicción.

En una sociedad como en la que vivimos, tan preocupada por la popularidad a cualquier costa, no es muy descabellado pensar que algo así pudiese llegar a producirse, pero lejos de ser alarmante, Tragedy Girls, se centra en el humor y en la diversión. Alguno de los asesinatos, en los que se derrocha sangre a raudales, me recordó en cierto modo, a la escena de la trituradora de madera de Tucker and Dale vs Evil (2010), interesante, ¿verdad?. Pues toda la película esta plaga de momentos cómicos y situaciones absurdas de lo más divertidas y, aunque no es una película perfecta, es una propuesta refrescante, dónde el binomio entre el humor y la comedia funciona a la perfección. 




HOSTILE



Lo cierto es que me enfrenté a esta película con las expectativas por los suelos, después de haber leído alguna que otra opinión que la catalogaba como un tostón supremo. En algún momento, hasta se me pasó por la cabeza, cambiar la entrada por la película de la otra sala, dónde iban a proyectar Maniac (1981), como homenaje a una de las musas del festival, Caroline Munro. Pero, teniendo en cuenta que precisamente había elegido Hostile, huyendo de este clásico que, en su momento, no me funcionó para nada, pensé que era mejor lo malo por conocer, que lo malo conocido, jejeje.

Esta pequeña película francesa, respaldada por Xavier Gens, director de una cinta mítica de la corriente del Cine Extremo francés, Frontière(s) (2007), que aquí parece un Eli Roth de tierras galas, bajo ese anuncio de "Xavier Gens Presents", esta dirigida por Mathieu Turi. Hostile es su ópera prima como director, aunque cuenta con una sólida carrera a sus espaldas como asiente de dirección, en títulos de bastante envergadura como Inglorious Bastards (2009) o Sherlock Holmes: A Game of Shadows (2011).

El argumento de Hostile es bastante simple. Nos situamos en un futuro post-apocalíptico al más puro estilo Mad Max, en el que Juliet, nuestra protagonista, sufre una accidente y queda atrapada en su coche, en medio del desierto. La joven tendrá que sobrevivir a las extrañas criaturas que acechan de noche mientras, mediante flaskbacks, recuerda su complicada historia de amor. 

Lo que son las expectativas, ¿verdad? No esperaba nada de esta película, más que una siesta en la butaca (la proyectaban a las 17.15) y me encontré con un debut bastante correcto e interesante. Es posible que el público de Sitges, dónde se había proyectado previamente, se sintiese decepcionado, al no encontrar ninguna película de terror, si no un dramón romántico post-apocalíctico con tintes fantásticos, pero la verdad es que a mí, sin resultarme ninguna maravilla, me funcionó.

La protagonista, interpretada por Brittany Ashworth a la que podemos ver en la recientemente estrenada The Crucifixion (2017), del omnipresente Xavier Gens, no es un personaje simpático, ni que nos caiga bien, pero tampoco queremos que muera atacada por extrañas criaturas. Al mismo tiempo, queremos saber más de su poco idílica historia de amor, que aunque tiene el estilo de un Pretty Woman de sobremesa, es lo que la hace seguir luchando por su vida. 

Aunque ya os he comentado que Hostile es una película correcta, sí que me parece que abusa demasiado de los flasbacks, que acaparan la mayor parte del argumento. Lo verdaderamente interesante es la trama de Juliet, atrapada en un coche volcado, con escasa munición y víveres, haciendo frente, como puede, a unos monstruos que quieren cenársela esa noche. En las escenas de acción, en las que se producen los ataques de los monstruos, la tensión está muy bien dirigida y sin duda, constituyen el principal atractivo de la cinta. 

Puede entender que Hostile no sea una cinta que vaya a gustar a todo el mundo, principalmente por su vertiente edulcorada y un final más que previsible. Sin embargo, si nos la tomamos como lo que es, un drama romántico, en un entorno desolador y diferente, creo que funciona bastante bien. No olvidemos que estamos hablando del debut de su director, que aquí también firma el guión, por lo que tendríamos que ser algo más benevolentes y esperar  a ver qué derroteros toma la carrera del joven cineasta galo. 



LES AFFAMÉS



¿Qué deciros de la película canadiense del festival que fue presentada a través de un simpático vídeo de su guionista y director, Robin Aubert, junto a su hija? Pues que a mí me encanta el cine zombi, pero el de acción, el de esos zombis que corren a los Usain Bolt, que atacan en hordas de millones de no-muertos y que son más difíciles de matar que el propio Steven Seagal. Esto no quiere decir que no sea amante del cine zombi haitiano o del gran George A. Romero, sino que no puedo con esa vertiente moderna de transformar el cine zombi en dramas humanos lentos, tediosos y aburridos, como me pasó con la francesa Mutants (2009) o la española The Returned (2013). Pues bien Les Affamés es de ese estilo y por lo tanto, no es fruto de mi devoción.

