martes, 20 de septiembre de 2016

IN THE DEEP (2016)


No hay nada como una película de animales mortíferos para recordar esas añoradas noches de verano y si es una de tiburones, de esas que te dejan sin aliento, la noche promete ser inolvidable. Es curioso como muchas veces el cine está más interesado en mostrarnos amenazas que vienen de planetas o galaxias desconocidas, cuando el 70% de nuestro planeta está formado por agua y el hombre solo ha explorado el 5% de ese inmenso territorio. Así que, ¿no os parece que los océanos son esos grandes desconocidos y que los tenemos muy cerca de nosotros? Inquietante, ¿verdad? Por lógica es más probable que algún ser extraño que surja del mar o se arrastre por la playa nos ataque, a que un extraterrestre, que primero tiene que contar con la tecnología necesaria para llegar a la Tierra, suponga una amenaza.

Antes de ver In the Deep no sabía qué película se llevaría el galardón a la mejor cinta de tiburones del verano, porque Infierno Azul de Jaime Collet-Serra me había gustado bastante. Seguramente, para sorpresa de todos aquellos que no leyesen mis impresiones en twitter, la ganadora fue esta pequeña película británica, que consiguió angustiarme como pocas y provocó que me revolviese en el sillón durante sus 87 minutos de metraje.

Lisa y Kate son dos hermanas que se van de vacaciones a México para intentar superar la ruptura amorosa de la primera. Una noche de risas y alcohol conocen a unos chicos de la zona que les proponen una actividad diferente: bañarse con tiburones blancos en una jaula. Kate, la más atrevida de las dos, consigue convencer a su hermana y juntas se embarcan en una aventura que acaba convirtiéndose en una terrible pesadilla cuando el cabestrante que sostenía la jaula, se rompe y aterrizan en el fondo marino, a 47 metros de profundidad.

Para Johannes Roberts, co-guionista y director de la película, esté es su segundo largometraje del año, tras presentarnos en primavera The Other Side of the Door (2016) que no recibió muy buenas críticas.  Sinceramente, estas malas opiniones me producen una pereza horrible a la hora de enfrentarme a ella, pero tendré que hacerlo si a finales de año quiero traeros la típica lista con lo mejor y lo peor del año, que no os imagináis el sacrificio que supone, jejeje.

La cinta está protagonizada por Mandy Moore, más habitual en comedias y dramas románticos que en películas de género y por Claire Holt, a la que hemos visto con más frecuencia en televisión, donde ha participado en varias series como Pretty Little Liars (2011), Crónicas Vampíricas (2011-2014) o, en la más reciente también con chupasangres, The Originals (2013-2016). Las personalidades de las dos hermanas son tan diferentes como la noche y el día y esto determinará las decisiones que les conducen a esta situación tan extrema. Aunque ellas dos son las que llevan todo el peso de la película durante todo el metraje, también cabe destacar la pequeña participación de Matthew Modine que, después de una temporada relegado a TV movies y cortometrajes, ha resurgido con más fuerza que nunca.

Aunque me he referido a In the Deep como la mejor película de tiburones del verano, los escualos son sólo un problema añadido a todos a los que se enfrentan estas dos hermanas. Por un lado, no saben si los responsables de la excursión, que no contaba con ningún tipo de permiso o seguro, les van a ayudar o se van a desentender de ellas, el oxígeno con el que cuentan es muy limitado y no tienen más bombonas de repuesto,… Además, no hay que olvidar que toda la trama se desarrolla a 47 metros de profundidad, donde sólo alcanzan a ver los que les permite el único foco del que disponen. Esto es sólo una pequeña parte de lo que les espera a nuestras intrépidas protagonistas, así que prepararos para vivir una experiencia angustiosa y claustrofóbica como pocas.

Considero que para estar hablando de una película de bajo presupuesto, Roberts ha sabido aprovechar muy bien los recursos con los que contaba. El diseño de los tiburones, una mezcla entre efectos prácticos y CGI, funciona a la perfección porque en todo momento parecen reales y las pocas veces que aparecen en pantalla, acojonan y mucho, jejeje.

Como ya pasó en Infierno Azul, el punto más controvertido de esta película ha sido su final, que no ha funcionado a todo el mundo. En el caso de la superproducción americana yo sí que estuve de acuerdo en que su conclusión echa a perder la película, pero no me parece que sea el caso de In the Deep. A mí me funcionó el final que nos proponen e incluso me gustó porque, aunque que me estaba resultando un poco raro lo que estaba sucediendo, no vi venir el giro que iban a tomar los acontecimientos. Así que quiero vuestras valoraciones al respecto cuando veías las películas, que la cosa tiene miga para rato, jejejeje.

Una cosa muy curiosa que ha pasado con la distribución de esta película es que tan sólo una semana después de su estreno en DVD y en VOD (2/08/16), Freestyle Media se hizo con los derechos para proyectarla en las salas de cine en el 2017. Es una gran noticia ya que considero que esta pequeña producción tiene todos los ingredientes necesarios para que los espectadores pasen un mal rato y se vayan satisfechos de la sala de cine que, desgraciadamente es algo que últimamente no es tan habitual. Espero que la disfrutéis y que me digáis cuál ha sido para vosotros la película de tiburones del verano, que no hay que olvidar que también tuvimos el estreno de Sharknado: que la 4ª te acompañe (2016) (sin comentarios, jejeje).

Vamos con los Miedos que os indicaba en la entrada sobre los trailers que albergaba sobre esta película:


  •      Que la propuesta termine siendo igual de descafeinada que el anterior trabajo de Roberts. (Error) Como antes os he comentado no he visto The Other Side of the Door, pero esta propuesta de descafeinada y aburrida no tiene nada, eso os lo puedo asegurar.
  •      Que al aparecer durante la mayor parte del tiempo sólo dos personajes y en un entorno tan reducido, haya partes que resulten aburridas, ya que mantener un cierto grado de tensión en estas condiciones no es  tarea fácil. (Error) Ya lo comprobareis por vosotros mismos pero el grado de tensión y angustia en esta película es mayúsculo.
  •      Que una de las protagonistas sea Mandy Moore, que no puede tener una imagen más edulcorada y ñoña pero bueno, si como decíamos antes Daniel Radcliff lo consiguió, ¿por qué no Moore? (Error) No es que su actuación sea de Oscar, pero no desentona con el tono de la película y resulta convincente. ¡Mandy!, sigue por este camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario