jueves, 18 de mayo de 2017

FEAST (2005)


Tenía muchas ganas de ver Feast (2005) desde que haya por el 2014 leí lo bien que hablaban de ella en el blog de Almas Oscuras, uno de mis favoritos. Confío mucho en el criterio de este blog porque hasta ahora no me ha decepcionado con ninguna de sus recomendaciones y ésta no iba a ser la primera ocasión.

Un grupo de personas se ven atrapadas en un bar en medio del desierto de Nevada, cuando son asaltadas por una horda de extrañas criaturas que quieren devorarlos a todos.

La creación de esta película es un tanto curiosa ya que fue consecuencia del premio que ganaron sus guionistas, Marcus Dunstan y Patrick Melton y su director, John Gulager, en un concurso producido por Ben Affleck y Matt Damon. Este programa, llamado Greenlight, brindaba la oportunidad a guionista y directores noveles de llevar a cabo su primer largometraje y, en la tercera de sus cuatro temporadas, Dunstan, Melton y Gulager consiguieron sorprender a todos con esta Monster movie de serie B.

Feast no tiene un argumento original, pero consigue presentar una situación mil veces vista en el cine de terror, de una manera atractiva, divertida y con un ritmo trepidante que no deja un minuto para el descanso. Uno de los principales puntos fuertes con los que cuenta esta cinta es el grupo de personas tan heterogéneo que ha quedado atrapado en el bar. Tenemos desde el héroe inesperado, hasta el típico paleto/machito, pasando por la rubia delicada, el chico en silla de ruedas, una octogenaria paradigma de la calma y un largo etcétera de personajes que se convertirán en carnaza para estos sanguinarios monstruos. Además, ya os aviso que en este enfrentamiento nadie está a salvo y puede pasar cualquier cosa… Un acierto increíble porque el hecho de que todo sea imprevisible, contribuye a que podamos disfrutar de la experiencia con más intensidad.

La película comienza con la presentación de los personajes en formato de videojuego. Mi primera reacción fue pensar qué estaba frente a una cinta con esos toques experimentales que tanto me sacan de la historia, pero para nada, las descripciones de los protagonistas y sus motes son buenísimos y te van encaminando hacia su devenir durante la trama. Las conversaciones y las situaciones en las que se ven envueltos, entre estas cuatro paredes, destilan un humor negro, negrísimo que encaja a la perfección con la acción y los litros de sangre que inundan la pantalla. De hecho, es gracioso ver cómo cada vez que sale un chorro de sangre a borbotones, siempre lleva la dirección de la misma persona, que acaba tan empapada, que me recordó cuando Sarah sale totalmente llena de sangre en The Descent (2005), jajaja.

La historia comienza al instante, sin explicación de ningún tipo, centrándose en la acción y en las reacciones entre los personajes que, como suele ser habitual en los encierros involuntarios, suelen ser bastante tirantes. Desconocemos la procedencia o las intenciones de estos monstruos con aspecto de hormigas humanoides, con una boca llena de dientes enormes y afilados. Lo único que sabemos es que quieren entrar en el bar para despedazar, matar y comerse a todos los clientes. Es muy revelador que el título de la cinta signifique banquete y que la frase que aparece en el póster promocional diga: “Están hambrientos y tú eres su cena”. El bar no es más que un buffet libre para esos seres que no sabemos si son extraterrestres que han sufrido un accidente y que han dado con sus huesos en este bar de mala muerte para desgracia de sus clientes. Me gustaría que se quedara así, aunque conociendo el ansia que tienen los guionistas norteamericanos por explicarlo todo, dudo que no nos acaben revelando algún dato más en las otras dos partes que, a día de hoy, existen de Feast. Cómo veis, no tengo remedio y mi afán por seguir iniciando nuevas sagas no tiene fin. Al final, voy a acabar el año con todas a medias y sin haber acabado ninguna, ¡qué paciencia!

En definitiva, Feast es una película gamberra, gore y divertida, que no se toma en serio a sí misma y que estoy segura de que le gustará a todos aquellos que disfrutaron con Assault on Prescint 13 (1976) o From Dusk Till Dawn (1996). No estamos frente a ninguna obra maestra, pero consigue que los amantes de terror y del gore vivamos 90 minutes de auténtica diversión. Es una película perfecta para uno de esos días en los que estamos muy cansados y no nos apetece usar mucho el cerebro, pero sorprendentemente acabaremos viniendonos arriba con semejante festival de gore.


jueves, 11 de mayo de 2017

THE HORROR IS COMMING (5/17)




Como cada mes, os traigo otra tanda de sugerencias con los estrenos más jugosos del año. No había oído hablar, hasta ahora, de ninguna de las películas que os propongo y las he descubierto gracias a las exhaustivas búsquedas que hago para esta sección, jajaja. A diferencia del mes pasado, en el que me fue imposible encontrar un par de propuestas interesantes, entre los más de 30 trailers que pude visionar, esta vez ha sido fácil e incluso me he guardado alguna en la recámara, que nunca se sabe cuándo puede venir otra temporada de escasez. Así que no me enrollo más y vamos al lio, que estoy segura que este mes, mis sugerencias os van a gustar. ¡Empezamos!


7 WITCHES


Es inevitable ver el tráiler de esta película y no rememorar la temática, la fotografía y la atmósfera de la impactante The Witch (2016). Nos transportamos de nuevo a la época colonial, a las comunidades religiosas que expulsan a sus miembros más fanáticos, dónde este sentimiento de soledad y destierro provoca extrañas corpotamientos y el desarollo de oscuros ritos relacionados con la brujería.

Cate y Cody han alquilado una isla para el día de su boda y han ido con su familia para ultimar los preparativos. Lo que ninguno sabe es que el mismo día del enlace, en la isla también se celebra el primer centenario de una oscura maldición, que les hará enfrentarse a una peligroso aquelarre de brujas que busca venganza.

La película, co-escrita junto a Ed Dougherty y dirigida por Brady Hall, deja entrever en su tráiler, una estética muy cuidada, en la que algo tenebroso, puedes ser al mismo tiempo bello. Parece como si la imaginería de nuestras más oscuras pesadillas, se hubiese dado cita es esta película: graznidos de pájaros que te erizan la piel, paisajes nublados y desapacibles, callejones oscuros, preparaciones de comida que se vuelven siniestras, … Y, esto sin mencionar a los diferentes personajes que se dan cita en la casa que, independientemente de su estética amish, tienen algo que  nos resulta amenazador.

La idea de Dougherty y Hall para el guion de 7 Witches, era mostrar una familia de brujas que vivían de acuerdo a su antigua forma de vida, con sus rituales y prácticas, en la época moderna. ¿No os recuerda todo esto al argumento de una de las películas de Shyamalan? Un poco sí, ¿verdad?

En definitiva, las brujas han irrumpido con fuerza en el cine de terror de los últimos años. A mí, la verdad es que me gusta mucho este acercamiento a la época colonial, sus fanatismos, y sus oscuras tradiciones, a través de un envoltorio tan sugerente, preciosista e inquietante. No tendremos que esperar mucho para comprobar si esta película nos deja buen sabor de boca porque, a estas alturas, ya estará disponible en VOD en EEUU. 





Estreno VOD el 9 de Mayo de 2017


EL SECRETO DE MARROWBONE


Ya era hora que se pasase por esta sección, un estreno de producción española y es que la ocasión no podía ser mejor. El debut en la dirección de Sergio G. Sánchez, todo un guionista de renombre dentro del cine español, responsable de guiones tan importantes como El orfanato (2007) o Lo imposible (2012), ambas dirigidas por J. A. Bayona y que, en esta ocasión, participa como productor ejecutivo.

El secreto de Marrowbone cuenta la historia de cómo un joven y sus cuatro hermanos pequeños, tienen que abandonar Inglaterra y mudarse a una pequeña granja en EEUU. Tras la muerte de su madre, deciden ocultar el hecho, para que nadie les pueda separar. Sin embargo, la pequeña granja que una vez fue su hogar, parece albergar un oscuro secreto, que lucha por salir a la luz.

Si todo esto no os resulta suficientemente sugerente cómo para esperar este estreno con entusiamo, os adelanto que la cinta está protagonizada por los actores jóvenes del momento: Anya Taylor-Joy, Mia Goth y el hermanísimo de Stranger Things (2016), Charlie Heaton.

El tráiler, de una duración perfecta, poco menos de un minuto, nos trasmite esa inquietud y ese realismo mágico que tan bien se reflejaba en el Laberinto del Fauno (2006), El orfanato (2007) Insensibles (2012). Así que más que una película perteneciente al género de terror, estaríamos hablando de un thriller de suspense con ciertos toques fantásticos e inquietantes. Una mezcla que sí funciona tan bien como en los anteriores casos, promete ser una experiencia mágica.

Todo arranca con una escena bucólica en la granja donde los niños juegan y se dan sus primeros besos, mientras se escucha una voz rasgada que versiona la canción de los Beach Boys: Wouldn’t it be nice. La voz pertenece a la actriz, Anya Taylor-Joy, tal y como corroboró en su twitter el propio director:
Además de ser buena actriz, bilingüe y de estar convirtiéndose en la nueva musa de cine de terror, esta joven interprete tiene una voz totalmente hipnótica, ¿no os parece?

Tras este bello momento, damos paso a la tensión y el temor que tiene los chicos cuando piensan que algo o alguien se esconde dentro de la casa. La película, rodada enteramente en Asturias, la ciudad del director, nos transportará a esos paisajes idílicos y preciosos que todos conocemos, pero que en la cámara de determinados cineastas se transforman en lugares sombríos y espeluznantes.

El secreto de Marrowbone es una producción en la que absolutamente todo se ha cuidado hasta el último detalle: el guion, el casting, las localizaciones, los decorados y hasta la banda sonora, que ha contado con la participación de la Orquesta sinfónica del Principado de Asturias. Esperó que Sergio G. Sanchez tenga la misma suerte que J.A. Bayona y que su ópera prima le consolidé como un director a tener en cuenta en el panorama español e internacional.




Estreno en España el 27 de Octubre de 2017



THE MIST


Nunca os había recomendado o reseñado una serie y no es porque no sea una seriéfila empedernida, que lo soy, si no porque en este ámbito suele preferir el género policiaco o de intriga antes que el de terror. ¿Por qué? Pues la verdad es que no sabría explicaros, soy como una especie de mujer del Renacimiento, que en el cine prefiere el terror, en series el suspense y en libros, la novela histórica ¿Cómo os quedáis? ¿Esto último no os lo esperábais eh? Jajajaa. Independientemente de todo esto, la serie The Mist me ha llamadola atención porque para mí la niebla no ha vuelto a ser la misma desde que vi la película de Frank Darabont de 2007.

La serie, al igual que la cinta de 2007, está basada en la famosa novela de Stephen King. Según sus responsables, entre los que se encuentra el director danés Christian Torpe, esta temporada constará de 10 episodios, en los que se llevará a cabo una reinterpretación de la novela de King. A grandes rasgos, el argumento es bastante similar: un pequeño pueblo es sorprendido por una niebla antinatural que lo cubre todo. Los habitantes no sólo se enfrentarán a las múltiples amenazas que han llegado con la niebla, si no que tendrán que hacer todo lo posible por mantener la cordura y permanecer unidos, si quieren salir con vida de esta pesadilla.

El canal de televisión Spike, responsable de esta serie, ya nos ha proporcionado dos suculentos tráilers para ponernos el hype por las nubes. De estos pequeños avances ya podemos extraer varias cosas:


1.  Que la serie va ser más sangrienta y tendrá más muertes.

2.  Que, aunque se conserva la localización del supermercado, también se mostrarán otras emplazamientos en el pueblo, como una iglesia o un centro comercial, para mostramos como lidian los personajes contra la catástrofe y contra ellos mismos.

3.  Que el impacto de las imágenes y de los efectos especiales promete ser potentísimo por los que se extrae de estas secuencias.


En definitiva, si os gustó tanto como a mí la adaptación de 2007, creo que deberíais darle una oportunidad a esta serie porque, por lo menos, su presentación es impactante. No tengo ni idea de qué plataforma nos las traerá a España porque un estreno de tal envergadura y que ha montado tanto revuelo por las redes sociales, no creo que se quede sin distribución internacional. Yo estoy deseando zambullirme en el universo de The Mist y descubrir qué males se ocultan tras esa densa niebla. Como antes os decía, The Fog (1982) y la película de Daramont, me han influenciado en mi manera de percibir la niebla. Ahora la siento como algo tenebroso y amenazante y, aunque en Madrid no suele ser un fenómeno muy habitual, cuando tenemos niebla y no se ve nada por las ventanas, siempre pienso que, en cualquier momento, un bicho repugnante se va a posar en el cristal… (Lo se, tengo un trauma).



Entreno el 22 de Junio en en canal americano Spike

miércoles, 3 de mayo de 2017

STITCHES (2012)


Todos los años me gusta traeros por mi cumpleaños una película relacionada con esta fecha tan señalada. Hasta ahora, las elegidas habían sido Bloody Birthday (1981) y Happy Birthday to me (1981) pero, esta vez, me apetecía alejarme por un momento del cine ochetero y traeros algo tan de actualidad como un payaso asesino. En todas las cintas que eligo para celebrar mi cumpleaños con vosotros, se muestra la cara más siniestra de esta fiesta, en la que un día que debería ser especial y feliz para todo el mundo, se acaba convirtiendo en una autentica pesadilla. Mis celebraciones suelen ser bastante más tranquilitas que todo esto, pero nunca está de más estar preparado para lo que pueda pasar…

RichardStitches” es un borracho y malhumorado payaso, pero le han contratado para animar la fiesta del 11 cumpleaños de Tommy. Los amigos del niño son un pequeño grupo de mocosos insoportables que no paran de burlarse y maltratar a Stitches, hasta que éste sufre un fatal accidente. Seis años después, Tommy y compañía ya son adolescentes y en la gran fiesta que se ha montado para celebrar su cumpleaños, aparecerá un invitado imprevisto: Stitches clamando venganza.

Este slasher, en clave de comedia de terror que ha alcanzado cierto estatus de culto, fue co-escrita y dirida por el irlandés Conor McMahon. Su gusto por las comedias con altas dosis de sangre, como Evil Dead 2 (1987) y los slasher ochenteros como A Nightmare on Elm Street (1984), le llevaron a escribir este guion tan gamberro, protagonizado por un payaso de lo mas sarcástico e irreverente. Para este papel, siempre tuvo en mente al conocido cómico británico Ross Noble, para el que esta película supuso su debut en la gran pantalla. Gran parte del éxito de Stitches reside en la actuación de Noble que seguramente para el público británico resultaría muy impactante verle en una faceta que, aunque humorística, se alejaba bastante de su contexto habitual.

En estos días que no dejan de llagarnos nuevas noticias sobre el esperado remake de IT (2017), ¿todavía queda alguien al que no le den miedo o cierta grima los payasos? Pues si no teníamos suficiente con Pennywise que volverá a hacer de las suyas este octubre, Stitches nos habla de una nueva leyenda de lo más aterradora para los coulrofóbicos. La premisa de este slasher se basa en la creencia de que todos los payasos pertenecen a un oscuro culto en el que todos sus miembros tienen el maquillaje de su personaje impreso en un huevo que se guarda en la sede de la asociación. Su lema proclama que: “si un payaso muere antes de finalizar su función, nunca podrá descansar en paz y la broma no será tan divertida la segunda vez”. Según esto, todo payaso que muera en acto de servicio, regresará de su tumba para atormentar a los involucrados en su muerte. Así que prepararos para ser atacados por ordas de payasos asesinos... Ummmm, creo que se me acaba de ocurrir una gran idea para un guion, ¿no os parece?

Puede que la historia de oscuros cultos de payasos que operan en la clandestinidad os haya parecido graciosa, pero estas cáscaras de huevo en las que se representan réplicas de sus maquillajes, son verídicas y se remontan a 1946. Os dejo aquí un enlace por si alguien quiere investigar más acerca de esta siniestra práctica. Pero, ¿ a qué se os acaban de poner los pelos como escarpias? Jajajaja.


Stitches es básicamente una historia de venganza, con un guion muy sencillo, en el que toda la espectacularidad de la película reside en un gran repertorio de muertes basadas en los trucos habituales de los payasos. Es curioso ver cómo utiliza la nariz roja, tan característica de este disfraz, como si fuese un rastreador de nuevas víctimas. En las muertes se ha recurrido, casi exclusivamente, a efectos prácticos, por lo que se agradece este despliegue de medios e imaginación para deleite de los amantes del gore y de la serie B. No sé con qué muerte me quedaría porque son todas soberbias, pero entre mis favoritas seguro que estarían la de las bolas de helado cerebrales o la de la cabeza de globo.

Como habreís podido deducir, el tono de la película destila un humor bastante negro, tanto en los diálogos, como en los métodos tan peculiares que utiliza el payaso para eliminar a cada una de sus víctimas. Salvando las distacias, Stitches en una figura bastante similar a Freddy Krueger y sus macabras bromas. La verdad es que es una lástima que esta cinta no fuese distribuida en salas de cine porque, seguramente, el payaso Stitches se hubiese convertido en todo un icono del cine de terror.

En definitiva, Stitches es el típico slasher sobrenatural de venganza, pero impregnado del humor negro de los británicos. El joven reparto no destaca por sus grandes actuaciones y no son más que mera carne de cañon para nuestro asesino resucitado. Destacaría el papel del joven protagonista, interpretado por Tommy Knight, porque me resultó bastante original que fuese un chico poco popular, el encargado de acabar con el asesino y salvar a la chica. El éxito de esta película reside principalmente en dos factores: la gran actuación de Ross Noble que consigue crear un payaso carismático, con muy mala leche y el gran espectáculo de muertes sangrientas e imaginativas que se suceden a partir del segundo tercio de la cinta. Un slasher de payasos asesinos que deberíais añadir a vuestra lista porque divertiros, os vais a divertir un rato. 

lunes, 24 de abril de 2017

WRONG TURN (2003)


Después de haberme tomado unas vacaciones casi veraniegas, vuelvo al blog con las pilas recargadas y con más ganas que nunca de traeros un montón de películas y especiales. Como ya os habréis dado cuenta, este es el año en el que me he propuesto acabar con las sagas que tenía inacabadas e incluso con las series de las que tenía alguna temporada pendiente. ¿A qué se debe este afán de completísimo? Pues la verdad es que uno de esos días en los que estaba pensado qué ver, me di cuenta que no había visto las secuelas de películas que me habían gustado mucho como: Evil Dead (1981), Sleepaway Camp (1983), Ginger Snaps (2000), Hatchet (2006) … y, de repente, mi necesidad por saber cómo habían continuado estas historias, se descontroló. 

He terminado alguna de estas sagas y es curioso ver cuál ha sido el devenir de los guionistas para continuar con una trama que en su planteamiento inicial gozó de cierto éxito. Raras son las ocasiones, en las que las secuelas aportan ideas frescas y diferentes, creando todo un universo al rededor de la historia original (Wolf Creek, Dead Snow) ya que, en la mayoría de los casos, los responsables no se arriesgan ni lo más mínimo y se limitan a repetir constatemente la fórmula que les funcionó en la primera ocasión. Esto provoca que haya sagas en las que lo único que cambia son las víctimas y el escenario, y por eso tenemos la sensación de estar viendo lo mismo una y otra vez.

Wrong Turn nos presenta a un joven médico que, tras chocar su coche contra el de un grupo de amigos en una de las carreteras que atraviesan las montañas del Oeste de Virginia, se verá obligado a escapar de un grupo de caníbales deformes que los han elegido como presas de su peculiar cacería.

La película dirigida por Rob Schmidt sigue la estela de títulos como The Texas Chainsaw Massacre (1974) o The Hills Have Eyes (1977), principales exponentes del terror rural. Este subgénero, se caracteriza por representar a un grupo de urbanitas que viajan por la América profunda y que, en un momento dado, se topan con maniacos homicidas deformes, producto de prácticas nucleares del ejército o de una reproducción endogámica. También hay otra vertiente de películas dentro de este subgénero, en la que los dementes que pueblan estas zonas rurales son personas sin ningún tipo de deformidad física, pero con claras inclinaciones psicópatas o nazis. Dentro de este grupo, la pionera sería Deliverance (1972), pero también destacaría otros títulos como Calvaire (2004), Wolf Creek (2005), Frontière(s) (2007) o la más actual, A Lonely Place to Die (2011).

Aunque Wrong Turn no inventa nada, su mérito se base en crear un producto más que aceptable, desarrollando una historia entretenida, que en momentos se torna angustiosa, con unas buenas actuaciones, unos asesinos icónicos y unas muertes de lo más gore, en las que no se escatima en sadismo y vísceras.

El guion, como suele ser habitual, sigue a nuestros jóvenes y atractivos protagonistas encabezados por Eliza Dushku, Jeremy Sisto y Desmond Harrington, a cometer los típicos errores que lo convertirán en la carnaza que ansían estos depredadores. Primera regla: si un lugareño te avisa que no te adentres en los bosques, por muy mala pinta que tenga éste, siempre hay que hacerle caso, es de la zona y sabe lo que se cuece por allí. Regla número dos: las cabañas en los bosques son muy peligrosas, y más si es la morada de un trio de mutantes: Tres dedos, Dientes de Sierra y El Tuerto. Así que, si no es para buscar armas, no hay que entretenerse inspeccionando los trofeos que tienen de sus anteriores víctimas. Y regla número tres: nunca hay que separarse del grupo, ni darse por vencido porque nuestros amigos estén muertos. Si quieres ver un nuevo amanecer, hay que luchar hasta el último aliento. 


Como suele ser habitual en este tipo de películas, la trama se basa esencialmente es que este grupo de jóvenes, ni especialmente entrenados, ni acostumbrados a desenvolverse en un bosque, consigan acabar con el trio de mutantes que llevan asolando la zona durante años. Lo más realista, hubiese sido huir y denunciar este hecho a las autoridades, pero claro, así no hubiesen obtenido la consabida dosis de venganza por la muerte de sus amigos que tanto gusta a la audiencia.

Los mutantes, muy del estilo de salvajismo de los de The Hills Have Eyes, se comportan como críos para los que la caza de estos jóvenes no es más que un juego. No hace falta conocer los motivos por los que estos salvajes cazan seres humanos, ya que sólo adentrarnos en su cabaña y contemplar la colección de relojes, gafas de sol y miembros humanos, hace que se te ponga la carne de gallina. Me gustó bastante la caracterización de estos seres, dotándolos de personalidad y con rasgos diferenciadores entre unos y otros. Las muertes que aparecen en pantalla son espectaculares, pero si tuviese que destacar una, sería la de la persona que muere a causa de un hachazo y su cuerpo se parte en dos. ¡Espectacular! Todos estos efectos especiales tradicionales son obra del Stan Winston Studio.  

Wrong Turn cuenta hasta la fecha con 6 películas, aunque según parece, se podría estar preparando una séptima entrega para este 2017. Así que tendréis que verlas para comprobar sí estas continuaciones se deben a qué alguno de los mutantes escapa con vida o es que tienes más familiares por la zona...  


En resumen, Wrong Turn es el clásico slasher de terror rural con mutante sanguinarios, que no aporta nada nuevo, pero que entretiene y nos sorprende con unas muertes de lo más sangrientas y espectaculares. Una nueva saga que sumar a mi colección,tan larga que es muy difícil que no acabe degenerando en un producto repetitivo y aburrido, pero la esperanza es los último que se pierde, ¿no?


martes, 4 de abril de 2017

THE HORROR IS COMING 4/17


Aquí tenéis la tanda de trailers para el mes de Abril, esas películas que me quitarán el sueño hasta que consiga verlas. La cosa se complica mes a mes y, aunque siempre intento que las propuestas que os ofrezco dispongan de trailer, quizás el mes que viene tenga que prencindir de este requisito para abrir más al abanico de candidatos. Pero bueno, esto será algo que ire viendo sobre la marcha, de momento os dejo con las películas de este mes. Espero que las disfrutéis y me vayéis diciendo cuáles son las que más esperáis vosotros para este 2017.

WISH UPON


El 2017 va ser un año conocido por el gran número de cajas malditas que inundarán nuestras pantallas. Si recordáis, en Terror Team, el blog del que soy miembro, ya os hablé de Gremlin (2017), en la que un hombre y su familia serán perseguidos por el monstruo que alberga una caja maligna. Además, en mi búsqueda de nuevos estrenos para esta sección, me topé con Escape Room (2017), otro estreno en el que una caja llamada Skull box le hará pasar un mal rato a un grupo de chicos que querían divertirse con uno de esos populares juegos de escape. Así que por lo que parece, vamos a tener cajas mortíferas para dar y tomar por una temporada.

Wish Upon puede que sea la propuesta con el argumento menos original, pero es el tráiler que más me ha convencido. Claire, una adolescente que perdió a su madre hace 12 años, que sufre acoso escolar y es víctima del sometimiento de su padre, recibe una caja de música que le concede siete deseos a su poseedor. Seducida por el poder de la caja, Claire verá como su vida empieza a mejorar notablemente a cada deseo, hasta que se dé cuenta que éstos tienen consecuencias fatales para sus seres queridos.

La película, dirigida por John R. Leonetti, al que ya conocíamos por Annabelle (2014), parece presentarnos una versión actualizada de Wishmaster (1997), en la que ya nos advertían que había que tener cuidado con los deseos. El guion de Wish Upon, escrito por Barbara Marshall, responsable de Viral (2016), apareció en la Blacklist de 2015 y, aunque en un primer momento se habló de que Catherine Hardwicke, conocida por Thirteen (2003), Twilight (2008) o Red Riding Hood (2011), la dirigiría, fue Leonetti el encargado de sacar este proyecto adelante.

El trailer, tal y como está planteado, nos recuerda ligeramente a las películas de la saga de Destino Final (2000), en las que la muerte perseguirá a los seres queridos de Claire, a medida que ésta le vaya pidiendo deseos a la caja. Me ha gustado ese efecto que vemos en alguna de las escena, en las que la acción se rebobina, como si fuese una caja de música a la que le diéramos cuerda.

En cuanto al reparto, cabe destacar la presencia de Joey King en el papel protagonista, a la que recordáis mucho más joven en The Conjuring (2013). Sherilyn Fenn Ryan Philippe son los rostros mas reconocibles de esta producción .


Wish Upon es un de esas propuestas con la que pueden pasar dos cosas: puede ser una película interesante y refrescante dentro del panorama del cine de terror más comercial o puede ser uno de esos productos insulsos orientados al público adsolescente. Tendremos que esperar al 14/07 para empezar a conocer las primeras impresiones. ¿Vosotros hacia donde creéis que se inclinará la balanza?



TONIGHT SHE COMES



Después de las múltiples alabanzas y premios que ha recibido en todos los festivales por los que ha pasado, por fin he podido ver el trailer de Tonight she comes y debo decir que es uno de los más excesivos, sangrientos y frenéticos que he visto últimamente. Sin embargo, prefiero que no lo veáis porque me parece que desvela casi toda su trama, en sus casi dos minutos de duración y no quiero que os arruine la película, que ya me he sacrificado yo por el equipo, jejeje.

Después de la desaparición de una joven, dos de sus amigas y un grupo de desconocidos se sienten atraídos hacia la cabaña en la que fue vista por última vez. Pero lejos de investigar lo sucedido, los jóvenes deciden montar la típica fiesta de alcohol, drogas y desenfreno. Sin embargo, la diversión nos les va a durar mucho porque en el bosque hay algo que les acecha y que pretende matarlos uno a uno.

Tonight she comes que ha sido publicitada como una mezcla entre Cabin Fever (2002) e It Follows (2015) pero la verdad es que, por el avance, la única relación que se deja entrever con la ópera prima de Eli Roth es que los protagonistas son un grupo de adolescentes aislados en una cabaña en el bosque. A mí me hubiese parecido más acertado presentarla como la prima sangrienta de It follows con ciertos toques de Evil Dead (1981) porque parece que toda esta vorágine de sangre y vísceras en la que se va a convertir la película tiene más que ver con rituales satánicos y posesiones que con virus come carne. Pero la verdad es que todo puede ser posible en este festival sangriento.

El responsable del guion y la dirección es el joven director Matt Stuertz para el que éste es su segundo largometraje tras su debut con RWD (2016), un mockumentary en el que dos jóvenes se adentraban en el bosque en busca de fantasmas y acaban encontrándose a sí mismos, literalmente, jejeje. En Tonight she comes, se respira una notable influencia de los slasher de los 70 y 80 y promete grandes dosis de gore y diversión. O es que a alguien le queda alguna duda después de haber visto a gente enbadurnada de sangre de pies a cabeza, mordiscos, rituales satánicos, cabezas estallando,... 


Ésta es otra de esas películas que se va a sumar a mi gran TOP de hype máximo de este año porque no paro de leer opiniones positivas de gente que ha disfrutado muchísimo viéndola y yo ya me estoy hiperventilando. La fecha de estreno no está clara todavía, en algún momento de este 2017, pero ya os digo que Tonight she comes es carne de festival y que sólo espero que Sitges, Molins o Nocturna escuchen mis suplicas y este año formen parte de su cartel. 




Pues esto es todo por este mes. Aunque parezca mentira, habré visto como 50 tráilers y sólo éstas dos que os he propuesto han conseguido convencerme. No sé si es que mi grado de exigencia es muy alto o es que los argumentos y los trailers han bajado la calidad, pero la mayor parte de los avances que he visto, más que invítame a ver la película, me han provocado una pereza enorme. Señores productores, guionistas y directores, los horror lovers estamos aburridos ya de niñeras chungas (Evil Nanny), posesiones de personas que se retuercen y contorsionan de maneras imposibles (The Crucifixion), mockumentaries con extraterrestres (Phoenix Forgotten), fantasmas insulsos (A Ghost Story) y copias de La matanza de Texas (Escape from Cannibal Farm). Espero que el mes que viene surjan cosas de más calidad, que siempre se está a tiempo de encontrar esos bombazos durmientes como en su momento lo fueron It Follows o The Witch. ¡Cruzad los dedos!

jueves, 30 de marzo de 2017

RABIES (2010)



Creo que ya os había hablado en alguna ocasión del libro de Brian W. Collins: Horror Movie a Day. Pues bien, el pasado viernes decidí ojear su selección de películas extrajeras, es decir, no nortemericanas, porque intentaba escapar de mis ansias por terminar la trilogía de Ginger Snaps y saturaros con reseñas de mujeres lobo. Rabies era la película que encabezaba esta sección y, por lo tanto, su favorita, así que aprovechando que estaba disponible en el catálogo de Filmin, me dispuse a verla.

Dos hermanos adultos se fugan de casa y terminan en un bosque, en el que uno de ellos queda atrapado en la trampa puesta por un psicópata. El otro irá en busca de ayuda y en su camino se cruzará con un grupo de chicos que iban a un campeonato de tenis, un guardabosques con su perro, y un par de policias muy peculiares, sin olvidarnos del psicópata que merodea por la zona.   
     
Rabies ostenta el título de ser la primera película de terror israelí y la ópera prima de los responsables de la conocida Big Bad Wolves (2010), Aharon Keshales y Navot Papushado. En esta ocasión nos traen una película que nada tiene que ver con los slashers, o con otro subgénero del terror, si no que es más bien una sucesión de acontecimientos desafortunados que, motivados por la rabia, los celos o la venganza, conducirán a la muerte de los personajes.

La verdad es que me ha sorprendido leer tantas opiniones positivas sobre esta producción israelí porque a mí no me ha funcionado tan bien como a la mayoria. Me ha parecido una sucesion de tramas que intentaban sorprender al espectador con sus giros inesperados, pero que carecían de lógica o continuidad. En primer lugar, el psicópata que rapta a la chica y que pone toda la trama en funcionamiento, desaparece practicamente de la historia y nunca llegamos a saber cuáles son sus motivaciones o intenciones. Lo de la pareja de policias ya me pareció demencial, entiendo que sería una parodia, pero tan exagerada que ya se me escapa el sentido. Y luego, la chica modosita que le daba miedo coger un arma y se acaba convirtiendo en el mísmisiomo Janero Solitario. Es cierto que todo destila un humor negro algo macabro, pero yo no conseguí entrar en su juego.


Pero no todo es malo en Rabies, uno de sus principales puntos a favor es que rompe con todos los canones establecidos por el cine de terror y les da la vuelta. Toda la acción se situa en un bosque a plena luz del día, que parece hechizar a los personajes y sacar la bestia que todos llevan dentro. De esta manera, se convierten en una amenaza mucho mayor que el asesino que ronda por el lugar. Además, el bosque en sí está lleno de peligros con trampas para osos, hoyos en el suelo y minas antipersona, por lo que escapar de allí con vida no va a ser tarea facil. Los personajes tampoco responden a los estereotipos habituales y sus comportamientos y reacciones van a ser totalmente impresibles, tanto que cómo en el acaso de los policias, rozan lo absurdo.

La dosis de sangre y gore no es tampoco muy abundante, y varias de las escenas más salvajes ocurren fuera de pantalla. No es algo que me importase demasiado porque a estas alturas, ya había perdido toda conexión con la trama de la historia.

En definitiva, Rabies es una película bastante loca, en la que tendrán cabida todo tipo de situaciones descabelladas y personajes odiosos. Yo no conseguí empatizar con su humor, ni con su planteamiento y, la verdad es que se me hizo larga, a pesar de su 90 minutos de metraje. Por lo que veo, vuelvo a no coincidir con los gustos de la mayoría, ni con los de mi admirado Brian W. Collins, que me ha descubierto aunteticas maravillas del cine de género, pero tambien bodrios insufibles como Carver (2008). Rabies no llega a ser, ni muchísimo menos, tan mala como ésta, pero la considero un titulo totalmente prescindible.


lunes, 27 de marzo de 2017

GINGER SNAPS 2: UNLEASHED (2009)


Sin duda, este es el año de ir cerrando las sagas que ya había empezado y que por algúna extraña razón no había terminado. Cuando estaba preparando la crítica de Ginger Snaps (2000), para el especial de Woman in Horror Month del mes pasado, me empezó a picar la curiosidad por saber cómo continuaría la historia de las hermanas Fitzgerald, así que he decidido ponerle remedio.

La historia acaba justo dónde lo dejó la primera, con Brigitte en pleno proceso de transformación en licántropo e inyectándose un antídoto que retarda el proceso. Tras sufrir una sobredosis es internada en un centro de rehabilitación dónde su metamorfosis comienza a acelerarse, al no disponer del antídoto. Por si éste no fuese suficiente problema, otro hombre lobo intenta darle caza. 

El director de la primera entrega no repite en esta ocasión, sino que es su editor, Brett Sullivan, el que toma las riendas de la secuela. Unleashed fue su ópera prima y, tras ella, se ha dedicado principalmente a la televisión y a su trabajo como editor. Sullivan ha reproducido a la perfección el tono, la estética y los temas de la cinta original, pero al mismo tiempo, se ve una notable mejoría en los efectos especiales.

En la secuela, todo el peso de la película recae en el personaje de Brigitte, interpretada de nuevo por una fabulosa Emily Perkins. En esta entrega, Brigitte ya no está a la sombra de su hermana y Ginger, a la que vuelve a dar vida Katharine Isabelle, sólo se le aparece en contadas ocasiones para atormentarla, al más puro estilo del amigo zombi de An American Werewolf in London (1981). Nuestra protagonista debe enfrentarse, por un lado, al hecho de que la cura que hallaron en la primera película, no es infalible y sólo retarda la transformación y, por otro lado, a un nuevo licántropo que quiere atraparla y que parece ser el chico al que contagió su hermana. 

Una característica particular de los licántropos de esta saga es que no se trasforman voluntariamente de humano a animal y viceversa, sino que la metamorfosis en bestia, se presenta aquí como una enfermedad que transforma al sujeto de manera permanente e irreversible. De ahí, todos los esfuerzos de Brigitte por detener la enfermedad en ambas películas.



Unsleashed podría dividirse en dos partes. Una primera, en la que Brigitte está internada en la clínica de rehabilitación y conoce a Ghost, una niña bastante rarita que cuida de su abuela quemada. Ghost, interpretada por una jovencísima Tatiana Maslany a la que todos conoceréis o deberías por la serie Orphan Black (2013 - ), es un personaje estupendo que supone un gran apoyo para nuestra protagonista, aunque no debéis perderla de vista porque guarda más de una sorpresa. Allí Brigitte empezará a sucumbir a sus instintos animales y se sentirá atraída por el mayor imbécil de la clinica, un enfermero que suministra drogas a las enfermas a cambio de favores sexuales. ¿Alguien sabría explicarme por qué este chico dispone de varias dosis de acónito, el antídoto que retarda la transformación en licántropo?

En la segunda parte, las chicas consiguen escapar del sanatorio y refugiarse en casa de la abuela de Ghost, dónde tendrá lugar el enfrentamiento final con el hombre lobo. Mientras que el desarrollo de la primera parte es más lento y vamos viendo la evolución de estos dos personajes y su amistad, aquí las sorpresas y la acción se suceden sin respiro. Desde luego, el final de esta secuela es soberbio y te deja con ganas de saber más.

Unlashed es sin duda una gran secuela y una magnífica continuación de la historia propuesta en la primera parte y nadie debería perdersela. Me da un poco de pena que la tercera entrega, Ginger Snaps 3: The beginning (2009), no continúe con esta trama y haya decidido plantear una precuela en el siglo XIX. Pero bueno, habrá que verla igualmente para acabar con la trilogía de Ginger Snaps y averiguar qué narices hacen Ginger y Brigitte en el pasado.