domingo, 5 de noviembre de 2017

NOCTURNA 2017: HAPPY DEATH DAY




Perdonad la tardanza en traeros la reseñas de Nocturna, pero fue acabar el festival y ser víctima del mayor trancazo de la historia o por lo menos de la mía propia, jejeje. El constipado se extendió hasta la noche de Halloween, por lo que no tuve más remedio que quedarme en casa, pero la parte buena fue que honré esta mágica noche con una pequeña maratón de 3 películas que espero traeros pronto por el blog. Y, ya no me enrollo más y pasó a contaros mi experiencia en Nocturna 2017.

Lo primero de todo, me gustaría confesaros que ésta ha sido la mejor edición a la que he asistido y digamos que en serio, he acudido los últimos 3 años. El nivel de las películas ha sido superior al de otras ediciones porque sin ir más lejos, lo del año pasado fue una tortura china. También, en la asistencia de público se ha notado un incremento en prácticamente todas las sesiones, pero sobretodo en la inauguración y la clausura dónde la sala estaba llena hasta la fila 1 y lo sé porque a mí me tocó ver Mom and Dad desde la fila 2, jajjaaa. 

Pero lo que más feliz me ha hecho, ha sido conocer en persona a un montón de amigos twitteros y blogueros como a la estupenda @mensajeramojave con la que interactuo mucho por twitter, a los simpatiquísimos integrantes del blog, El fin de los mundos, y por fin, conocí al gran Salariasa, de Aguas Turbias, todo un honor para mí. ¡¡Snuff, te estas resistiendo!!! jajaja. Además, volví a disfrutar del festival al lado de mis queridos mandaguers y de mi inseparable amiga y horror lover Carmen. Y, ahora sí, vamos con lo que os interesa, las películas de Nocturna 2017.

HAPPY DEATH DAY



Así sí se hace un blockbuster de terror. No digo que sea la quinta esencia del cine de género pero es un producto muy cuidado, entretenido y altamente disfrutable, tanto para los amantes de cine de terror, como para los menos versados en en el género. Además, ¿cuánto hacía que no veíamos un slasher que no fuera un remake, reboot o secuela? 

Como ya todos sabréis la película parte de la premisa de Atrapado en el tiempo (1993), pero con algunas diferencias. Nuestra protagonista, Tree, una chica engreída y mentirosa, es asesinada por un enmascarado el día de su cumpleaños, pero quedará atrapada en un extraño bucle temporal que la hará revivir una y otra vez ese mismo día y su trágico final. Tree tendrá que ser capaz de resolver su propio crimen, si quiere sobrevivir, ya que a diferencia de lo que le pasaba a Bill Murray, Tree conserva en su cuerpo las secuelas de sus múltiples asesinatos y esto la irá debilitando.

Para su director, Christopher Landon, hijo del inolvidable Michael Landon, protagonista de La casa de la pradera (1974-1983) y Autopista hacia el cielo (1984-1989), éste no es ni su primer trabajo tras las cámaras, ni su primera participación en una película de terror. Aunque principalmente ha desempeñado funciones de guionista en un montón de películas, lo que verdaderamente nos interesa a los horror lovers es que ha sido el director de la penúltima cinta de la saga de Paranormal Activity, The Marked ones (2014) y la más que disfrutable comedia de terror, Scouts Guide to the Zombie Apocalyse (2015). Por lo que no precipito al decir que estamos frente a uno de los directores más interesantes de esas comedias de terror tan gamberras y frescas que tanto triunfan en el panorama actual.

En Happy death day, volvemos a tener a una protagonista atípica para una cinta de terror como ya nos pasó en Babysitter (2017). Tree no es una persona para nada simpática, sino que es una fiestera cabrona e hija de su madre, pero que nos acaba cayendo bien y queremos que sobreviva a toda costa. No me molestó en absoluto el mensaje de la película a lo 13 reason why (2017), de que todo acto o comportamiento tiene sus consecuencias y que la protagonista se de cuenta de ello y vaya intentado ser mejor persona cada vez que empieza un nuevo día. Es una cinta dirigida principalmente a un público adolescente y me parece perfecto que un medio que no suele ser el habitual, les bombardeé con este tipo de mensajes para conseguir erradicar estas actitudes dañinas y egoístas de la juventud de hoy en día. 

Uno de los principales atractivos de Happy Death Day, es ver cómo Tree intenta aprender de sus muertes previas, para conseguir escapar de su destino, pero al cambiar sus acciones, otra persona termina muriendo. Así que lo que tenemos es algo parecido a un macabro juego de Quien es quien?, en el que los muertos de cada una de las vidas de Tree, se van eliminando del panel de posibles sospechosos. Es muy divertido ver con qué humor se toma la protagonista el hecho de que nadie, más que ella, vaya a recordar sus acciones y esto le permite hacer más de una locura. 

Lo cierto es que ésta es la película que mejor me funcionó del festival, con una protagonista cabrona y divertida, interpretada perfectamente por Jessica Rothe, la máscara del asesino me parece muy mal rollera y aunque las dosis de sangre no son abundantes, el ritmo frenético, la tensión y el humor que destila la cinta te mantiene enganchado a la pantalla en todo momento. Así que no se os ocurra perderos la segunda película de terror de año, que ha conseguido alzarse con en Nº1 en la taquilla norteamericana, porque en diciembre tenemos que enfrentarnos a la dura tarea de elegir cuál ha sido la mejor comedia del año y esta en una firme candidata. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario