jueves, 19 de octubre de 2017

WAKE WOOD (2009)


A todos aquellos que medianamente entendéis el inglés, os recomiendo el podcats canadiense Faculty of Horror. En él, Andrea Subissati y Alexandra West, nos hablan de una o dos películas al mes, pero por si esto os parece poca frecuencia, en su pagina web, nos dejan un montón de información adicional de cada episodio, que es una autentica delicia.

Pues bien, una vez hechas las presentaciones, os diré que la película de hoy, Wake Wood, la descubrí gracias a su especial de Halloween del año pasado. Este 2017 tienen otro, así que ya tenéis, nada más y nada menos, que 62 películas de género recomendadas por estas dos grandes expertas del cine de terror. Yo que vosotros no me las perdería.

Una joven pareja se ha mudado al tranquilo pueblo irlandés de Wake Wood para superar la trágica muerte de su hija. Cuando pensaban que era imposible soportar la perdida de la niña y que incluso, la pena iba a acabar con la relación, descubren que el pueblo guarda un secreto que puede devolver la felicidad a su vidas.

Y, como no podría ser de otra manera, el responsable de esta película es un irlandés, David Keating que, salvo por un par de películas más y otros tantos documentales, no se ha prodigado mucho por la meca del cine. Aunque Wake Wood se comercializó como una producción de la nuevamente resurgida Hammer, lo cierto es que ésta no invirtió un solo duro en su creación, sino que adquirió los derechos una vez terminada, para su distribución.

Dicho esto, vamos a adentrarnos un poco más en la película, una especie de Pet Semetary (1989) con magia pagana irlandesa de por medio. Porque sí, tendremos a una niña que vuelve de la muerte un tanto cambiada, más que por su aspecto físico, que no acojona como lo hacía Cage en la adaptación de la novela de Stephen King, por sus preferencias a la hora de divertirse. Y es que si el pueblo tiene una serie de normas por la cuáles se te concede el don de recuperar a un ser querido tras su muerte, quien eres tu, aunque seas el mismísimo Little Finger de Game of Thrones (2011 - ), para llevarles la contraría. 

Así que como consecuencia de contradecir una de las reglas sobrenaturales del pueblo, tendremos a una niña mortífera, que asesinará a todo aquel que se cruza en su camino, en una espiral de violencia y mala leche muy interesante. 


Impermeable amarillo guiño al rojo de Don't look now (1973)

Aunque estemos hablando de una pequeña producción irlandesa, no penséis que han escatimado en sordidez porque hay una cuantas escenas un pelín desagradables, como en la que Aidan Gillen le hace una cesárea a una vaca o el propio ritual para resucitar a los muertos. Hay un elemento bastante curioso que utiliza la gente del pueblo, una especie de ábaco con extrañas propiedades que no terminan de estar muy claras. Por un lado, parece una especie de ordenador arcaico en el que se introducen los datos y características del fallecido y pluf, ¡magia!, le tienes vivito y coleando pero, en otra ocasión, se utiliza para detectar a un posible resucitado fraudulento. Así que no me termina de quedar muy claro la utilidad de este ábaco tan peculiar.

El papel de Eva Birthistle aquí es bastante similar al que interpretaba en la grandiosa The Children (2008). Una joven madre a la que le cuesta ver a sus propios hijos como una amenaza y enfrentarse a ellos con dureza. Como os he comentado antes, Aidan Gillen es el amoroso padre y esposo, capaz de todo por devolver la felicidad a su mujer, rota por el dolor por la muerte de su hija. Y entre los secundarios, cabría destacar a Timothy Spall, el druida y líder del pueblo, que le plantea la posibilidad al matrimonio de recuperar a su hija. 

Lo que más me ha gustado de este drama sobrenatural, además de la profunda tristeza y desesperación que trasmiten los padres de la niña, es esa atmósfera oscura de pequeño pueblo escondido de la campiña irlandesa que sigue conservando sus extraños rituales y tradiciones. Todo muy parecido a The Wicker Man (1978), dónde también se veía con cierta suspicacia a la gente que venía de fuera y no les dejaban integrarse en la comunidad.

Interesante cinta de terror con niños mortíferos, en la que el drama de la perdida del ser querido y las consecuencias de quebrantar las reglas divinas, acarren consecuencias terribles. Una película con cierto regusto a las cintas de serie B de estilo gótico, dónde la historia se va desarrollando de manera pausada y el terror es limitado,pero efectivo. Wake Wood no aporta nada que no hallamos visto en numerosas ocasiones, pero sí que es cierto que lo envuelve en un áurea melancólica y creepy que la hacen muy disfrutable.



lunes, 16 de octubre de 2017

THE BABYSITTER (2017)


Algo estaba indagando para la sección de trailers que hago cada mes, cuando me topé con una foto del rodaje de esta película. Como no había mucha información sobre ella, no la retuve en mi memoria, hasta que este fin de semana, con su estreno en Netflix, las redes sociales se pusieron a echar humo. Yo, después de casi tres años con el blog, ya he aprendido la lección y si una cinta empieza a causar revuelo entre el público y la mayor parte de las opiniones son buenas, hay que verla porque con un 90% de probabilidad, no me defraudará. Babysitter no ha sido la excepción y me lo he pasado pipa con ella.

Cole, es un chico de 12 años, sobreprotegido, un tanto friky y objeto de las bromas de sus compañeros, entre otras cosas, por seguir teniendo una niñera a su edad. Pero afortunadamente para él, Bee, es una niñera extremadamente sexy, divertida, que entiende tanto de Stark Trek como de Alien y utiliza, muy a menudo, citas de películas en sus conversaciones. Una noche Cole se queda despierto para averiguar qué es lo que realmente hace Bee cuando él se va a la cama y lo que descubre le dejará con el culo torcido.

Esta comedia de terror, irreverente hasta límites insospechados, que dudo que se hubiese estrenado en salas sin algún tijeretazo en sus diálogos, es obra de McG, conocido principalmente por un par de películas de los Angeles de Charlie y Terminator Salvation (2009).

La película, con clara estética videoclipera, arranca con la presentación de los personajes. La estrecha relación, casi de hermanos de Cole (Judah Lewis) y Bee (Samara Weaving), la autentica estrella de la cinta, los curiosos padres de Cole, que suelen irse de escapada para solucionar sus problemillas maritales y su vecinita (Emely Alyn Lind), la única amiga del colegio que tiene una situación familiar un tanto peculiar con las "protestantes" de su padre, jajaja. Una vez conocidos todos, empieza la marcha con el sorprendente descubrimiento de Cole y todo se convierte en una espiral de violencia, sangre y muertes, en esta especie de Home Alone (1990) gore.  



Como no os quiero desvelar mucho de la trama, para no estropearos la experiencia, os diré que la premisa que se establece para que empiece el festival gore, está introducida como escusa porque apenas se explica nada del sentido que tiene todo esto, ni lo que intentan conseguir con ello. Sólo hay unos de los personajes, la animadora interpretada por la ex chica Disney, Bella Thorne, que sí que explica sus razones para estar en la casa de Cole con oscuros propósitos. Para mí es de los personajes secundarios más divertidos y el que tiene las líneas de dialogo, más irreverentes y políticamente incorrectas. Me alegro de que Netflix haya llegado a nuestras vidas, porque ese tipo de diálogos serían impensables en la televisión o salas de cine españolas. 

Babysitter tienes momentos bastante cómicos con lo que confieso que me reí, pero sobre todo escenas en las que lo ojos se me iban salir de las órbitas ante la sorpresa de lo que estaba viendo. Esta película se definiría como un enorme WTF que no te abandona nunca. Y, para los que estéis dudando de si además de humor, esta cinta tiene sangre, os diré que hay litros y litros, pero también explosiones, pechos disparados, muertes a tupliplén y hasta un tórrido beso entre dos de las actrices principales, al más puro estilo de Wild Thing (1998). El grupo de amigos de Bee están estereotipados hasta la máxima potencia, pero eso no afecta en absoluto a la trama. Tenemos a la animadora superficial sólo preocupada por su físico, el chico cachas que siempre va sin camiseta, la asiática sádica, el negro gracioso y que siempre acaba cubierto de sangre y el friky al que nunca han besado. Todo un cocktail de personajes de lo más varipinto. 

Es posible que Babysitter no sea del gusto de todo el mundo, porque no es la quinta esencia del cine de terror, ni nada parecido. Hay que tomársela como lo que es, una comedia con un humor negrísimo, desenfada y con muy mala leche que promete hacernos pasar un buen rato y que pasado un tiempo, nos acordaremos poco o nada de ella. Sin embargo, hoy por hoy es la mejor comedia de terror del año (creo que no he visto otra, jajaja).

Mi recomendación es que no indaguéis absolutamente nada sobre ella, si queréis disfrutarla a lo grande, sin saber qué es lo que se os viene encima. Hasta la propia sinopsis de Netflix ya es un spoiler en sí misma y os cuenta mucho más de lo que yo os he contado aquí. Así que poneros la película directamente y no seáis curiosos que la curiosidad mató al gato y en el cine de terror, a todo el mundo, jejeje. 



jueves, 12 de octubre de 2017

BELOW (2002)


La verdad es que elegí esta película porque me encantan las historias de terror localizadas en espacios reducidos, dónde las posibilidad de escape son muy escasas, como barcos, naves espaciales o… submarinos. Me encantan esas atmósferas angustiosas, claustrofóbicas dónde una tripulación que se conoce desde hace tiempo, es eliminada poco a poco, con el consiguiente trauma emocional para los supervivientes y el empeoramiento de sus posibilidades de escapar. Además de contar con un guión sólido y cautivador, Alien (1979), Abyss (1989), Event Horizon (1997) o Triangle (2009), conseguían transmitir a la perfección esa agonía del encierro y esa angustia de estar amenazados por algo que atenta contra tu vida y no poder salir corriendo. Yo, que cada vez soy más claustrófobica, lo paso realmente mal con este tipo de películas y eso es algo que me entusiasma. Que una cinta sea capaz de acelerarme el pulso, ponerme nerviosa y hasta tener que abrir la ventana en busca de aire, no tiene precio.

Durante la II Guerra Mundial, la tripulación de un submarino americano rescata a los tres supervivientes de un barco hospital inglés hundido por los torpedos alemanes. Entre los supervivientes, hay una mujer que provoca el malestar y desasosiego de una tripulación totalmente masculina, pero antes de que empiecen siquiera a preocuparse por este tema, tendrán que hacer frente a un submarino enemigo que les pisa los talones y una presencia maligna que ronda por el buque.

El responsable de la trama del submarino maldito, no es otro que el tan de moda Darren Aronosky, que aquí coescribe el guion junto a Lucas Sussman y el director de la cinta, David Twohy. Twony es conocido por la saga de ciencia ficción que reelanzó al estrellato a Vin Diesel: Pitch Black (2000), The Chronicles of Riddick (2004), etc. Pero antes de su faceta de director, Towhy ya se ha había labrado una solida carrera como guionista de grandes títulos de Hollywood como The Fugitive (1993) o Waterworld (1995).

Lo mejor con lo que cuenta Below ese esa atmósfera opresiva de la que os hablaba en la introducción. La gran reproducción del interior del submarino, hasta el más mínimo detalle, el manejo de la luz y de la cámara, contribuyen a transmitir esa sensación de claustrofobia, como si estuviéramos recorriendo los laberintos de un enorme ataúd de hierro. Da la sensación de que hay demasiados marineros pululando por el barco o que las estancias son muy pequeñas porque las tomas que hay de exterior del submarino, lo muestran como una inmensa mole.



Sin embargo, el problema esencial de esta película en su guión. Intentan por todos los medios asustar al espectador con tantos elementos que acaba perdiendo efectividad. Por un lado, tenemos la desaparición en extrañas circunstancias del antiguo capitán, sustituido ahora por Brice, interpretado por el conocido Bruce Greenwood, muy de moda actualmente gracias a la estupenda Gerald's Game (2017). Por otro lado, entre los supervivientes del barco hospital hay un hombre con la cara destrozada que parece esconder algo. Yo todo el rato pensaba que portaba una enfermedad infecto contagiosa, a lo Cabin Fever (2002), pero mi gozo en un pozo. Por si esto fuera poco, tenemos también un submarino alemán que les ha detectado y atacado, provocando desperfectos muy graves en el buque. Y por último, lo más importante, estamos ante un submarino maldito porque empiezan a sucederse extraños episodios, como cuando suena, como por arte de magia, la canción de Benny Goodman, Sing, Sing, Sing, en los momentos más inoportunos o la aparición de presencias extrañas que conducen a la tripulación a más de un accidente mortal. Pero, ¿realmente estamos ante sucesos provocados por un fantasma o es la paranoia de una tripulación cada vez mas tensa por su terrible situación o las alucinaciones que les provoca la falta de oxigeno, fruto de una de las averías del submarino?

Nos intentan despistar con muchos elementos y ninguno de ellos, ni la parte del thriller, ni la parte sobrenatural, están totalmente desarrollados y se quedan diluidos sin una explicación satisfactoria. Es una pena que una puesta en escena tan espectacular y unas buenas actuaciones, como la siempre solvente Olivia Williams, mi adorado Jason Fleming o Zach Galifianakis, en uno de sus primeros papeles serios, no se resolviese de mejor manera. 

No obstante, creo que Below es una cinta que merece la pena por su gran ambientación y su atmósfera fantasmagórica, muy al estilo de las películas de terror clásico o de un capítulo de The Twilight Zone (1959-1964).




miércoles, 4 de octubre de 2017

MIS 50 TERRORES FAVORITOS DEL S.XXI


Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid y que éste es el año del 50 aniversario del festival de Sitges, he decidido traeros mis 50 películas favoritas de terror del s. XXI. He acotado la lista a los últimos 17 años porque si incluyo las joyas setenteras, los mejores slasher de los 80 y las grandes locuras noventeras, la selección se hubiese alargado hasta el infinito y más allá y ya tendremos tiempo para dedicarle el especial que se merece.

Ya os aviso que este listado es totalmente subjetivo, que son películas que me han impactado, me han dejado petrificada en mi asiento, con las que he sufrido y me han volado la cabeza, pero sobretodo, con las que he disfrutado a lo grande. Un grupo de títulos que la mayoría de los horror lovers conocerán porque sin duda son lo mejor que nos ha dado el cine de terror en los últimos años, pero que para los iniciados puede ser un gran punto de partida para marcarse unos maratones de escándalo (¡Qué envidia!)

Por esta entrada van a pasearse asesinos despiadados, venganzas sanguinarias, extraterrestres, hombre lobo, zombis, niños mortíferos, vampiros y todo lo que os podáis imaginar. Me gustan prácticamente todos los subgéneros, incluido el gore, del que hace poco me he dado cuenta que soy una gran fan. No es que hasta ahora no hubiese visto este tipo de películas, si no que el otro día, viendo una lista con lo mejor del gore, me di cuenta que había visto la mayoría y me habían encantado, aunque yo no las hubiese catalogado como tan extremas. ¿Será que con el tiempo me estoy haciendo más dura? Seguro que John Wick ya está temblando, jajaja.

Parto de la base de que nadie va a estar 100% de acuerdo con mi lista, ni tampoco lo pretendo, pero sí que me gustaría que me aportárais vuestras recomendaciones para ir confeccionando la lista de películas de terror moderno definitiva. Espero que la disfrutéis, que alguno la pueda aprovechar y que los que no tenemos suerte de ir estar mañana en Sitges, por lo menos podamos disfrutar estos días de buen cine, aunque sean revisionados. 


1. EDEN LAKE (2008): Una de las películas que peor cuerpo me ha dejado y con la que más he sufrido. Unos niños mortíferos de lo más despiadados que nos harán sentir la impotencia y el miedo de la pareja objeto de su acoso, una Kelly Reilly y un Michael Fassbender extraordinarios. Siempre digo que la causa de que no suframos con las películas de terror es que no nos da tiempo conocer a los personajes, ni a empatizar con ellos. Pues bien, aquí eso no sucede, adoraremos a esta joven pareja y sentiremos como nuestra, la terrible situación a la que les someten estos niños malsanos. Además, no es descabellado pensar que algo así pudiese llegar a ocurrir en una sociedad en la que la carencia de valores, educación y sentido común entre los más jóvenes, abunda de manera peligrosa. 


2. THE DESCENT (2005): Una película de terror en estado puro, dónde la claustrofobia, la tensión, la angustia y la desconfianza, se adueñarán de un grupo de mujeres fuertes y aventureras que un día decidieron adentrarse en una cueva inexplorada. La cinta que consagró definitivamente a Neil Marshall como uno de los grandes cineastas de terror de la nueva era y que nos mostró, que si se bloquea la entrada que usaste para acceder a una cueva, éste puede ser el menor de tus problemas. 

3. À L’INTÉRIEUR (2007): La película más brutal del cine de terror extremo francés. Un Home invasión protagonizado por una embarazada que se convertirá en un auténtico baño de sangre y que, sin duda, no dejará indiferente a nadie. Abstenerse corazones sensibles.



4. I SAW THE DEVIL (2010): Uno de los mejores thrillers de venganza surcoreanos, en el que un hombre debe convertirse en la bestia que está intentado cazar. Los dos protagonistas están magistrales y la fotografía tan cuidada y bella, provoca que un drama tan terrible, resulte un espectáculo visual maravilloso.

5. THE MIST (2007): Un gran estudio sobre la naturaleza humana, sobre cómo un grupo de gente encerrada y amenazada por una situación que les supera, pueden convertirse en seres más temibles que los propios monstruos que ha traído la niebla. Una de las mejores adaptaciones de una novela de Stephen King y con un final de los que te dejan el culo torcido y el corazón en un puño.




6. OLDBOY (2003): Siempre digo que nadie se venga como los surcoreanos, pero la segunda entrega de la trilogía de la venganza de Park Chan Wok es el sumun de una venganza despiadada y milimétricamente planificada. Ni el mismísimo conde de Montecristo se tomó tantas molestias con sus enemigos, jejeje. Todo en Oldboy, su estética, música, la actuación de Choi Min-Sik son brutales. 

7. THE LOVED ONES (2009): Cuánto daño han hecho las películas norteamericanas con sus cursis bailes de graduación. Después la gente se obsesiona con tener su cita ideal y si hay que raptar y torturar al acompañante, para que acepte, pues se hace. No soy muy amante de los torture porn, pero disfruté de lo lindo con Lola y su peculiar familia. Ojos brillantes es mi debilidad.

8. TRAIN TO BUSAN (2016): La película que ha impulsado un género tan desgastado en los últimos años como es el zombi. No-muertos de los rapiditos, ritmo frenético y un grupo de protagonistas inolvidables. ¿Qué abusa un poco del drama? Sí, pero que queréis son surcoreanos.

9. 10 CLOVERFIELD LANE (2016): La secuela de Cloverfield (2008) fue toda una sorpresa. Un thriller adictivo que te va atrapando poco a poco, gracias a las excelentes actuaciones de John Goodman y Mary Elisabeth Winstead y cuyo controvertido final, a mí me funcionó y muy bien, debo decir.

10. SLITHER (2006): Una divertidísima película que rinde tributo a esas cintas de ciencia ficción de serie B de los años 70 y 80 en las que unos parásitos extraterrestres invaden un pueblo, con consecuencias terribles.


11. WOLF CREEK 2 (2013): El nuevo icono de los slashers es australiano y vive en el Outback, dónde se dedica a asesinar a los turistas que van a mancillar su grandioso país. Una segunda parte aún más sangrienta, espeluznante y con un John Jarrat en estado de gracia.





12. STARRY EYES (2014): El mejor body horror de los últimos años, mezclado con rituales satanistas. Una delicia para todo amante del género y germen de mi adoración por Alexandra Essoe

13. GINGER SNAPS (2000): Nada de hombres lobo, las que dan miedo de verdad son las mujeres lobo. Pequeña gran película canadiense en la que el inicio de la licantropía se equipara con los cambios en la adolescencia. Pero no os confundáis que sangre y asesinatos no faltarán.

14. AMERICAN MARY (2012): Las hermanas Soska nos sorprendieron con este peculiar rape & vengance en el que una Katherine Isabelle impresionante, nos enseñaba lo peligroso que era meterse con una prometedora cirujana. 


15. MAY (2002)Una película extraña, pero muy especial en la que la dulzura y la locura más bizarra se dan de la mano. Angela Bettis está excelente con esa mezcla de vulnerabilidad y determinación que hipnotiza.  


16. THE CHILDREN (2008): Thriller navideño con niños mortíferos que acojonan de lo lindo. Aquí no te plantearás si puedes matar a un niño o no porque lo que está en juego es tu propia vida.

17. TRIANGLE (2009): La mezcla perfecta entre terror y ciencia ficción. La paranoia y las realidades alternativas se dan cita en este día de la marmota escalofriante, cuya intrincada trama está tejida de forma soberbia.




18. IT FOLLOWS (2014): La reinterpretación del slasher ochentero que alcanzó el status de culto casi al instante. Aquí el terror no tiene forma, pero acojona de la misma manera, mientras su excelente banda sonora nos guía por esta pesadilla.

19. THE WOMAN (2011): Claro exponente de que la maldad humana no conoce límites. Perturbadora, descorazonadora y extremadamente dura, pero ¿qué cabría esperar de la adaptación de una novela de Jack Ketchum? No hay que buscar los monstruos ahí fuera, sino en nuestro interior.

20. THE INVITATION (2015): Un thriller angustioso en el que la tensión se hace insostenible. ¿Nos estamos dejando guiar por un narrador poco fiable y su paranoia o los invitados a esta peculiar cena, esconden algo? Cuando lo averigüemos, ya será demasiado tarde.

21. THE CABIN IN THE WOODS (2012): Película de terror atípica que mezcla a la perfección otros géneros como la ciencia ficción y la comedia. No deis nada por sentado porque os prometo, que no estáis preparados para un viaje como éste. 

22. DEAD SNOW: DEAD vs RED (2014): La secuela de Dead Snow (2009), es mucho más gore, loca y divertida que su gran antecesora. Estos zombis noruegos nos han encandilado con su mala leche y humor políticamente incorrecto.

23. COHERENCE (2013): Cuando la ciencia ficción y el terror se mezclan de manera inteligente, obtenemos joyas como ésta. Una trama brillante dónde la tension va in crecendo y que os volará la cabeza, tiempo después de su visionado.



24. ALONE (2007): El segundo trabajo de los tailandeses de nombre impronunciable, responsables del bombazo de Shutter (2004). Este trabajo también gira en torno a las presencias sobrenaturales y me encantó su trama que, aunque no es nada novedosa, consiguió dejarme con la boca abierta con su sorprendente final.

25. SILENT HILL (2006): Uno de los pocos videojuegos que he probado y cuya película refleja ese cosmos desolador y pesadillesco a la perfección. Inolvidable su cuerpo de enfermeras.

26. CONFESSIONS (2010): La enseñanza se está volviendo una profesión de riesgo y que mejor reflejo que la terrible venganza que se emprende en esta cinta. Un juego macabro, con estética videoclipera que nos atrapará hasta el final.

27. LET ME IN (2008): Una joya poética del terror, tierna y perturbadora. El perfecto equilibrio entre el drama y el terror, nos muestra la amistad entre un niño y una joven vampiro. No, aquí no brilla nadie, jajaja

28. EVIL DEAD (2013): Fede Álvarez nos conquistó con este remake brutal, sangriento y aterrador. Una versión muy personal del clásico de Raimi, en el que el humor desaparece, en beneficio del terror. 

29. THE HILLS HAVE EYES (2006): Otro gran remake que, en este caso, superó el original de Wes Craven. Nos devolvió el miedo por la América rural y las bestias que allí aguardan.





30. BEDEVILLED (2010)
: De nuevo los surcorenaos y sus venganzas salvajes. Un duro drama rural, siniestro y sobrecogedor que te encoje el corazón, para luego romperlo en mil pedazos.

31. THE WITCH (2015)Una joya del terror psicológico. Todo en ella es especial, la fidelidad con la que recrea a la familia puritana, la tensión casi desbordante, las grandísimas actuaciones que se marcan todos los miembros del reparto, … Una propuesta diferente que no fue del agrado de todo el mundo, pero que a mí me maravilló.

32. WHAT WE DO IN THE SHADOWS (2014): Una comedia de vampiros divertidísima y original, a la que no desluce, sino que aporta realismo, su formato en falso documental. 

33. THE FINAL GIRLS (2015)
Una de las comedias de terror más refrescantes de los últimos años. Una premisa original y una reescritura de las normas establecidas en los slashers ochenteros, fueron los ingredientes perfectos para hacerse con el premio de público en el Festival de Sitges.

34. BATTLE ROYALE (2000): La versión salvaje de The Hunger Games (2012). Aquí vale prácticamente todo, los concursantes disfrutan con la masacre de sus compañeros y se emplean a conciencia en ello. No han escatimado en gore y, salvo algunos momentos de romance lacrimógeno, es puro divertimento.

35. SYMPATHY FOR MR. VENGEANCE (2002)Otra obra maestra de los thrillers vengativos surcoreanos. La primera parte de la trilogía de Park Chan-wok fue creada para sobrecoger, angustiar, impresionar, pero sobretodo maravillar y dejarnos con ganas de más, de mucho más.





36. THIRST (2009): De nuevo, mi adorado Park Chan-wok, pero esta vez con una historia de amor enfermiza en la que nos muestra su particular visión sobre los vampiros: atormentados, egoístas, sanguinarios, … Todo un dramón entre chupasangres, que rompe con los estereotipos habituales de este tipo de películas. Aquí sigue sin brilla nadie.

37. MUSARAÑAS (2014)Este drama enfermizo me recordó, en cierta manera, al Misery de Stephen King. Una agorafóbica loca de atar que no habría podido ser mejor representada que por Macarena Gómez, nos introduce en el reducido cosmos de su apartamento. Una atmósfera asfixiante, malsana y perturbadora que no ha escatimado en sangre y sordidez, en ningún momento.

38. LAST SHIFT (2014): El género de espíritus y fantasmas no es de mis preferidos porque no creo en nada de esto, pero esta especie de Asalto a la comisaría del distrito 13 (1976) con presencias demoniacas, consiguió acojonarme, para mi sorpresa.

39. EL HABITANTE INCIERTO (2005)
: Una joya desconocida del terror psicológico español. La paranoia, la soledad y el miedo a perder al ser amado, se dan cita en este original drama terrorífico.  

40. SECUESTRADOS (2010)
: Un Home Invasion brutal que consagró a Miguel Ángel Vivas como la nueva promesa del cine de terror patrio.

41. DOG SOLDIERS (2011)El perfecto híbrido entre acción y hombres lobo era transformar a un grupo de soldados duros y entrenados, en fieros licántropos. El impresionate debut de Neil Marshall está cargado de testosterona, balas y muchos peludos gigantescos.



42. ATTACK THE BLOCK (2011): ¿Puede haber algo mejor que un ataque extraterrestre en un barrio marginal londinense? Sí, que los héroes sean un grupo de pandilleros y los aliens sean gigantescas bolas de pelo con dientes fluorescentes.

43. THE RAID (2011): La acción llevada al extremo, peleas perfectamente coreografiadas que se extienden durante 5 minutos, ritmo frenético, sangre, amputaciones. En una sola palabra: BRUTAL.

44. THE AUTOPSY OF JANE DOE (2016): Hacia tiempo que una película no me desconcertaba tanto, ni me despistaba hasta el punto de no saber por dónde iban a ir los tiros. La gran sorpresa del año pasado.

45. MARTYRS (2008): Otra de las joyas que nos trajo la corriente del Terror Extremo Francés de principios de los 2000. Una película controvertida, que no deja indiferente a nadie, angustiosa, enfermiza, provocativa y muy mal rollera.

46. HOSTEL (2005)Tras sorprendernos con Cabin Fever (2002), Eli Roth se consagró con este torture porn que nos mostraba el peligro que tienen los americanos cuando viajan al extranjero. Una película que me costó ver por su extremo póster del hombre con el taladro en la boca, pero que, contra todo pronóstico, disfruté a lo grande.

47. SHUTTER (2004)Un thriller fantasmal soberbio que nos mantiene intrigados durante toda la cinta intentado averiguar el porqué de estos espectros que aparecen en las fotografías de la joven pareja protagonista. Y, ¡Oh my God!, que bien hilado está todo y con qué cara de sorpresa te quedas al final.

48. THE SHAUN OF THE DEAD (2004): La mejor comedia de zombis hasta el momento. Humor inglés, zombis de los empanados, cervezas y ese magnífico trío formado por Wright, Pegg y Frost a pleno rendimiento. ¿Puede haber algo mejor? Sí, seguir disfrutando del resto de la trilogía del Cornetto. 

49. TRICK'R OR TREAT (2007): Quién dijo que todos los capítulos de una película antológica no pueden estar equilibrados, en cuanto a escelencia, es que no conocía la gran ópera prima de Michael Dougherty, ni a ese adorable y temible hombrecillo de trapo, llamado Sam.

50. DREAM HOME (2010): Si la situación inmobiliaria en España esta mal, lo de Hong Kong ya no tiene nombre y en este slasher veremos las drásticas medidas que toma su protagonista para conseguir una casa. El festival de sangre está servido. 


* BONUS:

 TUCKER & DALE VS EVIL (2010): No entiendo como se me había podido pasar mi comedia de terror favorita pero, ¡si tendría que estar en uno de los primeros puestos! Extremadamente divertida, con conversaciones hilirantes y unos Tucker y Dale que son lo mejor del mundo. Si todavía no la habeis visto, estais cometiendo un grave error como Horror lovers.

viernes, 22 de septiembre de 2017

MADRE (2016)


Allá por el mes de marzo, en la sección de Horror is coming en la que os hablo de lo que yo considero los mejores estrenos del año, os traje el avance de esta pequeña película chilena, cuyo tráiler había conseguido sorprenderme. Por fin, este mes ha sido incluida en el catálogo de Netflix y ya ha caído en mis manos. La casualidad ha hecho que la misma semana que vi Madre (2016), viese otra de las películas que incluí en la selección de marzo: It comes at night (2017). Siento deciros que para mí ésta ha sido la primera decepción del año. No os quiero adelantar más porque me gustaría explicaros mis razones en una crítica dónde pueda explayarme a gusto.

Como ya os comenté en su momento, Madre cuenta la historia de Diana, una joven embarazada, a la que el cuidado de su primer hijo autista, Martín, la tiene abrumada. Su marido pasa largas temporadas trabajando en Asia y cuando Diana está al borde del colapso, aparece Luz, una mujer filipina, que la ayudará en todo. El niño empieza a mejorar rápidamente gracias a la supervisión de la misteriosa cuidadora, con la que sólo se comunica en filipino. Diana empieza a sospechar que Luz está usando la barrera del idioma y el vudú para convertir a su hijo en algo siniestro y convertir su vida en un infierno.

El guionista y director de Madre, el venezolano/norteamericano, Aaron Burns, pertenece al círculo chileno de Eli Roth y Nicolás López, director de Aftershock (2013) (sin comentarios). Este último creó una filial junto a Miguel Asensio Llamas, dentro de la productora Sobras, responsable de títulos como Green Inferno (2013) o Knock, Knock (2015), dedicada exclusivamente a la realización de películas de terror, ciencia ficción o fantasía, orientadas al público chileno, es decir, en castellano y con actores nacionales y latinoamericanos. Madre es el primer trabajo de esta nueva productora y gracias a su inclusión en el catálogo de Netflix, ha conseguido proyección internacional. El dúo de productores espera convertir este lanzamiento de películas de género nacionales en una tradición anual y la verdad que es una gran noticia que el cine de terror chileno y latinoamericano, empiece a tener más notoriedad en un género invadido por la industria norteamericana.

En este thriller psicológico en el que la tensión se palpa ya desde el minuto uno, seremos testigos de la frustración de esta joven madre que ve como algo terrible está ocurriendo delante de sus narices, pero nadie más que ella parece percatarse. Es este aspecto guarda ciertas similitudes con Rosemary’s baby (1968) o con la más reciente, The Invitation (2015), al no saber si es la paranoia la que está invadiendo a la protagonista o es el resto de personajes los que están compinchados y tratan de volverla loca. La realidad de Diana empieza a desdibujarse, a medida que su embarazo avanza y los episodios de fantasía y pesadilla se suceden con mayor frecuencia. Llegados a este punto, no sabremos si Diana es un narrador fiable, ni que derroteros tomará una historia que, por momentos, se va volviendo más y más turbia y hasta nos sorprenderá con alguna que otra escena perturbadora.




La trama de esta película me parece bastante valiente, al mostrarnos la difilcultad que entraña educar a un niño con autismo severo y cómo la madre no tiene reparo en enfrentarse a él cuando éste se convierte en una amenaza. Esta primera parte, en la que se refleja el drama de esta joven embarazada, superada por la situacion con su hijo y totalmente sola, está retratado de una forma muy realista y transmite perfectamente la desesperación y frustación de Diana

Sin embargo, el gran problema de Madre son las actuaciones de algunos de sus personajes. El primer lugar, el niño, interpretado por Matías Bassi, tiene momentos en los que sus ataques de histeria se ven extremadamente forzados e incluso, hay una escena en la que le tira la comida a su madre y podemos ver como esconde el rostro para reírse. Este tipo de fallos me sacaban un poco de la historia, pero sin duda lo que menos me gustó fue la actuación de Luz, a la que da vida una tocaya mía, Aida. Se notaba que la actriz repetía el texto de su personaje como un papagayo y no le daba entonación o sentimiento a sus intervenciones, lo que provocaba que su personaje no fuese nada creíble. 

A esto se le une que alguna de las decisiones de guión no son del todo acertadas. Hay escenas introducidas con calzador en la trama, con la única intención de darle un mayor dramatismo, a la ya de por sí, terrible situación de Diana. Por no contar las múltiples ocasiones en las que la protagonista tiene la oportunidad de demostrar que Luz está tramando algo oscuro, como por ejemplo grabar las coversaciones en filipino que la niñera mantiene con el niño y no limitarse a usar una app que le traduce lo que dice. Sin grabación, no hay delito, amiga. Tampoco comparto las teorías que he leído en algunas críticas, que atribuyen el comportamiento errático de la protagonista, al extress del embarazo y de su dramatica situación. Por favor, que tiene un Iphone y en una sociedad en la que lo fotografiamos y grabamos absolutamente todo, ¿de verdad me tengo que creer que no se le pasa por la imaginación? Lo siento, pero no.

A pesar de todos estos problemas, este híbrido entre Rosemary’s baby y The hand that Rocks the Cradle (1992) se deja ver, más que nada por saber qué es lo que verdaderamente esconde la robótica Luz. Y el final, de esos que pretenden dejarte el culo torcido, es demasiado precipitado y no te explica nada. Mi cara de WTF creo que fue digna de fotografiarse, pero se ve que yo tambien estaba pasando por algun periodo de estrés post-película y yo tampoco la hice. No, si al final voy a entender la inactividad de la protagonista y todo, jajaja.

En definitiva, una película que pone de manifiesto que a este grupo de productores/directores, todavía les queda mucho por pulir en cuanto a guión y elección de casting, pero también hay que reconocer que supone un salto cualitativo con respecto a ese despropósito que fue Aftershock. Tendremos que seguirles la pista y esperar que la cosa mejore.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

THE HORROR IS COMING 9/17


Ya estoy de vuelta después de unas vacaciones más que merecidas porque no sabéis lo dura que puede llegar a ser la vida de una horror lover, que además durante unos meses ejerció en twitter como profesora del terror. Pero tranquilos, que todavía voy a tardar un tiempo en volver con los deberes porque en este poco más de un mes de ausencia, me he dedicado a disfrutar del verano y no le he dedicado mucho tiempo al cine. Lo bueno de todo esto, es que mi hambre de películas de terror es insaciable y además, en este último tercio del año, tienen lugar las citas más importantes para los amantes del género: Festival de Sitges (5/15 Octubre), Nocturna Film Fest (25/29 Octubre) y mi querido Festival de cine de terror de Molins de Rei (10/19 Noviembre). Unos meses un poco estresantes y de jornadas maratonianas de cine, sangre y vísceras, dónde se concentran muchas de las grandes películas o joyas dormidas que pasarán a engrosar esas listas que tanto nos gustan con lo mejor y peor del año.

Así que teniendo en mente, uno de esos festivales a los que todavía no he tenido la suerte de asistir, mis recomendaciones de este mes están basadas en lo mejor que, según la audiencia y mis primeras impresiones, pudo verse en el pasado Fright Fest de Londres (24/28 Agosto)

Poneros cómodos porque os prometo que el último tramo del 2017 va a ser inolvidable…


BETTER WATCH OUT


Desde que un puñado de afortunados pudieron disfrutar en el pasado Festival de Sitges, de la que por aquel entonces se titulaba Safe Neighborhood, la trayectoria festivalera de esta cinta, no ha dejado más que buenísimas críticas a su paso. Sin embargo, el resto de mortales, salvo por algún fotograma y una brevísima sinopsis, no teníamos más información sobre esta pequeña producción americano-australiana. Ya os auguro que entre las mejores películas de terror del año va a haber una gran presencia de la industria aussie porque este año están pegando fuerte con títulos como Hounds of love (2017) o Killer Ground (2017).

Es Navidad y en un tranquilo barrio residencial americano, una joven niñera tendrá que defender al niño de 12 años que está a su cargo, de los intrusos que han irrumpido en la casa. Pronto, la joven descubrirá que no se trata de un asalto al uso y puede que no esté preparada para lo que va a descubrir.

Better Watch Out es el segundo largometraje de su director, Chris Peckover, que ya debutó con Undocumented (2010), un falso documental en el que un equipo de grabación es capturado por un grupo de radicales sádicos, mientras filmaban un reportaje sobre la emigración. Según apunta el propio Peckover, él y su compañero, el guionista Zack Khan, eran grandes admiradores de los guiones y personajes edulcorados de John Hughes, así que decidieron darle un giro siniestro a ese Home Invasion en tono de comedia que era Solo en casa (1990). Se plantearon que hubiese sido de ese guion si hubiese caído en manos de Quentin Tarantino o Wes Craven y el resultado fue Better Watch Out.

La verdad es que por el pequeño teaser, que por fin ha llegado a nuestras manos, poco se puede deducir de lo que nos deparará esta home invasion, salvo que el humor tendrá un papel fundamental en la trama. Los que han visto la cinta, comentan el equilibrio que existe entre comedia y terror, como si se tratase de una mezcla perfecta entre Solo en Casa y Scream. Además, según he leído, también contiene una fuerte crítica contra el utópico y tradicional estilo de vida norteamericano. Así que con todos ingredientes, ya os digo yo que se convertirá en el hit navideño de terror de este año.

Yo sólo deseo que Better Watch Out, que por cierto está protagonizada por la niña de The Visit (2015), forme parte de la cartelera de alguno de los festivales a los que voy a acudir porque en EEUU sí que tiene fecha de estreno, el próximo 6 de Octubre, pero dudo mucho que tenga cabida en las salas españolas. ¡Crucemos los dedos!




Estreno 6 de octubre en EEUU


68 KILL


Seguimos con otra comedia de terror o con una con altas dosis de sangre, porque lo que es miedo, no creo que provoque mucho, pero mientras haya acción y gore, a mí me convence. Lo curioso de esta película es que cuando se proyectó en el Fright Fest ya se había estrenado en formato doméstico en EEUU, el pasado 4/08, así que es probable que ya ande circulando por la red.

La historia, basada en la novela homónima de Bryan Smith, nos pone en la piel de Chip, un joven hipnotizado por los encantos de su guapa novia y que se verá envuelto en el robo de 68 mil dólares, que ésta ha decidió robarle a su benefactor. A partir de ese momento, Chip descubrirá la cara oculta de su novia, una cara sangrienta y despiadada que convertirá este robo una auténtica pesadilla, no sólo para él, sino para todos los involucrados.

Su director, el polifacético, Trent Haaga, conocido actor y guionista de películas como Deadgirl (2008) o Cheap Thrills (2013) participa también en la elaboración del guion, junto a Bryan Smith. Para Haaga, este es su segundo trabajo como director, tras el thriller de venganza, Chop (2010), en el que un extraño psicópata forzará a una joven pareja a enfrentarse a sus más oscuros secretos, mientras se amputan partes de su cuerpo. Interesante, ¿verdad? Jejeje.

Lo primero que llama la atención de un trailer, que roza peligrosamente la línea de destriparnos toda la trama, es su pareja protagonista. Matthew Gray Grubler, el superdotado de Criminal Minds (2005 - ), al que recientemente hemos podido ver en trabajos más afines al blog como Suburban Gothic (2014) o Trash Fire (2016), da vida al inocente y fácilmente manipulable, Chip. En el otro extremo, tenemos a su preciosa y psicópata novia Liza, interpretada por AnneLynne McCord a la que seguro recordaréis por su sangriento y asqueroso papel protagonista en Excision (2012). El divertido papel de McCord, tiene pinta de ser algo parecido a la Catherine Trammell de Instito Basico (1992) con claras inclinaciones asesinas a lo American Psycho (2000). Sin duda, toda una bomba de relojería, jejeje.


La historia promete acción, locura y una serie de embrollos de los más sangrientos en los que el pobre Chip irá descubriendo lo mal de la cabeza que está el amor de su vida. Por lo que se puede deducir por su pequeño avance, tiene toda la pinta de ser una propuesta gamberra, divertida y de ritmo frenético. Quién no está deseando ver a un hombre florero y a un puñado de mujeres locas de atar y extremadamente atractivas, qué levante la mano.


                                          
                                                        Estreno 4 de agosto en EEUU


TRAGEDY GIRLS


Y vamos con la última comedia de terror, porque sí bloodies, lo que más triunfó en el pasado Fright Fest fueron las comedias gamberras, con grandes dosis de sangre y un humor de lo más macabro. En esta ocasión estamos frente a un slasher un tanto atípico, en el que dos adolescentes, un tanto obsesionadas con la muerte y que tienen un portal online sobre crímenes reales, conducirán a su pequeño pueblo a un frenesí de muerte y destrucción hasta conseguir convertirse en auténticas legendas del terror.

La película que ya fue premiada en el pasado festival SXSW de Texas, es el segundo trabajo como director  del canadiense Tyler MacIntyre que también colabora en el guion. Puede que MacIntyre os suene de su opera prima Patchwork (2014), en la que abordaba su particular visión del mito de Frankenstein, en la forma de 3 chicas que se despiertan tras una noche de fiesta, unidas en un solo cuerpo. Una vez visto el tráiler, tengo curiosidad por ver esta payasada de película, jajaja.

Volviendo a Tragedy Girls, el teaser del que disponemos no nos aporta mucho, tan sólo una pequeña escena de la película en la que vemos como estas dos jóvenes, Sadie y McKayla engañan y agreden a un robusto preparador físico. Estas dos discípulas de Scream (1996) y sus asesinos, prometen deleitarnos con situaciones rocambolescas, crímenes de lo más sangrientos y demostrarnos que todo vale, para conseguir más seguidores, incluso cometer asesinatos que relatar en tu blog. ¿Llegará una era en la que los homicidas se conviertan en influencers? Espero divertirme solamente con la idea y disfrutar de esta película, aunque me da miedo pensar a que nos está conduciendo una sociedad tan volcada en las redes sociales, el narcisismo y la caza de followers. Desde 2011, Black Mirror (2011 -) ya nos está aportando alguna idea sobre el lado oscuro de la tecnología y la redes sociales y quién avisa, no es traidor, jejeje.




                    Estreno 28 de octubre en EEUU y en el Festival de Sitges de este año


domingo, 6 de agosto de 2017

VACACIONES SANGRIENTAS


¿Estáis seguros que queréis iros de vacaciones? ¿Abandonar ese remanso de paz que suelen ser nuestras oficinas? A no ser que trabajéis para Belko Industries que entonces la cosa se complica. ¿Queréis dejar atrás las ciudades, símbolo de organización, integración y armonía? ¿Abandonar vuestros hogares, ese rinconcito en el que nos sentimos seguros en pos de playas, pueblos y resorts? ¿Estáis locos o qué? Cuando terminéis de leer esta entrada se os quitarán las ganas de iros de vacaciones, querréis quedaros en vuestra casa y yo pasaré a ser la mejor amiga de vuestros jefes, que me agradecerán que no querías tomaros el descanso estival. Así que si queréis conocer los peligros que os acechan ahí afuera, no os detengáis y seguir adelante que empezamosss.

EL VIAJEUna vez que dejéis vuestra casa cerrada, con el gas y el agua cortados, os echaréis a la carretera con el coche cargado hasta los topes de maletas y demás bártulos, sin saber que vuestros problemas no han hecho más que empezar. Podéis encontraros en el lugar equivocado, en el momento más inoportuno y ser testigos de un asesinato como le sucede a la pobre Zoe en SAVAGED (2013). Un gran y poco conocido rape & vengeance dónde nuestra protagonista será violada y asesinada por una panda de indeseables, aunque ella regresará de la muerte clamando venganza. También se puede dar el caso que vuestro GPS no esté actualizado, las baterías de vuestros móviles estén muertas y os perdáis por el camino. Esto es lo que le sucede a la familia Harrington en DEAD END (2003) que, tras tomar el desvío equivocado, se verán envueltos en una auténtica pesadilla dónde la línea que separa la realidad, del mundo de los sueños, se desdibuja. Algo parecido a lo que le pasa a la joven pareja de IN FEAR (2003) que, de camino a un concierto se verán atrapados en una carretera que les lleva, una y otra vez, al punto de partida. Una pequeña pero interesante muestra de terror psicológico británico.


En la carreta siempre hay que tener cuidado, sobre todo si estamos atravesando el desierto de nuevo México porque podemos ser asaltados y masacrados por uno seres fruto de experimentos nucleares como en THE HILLS HAVE EYES (2006). Antes de la salida, es conveniente revisar que llevamos la rueda de repuesto a punto porque podemos ir a pedir ayuda a mansiones en medio de la nada como en THE TOURIST TRAP (1979) y ser asesinados por muñecos asesinos. Además, queda totalmente prohibido recoger autoestopistas perturbados del tipo de Rutger Hauer en THE HITCHER (1983). Un icono del cine de los 80 en el que juego del gato y el ratón toma un cariz un tanto escabroso.

VACACIONES DE PLAYA: Lo primero que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en vacaciones de verano es la playa. Solemos soñar durante todo el año con sus arenas blancas, los chiringuitos y los chapuzones en el mar, pero no todo es diversión es las playas del cine de terror. Las aguas pueden estar infectadas de pirañas come humanos como en PIRANHA 3D (2010), dónde mi querido Alexandre Aja en su remake del clásico de Joe Dante PIRANHA (1978), no escatimó en gastos a la hora de mostramos una cantidad ingente de pirañas devorando a los bañistas en una escena memorable. 

Tampoco deberíais sentiros seguros haciendo actividades acuáticas cómo el submarinismo. En OPEN WATER (2003), basada en una historia real, nos cuentan la historia de un joven matrimonio que es abandonado en alta mar tras una excursión de buceo. Que el agua este infectada de tiburones será el menor de sus problemas. No os fiéis de las medidas de seguridad en las inmersiones en jaula para el avistamiento de tiburones. En la reciente, 47 METERS DOWN (2016), dos hermanas que practicaban esta actividad en las cálidas aguas de México, verán como un plan especial se transforma en la peor experiencia de su vida, al romperse el cable que las unía al barco. Juntas tendrán que lidiar contra la falta de oxígeno, la presión y como no, los tiburones. Tampoco las excursiones en barcos y yates están exentas de peligros. Puede que una tormenta vuelque vuestra embarcación y os quedéis a la deriva en las ya omnipresentes aguas infectas de tiburones cómo en THE REEF (2010)simplemente que la estupidez humana os haga perder la vida en unas aguas más tranquilas que las de nuestro Mediterráneo, cómo en OPEN WATER 2: ADRIFT (2006). También es posible que os pase como en DONKEY PUNCH (2008), dónde la fiesta en un yate, se acaba convirtiendo en una espiral de violencia brutal, al intentar ocultar un accidente.


VACACIONES RURALES:  Hay otra 
variante de veraneantes que prefieren el entorno campestre para descansar y relajarse del bullicio y el estrés de la ciudad. No os dejéis engañar por las apacibles gentes de pueblo, ni por su sencillo modo de vida, porque suelen ocultar un alma perturbada. Acordaros del pobre Dustin Hoffman en STRAW DOGS (1971), que se vio acosado y ultrajado por un grupo de paletos sanguinarios que se sintieron ofendidos por las costumbres urbanitas de los protagonistas. En Australia, la vida no es nada fácil, pero hoy sólo quiero centrarme en los pobres mochileros que han sido perseguidos por el letal Mick Taylor en WOLF CREEK (2005) y en la ligeramente superior, WOLF CREEK 2 (2013). Encontrarte con un cazador del Outback australiano al que no le tiembla el pulso a la hora de torturar y asesinar turistas, no es precisamente el plan ideal para unas vacaciones idílicas. Otra opción muy peligrosa es viajar a esos lugares que visitamos de niños y de los que guardamos un recuerdo idílico. Las cosas pueden haber cambiado como en BEDEVILLED (2010), cuando Hae-won volvió a la isla de Moodo y se encontró a su amiga Bok-nam ultrajada y maltratada por todos los miembros de pueblo. Sin embargo, la visita de su amiga le dará fuerzas para emprender una sangrienta venganza. También se puede dar la posibilidad de que las costumbres del pueblo al que lleguemos, se alejen un poco de nuestro modo de vida. Esto es lo que le pasó al sargento de policía de THE WICKER MAN(1973) que, en la investigación de un caso de desaparición, se dio de bruces contra los extraños y peligrosos ritos de las gentes de Summerisle.

Pero no penséis que este trastorno, se limita a los adultos porque, como dice mi madre, maestra de prescolar desde hace treinta y tantos años, los niños no nacen de las setas. Michael Fassbender y Kelly Reilly todavía se acuerdan de lo mal que lo pasaron en EDEN LAKE (2008), cuando un grupo de niños decidieron darles caza, tras un accidente con su perro. Sin duda, una de mis películas favoritas de los últimos años y que me dejó hecha polvo. Así disfrutamos los horror lovers, jajaja. No os penséis que en el resto de Europa estamos exentos de niños pirados porque en Francia, tenemos a los jóvenes de ILS (2006), que se dedicaron a aterrorizar a una joven pareja que estaba pasando unos días de descanso en una casita de campo. Pero más cerca todavía, en las costas españoles, tenemos ¿QUIÉN PUEDE MATAR A UN NIÑO? (1976), en la que un matrimonio de turistas británicos, fue a parar a una isla exclusivamente habitada por niños que tan sólo querían eliminar a los adultos de la faz de la tierra. Encantadores, ¿verdad?



VACACIONES DEPORTIVASTambién hay gente muy deportista y sana que le gusta aprovechar las vacaciones para practicar actividades de alto riesgo, pero por muchas precauciones que tomen, nunca estarán preparados para el sangriento final que les espera. El senderismo, una actividad que, a priori, puede hacer cualquier persona con un poquito de preparación, puede convertirse en una auténtica pesadilla. Puedes encontrarte con cazadores, que cansados de perseguir animales, eligen como presa a humanos como en PRESERVATION (2014) o puede que tu ruta de trekking te lleve a lugares que nunca deberías haber descubierto como le pasa a una de las grandes reinas del grito modernas, Melissa George, en A LONELY PLACE TO DIE (2011). La verdad es que las vacaciones no es algo que se le dé muy bien a Melissa porque cuando se va de crucero, TRIANGLE (2009), la cosa no pinta mucho mejor, jejeje. 

Siguiendo con las actividades al aire libre, la espeleología tampoco es muy recomendable si no se toman las medidas adecuadas. Si no que se lo digan al grupo de amigas que se aventuraron a practicar este deporte en una de las grandes películas de terror del s. XXI, THE DESCENT (2005). La escalada no corre mejor suerte, sobre todo si la practicas en Francia. A los chicos de VERTIGE (2009) se les torció la cosa de mala manera. Tampoco las actividades humanitarias están exentas de peligros porque si por error, terminas en el territorio de una tribu de caníbales como en CANNIBAL HOLOCAUST (1980) o GREEN INFERNO (2013), puedes acabar siendo su próxima cena.


CAMPAMENTOS Y CABAÑASPero sin duda, la actividad más peligrosa en una película de terror suele ser irse de acampada o alquilar una cabaña en el bosque. Esto nunca, nunca sale bien. Tenemos millones de casos para elegir porque el problema puede estar en un lago infectado de un extraño virus que convierte a la gente en depredadores como en PRIMAL (2010) o puede que por alguna extraña razón, la naturaleza se ponga en contra de la humanidad como en LONG WEEKEND (1978). También se puede dar el caso de que te hayas metido, sin querer, en el territorio de un oso negro depredador como en BACKCOUNTRY (2014) o que un asesino esté  buscando venganza y asole un campamento lleno de adolescentes como en THE BURNING (1981) o SLEEPWAY CAMP (1983)

El tema de alquiler de cabañas está bastante complicado. Existe la posibilidad de que en el sótano de la vivienda se hayan llevado a cabo rituales satánicos y que deis con el Necronomicón, un libro con poderes sobrenaturales que convertirá a uno de tus amigos en un demonio sediento de sangre. Esto no es un caso aislado porque si no tuvimos suficiente con EVIL DEAD (1981), tenemos un remake mucho más gore y extremo en EVIL DEAD (2013)

También puedes acabar siendo poseído por un extraño espíritu del bosque que eche a perder tu idílica luna de miel en el bosque como en HONEYMOON (2014). Es posible que entréis en contacto con un bacteria come carne como en la divertida CABIN FEVER (2002) y acabar despellejándoos vivos o que en la cabaña que habéis elegido para pasar el fin de semana o las vacaciones con vuestros amigos, se estén realizando extraños experimentos de lo más macabros como le pasó a Chris Hemsworth y compañía en CABIN IN THE WOODS (2012). Pero no todo son extrañas posesiones y sucesos paranormales, también puede ser algo tan mundano como que alquiles un cabaña en un lugar tranquilo y unos paletos sanguinarios decidan asaltarte y violarte como en I SPIT ON YOUR GRAVE (1978) o en la excesiva I SPIT ON YOUR GRAVE (2010).


VACACIONES EN EL EXTRANJERO:  A los que aprovechéis, como yo, vuestras vacaciones para visitar países extranjeros, tenéis que tener cuidado a dónde vais porque os podéis ver atrapados en una red de tortura de la que os será difícil escapar con vida como en HOSTEL (2005) y toda su saga. En la idílica Italia, podéis acabar conociendo a la mujer/hombre de tu vida y que éste oculte un extraño secreto primordial como en SPRING (2014). Pero sin duda, el mayor número de problemas se concentra en países exóticos como en Hawai, dónde podéis descubrir que hay un grupo dé asesinos cazando y matando turista como en A PERFECT GETAWAY (2009). En Costa Rica os puede picar un bicho como a Elma Begovic en BITE (2015) que deteriore vuestro cuerpo y os acabe trasformando en un ser asqueroso y putrefacto. Pero, lo que nunca tenéis que hacer es uniros a un viaje en el que esté Melissa George. Si no habéis tenido suficiente con lo que os he contado antes, en Brasil tampoco le fueron las cosas mucho mejor, cuando en TURISTAS (2006), un autobús cargado de viajeros sufre un accidente en un pueblo remoto con sanguinarias tradiciones.


Hasta aquí, mis advertencias para vuestras próximas vacaciones estivales y recordad, que aunque todo esto sucede en el cine, desgraciadamente, en muchos casos, la realidad supera a la ficción. Espero que toda esta selección de películas os haya dado alguna idea para disfrutar como más nos gusta de este caluroso mes de agosto. ¡¡¡Nos vemos a la vuelta Horror Lovers!!!