En Les Affamés, el virus zombi se ha extendido por el mundo y en un pequeño pueblo de Quebec, un puñado de supervivientes intenta sobrevivir a pesar de falta de esperanza y vivieres.

Como antes os comentaba, la cinta se posiciona en el drama de estas personas que se ven obligadas a unirse para sobrevivir, a pesar de que tienen caracteres e intereses muy diferentes. A diferencia de las películas o series norteamericanas de zombis, aquí no tienen grandes planes, ni ningún héroe que se haga cargo de la situación, sino que enfocan esta terrible situación desde un plano más realista y mundano. Los zombis de vez en cuando atacan, salpicando de bajas a nuestro, ya de por sí, reducido grupo de personajes y otras veces se dedican a apilar sillas o juguetes en extraños montones que observan petrificados. ¿El motivo de todo esto? Lo siento, pero no lo pillé, así que si alguien puede echar luz sobre este síndrome de diógenes al estilo zombi, se lo agradecería enormemente.

Lo que destacaría en Les Affamés es su cuidada fotografía y cinematografía, que denotan la gran maestría y el saber hacer de su director. Pero en definitiva, el guión no me funcionó. Los personajes están escasamente definidos por lo que no empatizas con ninguno de ellos y no sientes, en absoluto, sus muertes, y esto termina provocando que la historia se me hiciera tediosa y carente de interés. He leído muy buenas críticas sobre Les Affamés e incluso se ha convertido en una de las sensaciones del año en lo que a cine fantástico se refiere, pero en mi humilde opinión, es un guión fallido con un envoltorio precioso y profesional.



REVENGE



La estrella de Nocturna, una de las películas más alabadas de Sitges, premiada con la mejor dirección, un rape & vengeance, ¿qué más se podía pedir? Pues que me hubiese impactado tanto como el remake de I spit on your grave (2010) o Savaged (2013) y no fue el caso.

Revenge sigue el esquema habitual de este tipo de cintas, en el que tres hombres casados y adinerados, se reúnen para cazar, como todos los años, en una casoplón en medio de la nada, pero esta vez, uno de ellos trae a su amante, provocando el interés y el deseo de sus amigos. Tras la "obligada" violación, la chica es dada por muerta, pero ésta se recupera milagrosamente y emprende una sangrienta venganza contra sus atacantes.

Coralie Fargeat, responsable del guión y la dirección, nos presenta un rape & vengeance concebido para el disfrute de una audiencia, ávida de ver a una preciosa joven, acabar con una panda de indeseables. El problema que yo le encuentro a la cinta y el motivo por el cuál no ha pasado a ocupar los primeros puestos de mis rape & vengeance favoritos, es que hay que hacerle demasiadas concesiones para que la situación resulte creíble. Con esto, no me estoy refiriendo a que una chica menudita y un tanto ingenua, se convierta en una Lara Croft de la vida y arrase con sus técnicas de supervivencia y aniquilamiento, como es habitual es las cintas de este género. Me refiero a que hay una serie de elementos, un tanto fantásticos que, al no encontrarnos en una cinta de ciencia ficción como lo era Savaged, resultan un tanto increíbles e hilarantes: la escena de la rama en llamas, la cauterización de sus heridas o los litros de sangre que pierde la chica y ella tan feliz.

Revenge cuenta con una protagonista carismática y dura, interpretada a la perfección por Matilda Lutz, el desalmado que comete la violación, el que la permite y el grandísimo hijo de p.... que intenta solucionar la situación, eliminado el problema. Un reparto bastante reducido pero que en ningún momento, resulta insuficiente para el devenir de la historia. 

Una venganza sangrienta y salvaje siempre es disfrutable y en esta cinta no soy capaz de calcular los litros y litros de fluido rojo que pudieron utilizar. Sobre todo en esa alargada escena final que se convierte en un interminable pilla pilla por una casa inundada de sangre, que en la audiencia no produjo otra cosa que multitud de carcajadas. 

Resumiendo, Revenge es un rape & vengeance que bien merece un visionado por su buen manejo de la tensión, por su maravillosa protagonista, los asesinatos, la sangre y, en definitiva, por esas situaciones absurdas que la acaban convirtiendo en una propuesta tremendamente divertida y disfrutable. No será la mejor de su género, pero si una cinta entretenida para pasar un buen rato y no tomarse demasiado en serio.


domingo, 5 de noviembre de 2017

NOCTURNA 2017: HAPPY DEATH DAY




Perdonad la tardanza en traeros la reseñas de Nocturna, pero fue acabar el festival y ser víctima del mayor trancazo de la historia o por lo menos de la mía propia, jejeje. El constipado se extendió hasta la noche de Halloween, por lo que no tuve más remedio que quedarme en casa, pero la parte buena fue que honré esta mágica noche con una pequeña maratón de 3 películas que espero traeros pronto por el blog. Y, ya no me enrollo más y pasó a contaros mi experiencia en Nocturna 2017.

Lo primero de todo, me gustaría confesaros que ésta ha sido la mejor edición a la que he asistido y digamos que en serio, he acudido los últimos 3 años. El nivel de las películas ha sido superior al de otras ediciones porque sin ir más lejos, lo del año pasado fue una tortura china. También, en la asistencia de público se ha notado un incremento en prácticamente todas las sesiones, pero sobretodo en la inauguración y la clausura dónde la sala estaba llena hasta la fila 1 y lo sé porque a mí me tocó ver Mom and Dad desde la fila 2, jajjaaa. 

Pero lo que más feliz me ha hecho, ha sido conocer en persona a un montón de amigos twitteros y blogueros como a la estupenda @mensajeramojave con la que interactuo mucho por twitter, a los simpatiquísimos integrantes del blog, El fin de los mundos, y por fin, conocí al gran Salariasa, de Aguas Turbias, todo un honor para mí. ¡¡Snuff, te estas resistiendo!!! jajaja. Además, volví a disfrutar del festival al lado de mis queridos mandaguers y de mi inseparable amiga y horror lover Carmen. Y, ahora sí, vamos con lo que os interesa, las películas de Nocturna 2017.

HAPPY DEATH DAY



Así sí se hace un blockbuster de terror. No digo que sea la quinta esencia del cine de género pero es un producto muy cuidado, entretenido y altamente disfrutable, tanto para los amantes de cine de terror, como para los menos versados en en el género. Además, ¿cuánto hacía que no veíamos un slasher que no fuera un remake, reboot o secuela? 

Como ya todos sabréis la película parte de la premisa de Atrapado en el tiempo (1993), pero con algunas diferencias. Nuestra protagonista, Tree, una chica engreída y mentirosa, es asesinada por un enmascarado el día de su cumpleaños, pero quedará atrapada en un extraño bucle temporal que la hará revivir una y otra vez ese mismo día y su trágico final. Tree tendrá que ser capaz de resolver su propio crimen, si quiere sobrevivir, ya que a diferencia de lo que le pasaba a Bill Murray, Tree conserva en su cuerpo las secuelas de sus múltiples asesinatos y esto la irá debilitando.

Para su director, Christopher Landon, hijo del inolvidable Michael Landon, protagonista de La casa de la pradera (1974-1983) y Autopista hacia el cielo (1984-1989), éste no es ni su primer trabajo tras las cámaras, ni su primera participación en una película de terror. Aunque principalmente ha desempeñado funciones de guionista en un montón de películas, lo que verdaderamente nos interesa a los horror lovers es que ha sido el director de la penúltima cinta de la saga de Paranormal Activity, The Marked ones (2014) y la más que disfrutable comedia de terror, Scouts Guide to the Zombie Apocalyse (2015). Por lo que no precipito al decir que estamos frente a uno de los directores más interesantes de esas comedias de terror tan gamberras y frescas que tanto triunfan en el panorama actual.

En Happy death day, volvemos a tener a una protagonista atípica para una cinta de terror como ya nos pasó en Babysitter (2017). Tree no es una persona para nada simpática, sino que es una fiestera cabrona e hija de su madre, pero que nos acaba cayendo bien y queremos que sobreviva a toda costa. No me molestó en absoluto el mensaje de la película a lo 13 reason why (2017), de que todo acto o comportamiento tiene sus consecuencias y que la protagonista se de cuenta de ello y vaya intentado ser mejor persona cada vez que empieza un nuevo día. Es una cinta dirigida principalmente a un público adolescente y me parece perfecto que un medio que no suele ser el habitual, les bombardeé con este tipo de mensajes para conseguir erradicar estas actitudes dañinas y egoístas de la juventud de hoy en día. 

Uno de los principales atractivos de Happy Death Day, es ver cómo Tree intenta aprender de sus muertes previas, para conseguir escapar de su destino, pero al cambiar sus acciones, otra persona termina muriendo. Así que lo que tenemos es algo parecido a un macabro juego de Quien es quien?, en el que los muertos de cada una de las vidas de Tree, se van eliminando del panel de posibles sospechosos. Es muy divertido ver con qué humor se toma la protagonista el hecho de que nadie, más que ella, vaya a recordar sus acciones y esto le permite hacer más de una locura. 

Lo cierto es que ésta es la película que mejor me funcionó del festival, con una protagonista cabrona y divertida, interpretada perfectamente por Jessica Rothe, la máscara del asesino me parece muy mal rollera y aunque las dosis de sangre no son abundantes, el ritmo frenético, la tensión y el humor que destila la cinta te mantiene enganchado a la pantalla en todo momento. Así que no se os ocurra perderos la segunda película de terror de año, que ha conseguido alzarse con en Nº1 en la taquilla norteamericana, porque en diciembre tenemos que enfrentarnos a la dura tarea de elegir cuál ha sido la mejor comedia del año y esta en una firme candidata. 

lunes, 23 de octubre de 2017

NOCTURNA 2017: FESTIVAL DE CINE FANTASTICO DE MADRID



Más de un año y medio esperando la nueva edicion de Nocturna, el Festival de Cine Fantástico de Madrid y, por fin, desde este Miércoles 25 al 29 de Octubre podremos disfrutar de él. Un Festival que afronta un cambio de imagen, fechas, sedes y hasta de equipo de organización. Lo primero que me ha llamado la atención, como gran seguidora de este festival que soy, es su cambio de fecha de mayo a octubre porque no considero que les vaya a beneficiar mucho el estar tan próximos al Festival de Sitges que finalizó hace sólo unos pocos días. En esta V edición dispondremos de dos sedes diferentes, una en el Cinesa proyecciones y otra en la Cineteca de Madrid que acogerá la programación nacional. Esto aumentará el número de películas a proyectar, pero considero que difilcultará el tránsito de expectadores, al encontarse a media hora de distancia en transporte público. Sin embargo, nada de esto me impedirá disfrutar un año más, de una de las citas ineludibles de la capital para cualquier horror lover que se precie y pienso exprimirla a tope junto al equipo de mandanguers.

El programa del Festival viene bastante cargadito con propuestas de todo tipo y géneros como rape & vengeances, zombis, sectas, cajas con extraños poderes, presencias demoniacas, vampiros, hombres lobo policía y un largo etc. La elegida para dar el pistoletazo de salida a este renovado festival, no es otra que Happy Death Day (2017), que junto con The Babysitter (2017) se disputarán el título a la mejor comedia de terror del año. En la clausura, podemos disfrutar de Mom and Dad (2017)una película que recibió bastante buenas críticas en el pasado Festival de Sitges y es que, ¿quién no está deseando ver a Nicolas Cage como un padre mortífero? Entre las 31 películas que conformarán la cartelera de esta V edición, tendremos propuestas tan apetecibles como: Tragedy Girls, The Evil Within, Matar a Dios, 78/52 o Revenge. Os dejo aquí el enlace a su página dónde podréis consultar todos los horarios y titulos del Nocturna 2017

Además, contaremos con el homenaje a Narciso Ibañez Serrador que recibirá la distinción de Maestro del Fantástico y del que se proyectarán El hombre que vendió su risa (1964)La Residencia (1970) y la estupenda ¿Quién puede matar a un niño? (1976). La mítica actriz británica, Caroline Munro, también será homenajeada en esta edición, con un pase especial de Maniac (1980), el actor Jack Taylor recibirá el Noctuna de Honor y contaremos con la proyeccion de La Novena Puerta (1999) y por último, pero el que más ilusión me hace sin ninguna duda, es el premio que recibirá como Maestro del Fantástico, el gran Don Coscarelli. El sábado se proyectará una de sus obras más míticas, Phantasm (1979), que ya os confieso que no he visto y que mejor oportunidad que ésta, para ponerle remedio. ¿No os parece?

El Forum Fnac Callao acogerá la mayor parte de las actividades parelelas del festival como encuentros con los homenajeado, presentaciones de libros y mesas redondas de fanzines, cortometrajes, editoriales y festivales. 

Lo cierto es que este Nocturna 2017 se me presenta un poco complicado porque mi gran amiga y eterna compañera de festivales y maratones de terror, está un poco indispuesta y no sabremos hasta el último momento si podrá acompañarme, como cada año, al Festival. De esto dependerá, en gran medida, las películas a las que podré asistir por lo que todavía no os puedo adelantar mi planificación fílmica. No obstante, os voy a dejar la lista de películas a las que tendría previsto acudir, en caso de que todo saliese a las maravillas, para que podáis consultar las críticas que vaya haciendo, más facilmente. 



¿Son unas cuántas verdad? Tengo que darle un buen empujón a mi visionado de cine de este año, que está considerableme por debajo del anterior, jajaja. Podéis seguirlo en twitter bajo el hastag #ElCineQueHeVistoEn2017 y prepararos para uniros el año que viene.