jueves, 10 de marzo de 2016

MUESTRA SYFY 2016 (PART I)


Como ya sabréis, el pasado fin de semana se celebró en Madrid la XIII Muestra Syfy que alberga, como cada año, una selección de películas de diferentes géneros que hacen las delicias de todos los madrileños. Como buena amante de los festivales de cine que soy, no me perdí esta cita y me lo pasé en grande compartiendo la experiencia con otros blogueros, ya amigos, que hicieron de este festival algo más grande si cabe. La simpática Leticia Dolera fue la encargada de presentar una vez más la Muestra, que según ella misma nos contó ya lleva diez años haciéndolo. Una anfitriona de lujo para un festival irreverente, divertido y único que no os deberías perder por nada del mundo. Y hecha la presentación, vamos ya con mi opinión sobre las  películas que se proyectaron en la Muestra:


#DAY 1

THE INVITATION (2015)
Para la inauguración del festival pudimos disfrutar de la ganadora a la mejor película de la pasada edición del Festival de Sitges. Un thriller psicológico de bajo presupuesto que es absolutamente perfecto. 

Will y Eden se separaron tras ser incapaces de superar una tragedia que azotó sus vidas y ahora, dos años después, con Eden casada de nuevo y Will con su nueva pareja, vuelven a reencontrarse en una cena de amigos. Eden ha decidido organizarla para reencontrarse con sus amigos a los que llevaba sin ver todo este tiempo y no tardarán en surgir las incomodidades, los reproches y las sospechas. 

Cuanto menos sepáis sobre The Invitation mucho mejor, porque es de esas películas en las que la trama se va deshilvanando lentamente y se va degustando poco a poco. Es de esas cintas en las que sabes que algo malo está a punto de pasar, pero que no tienes ni idea de qué y esto genera una tensión tal que yo no hacía más que moverme intranquila en mi butaca. 

La cinta está dirigida por Karyn Kusana, guionista y directora estadounidense conocida por Girlfight (2000), Æon Flux (2005) o Jennifer’s Body (2009). Actualmente está inmersa en el proyecto XX, una antología de terror dirigida y formada por un casting totalmente femenino que posiblemente vea la luz este año.  

The Invitation es una película que muestra las diferentes maneras que tenemos los seres humanos de afrontar la pena y vivir con ella.  Es sobrecogedor ver a Will, interpretado magistralmente por Logan Mashall-Green, con las paranoias y la ansiedad que le produce esta reunión pero, al mismo tiempo, el espectador no sabe si se está dejando influenciar por su visión de los hechos y realmente no está pasando nada raro durante la velada. Lo mejor para mí es lo lentamente que se va desarrollando la historia, generando esa tensión en tu interior que irá creciendo hasta hacerse incontrolable y cuando todo estalle… prepararos para quedaros con los ojos clavados en la pantalla y la boca abierta.
Acabamos de empezar el 2016, pero estoy segura que The Invitation va a ocupar los primeros puestos de mi lista con lo mejor del año y creo que con eso os digo todo, jejeje. Así que, como pienso recomendar esta película a todo el mundo, puede que cuando la estrenen en Abril tenga que “sacrificarme” e ir otra vez a verla. ¡Qué vida más dura la mía!, ¿eh?


# DAY 2


VILLMARK 2: ASYLUM  (2015)


Leticia Dolera presentó Villmark 2 como la secuela de una de las cintas de género más taquilleras de Noruega. Esto ya me hizo sospechar un poco porque he visto las cintas más valoradas de este país como Cold Prey (2006) o Dead Snow (2009) y la segunda parte del 2014 y esta película no me sonaba de nada.
Un grupo de trabajadores ha sido contratado para comprobar que en un sanatorio mental que lleva varios años cerrado, no existen residuos tóxicos. Para examinar estas instalaciones tan inmensas sólo disponen de tres días, pero conseguir terminar el trabajo a tiempo va ser el menor de sus problemas ya que hay algo que habita ese lugar que va a empezar a darles caza.
¿A qué os suena este argumento? A Session 9 (2001), ¿verdad? No la terminé de ver porque o bien no elegí el momento adecuado para hacerlo o es que el tema de la limpieza de residuos no es lo mío, pero en cualquier caso, en Session 9 sabías de que iba la película, no como aquí. En Villmark 2 tenemos una sucesión de acontecimientos inconexos y una serie de personajes que no tenemos ni idea de donde han salido. Sólo os digo que si en un momento dado hubiese aparecido una horda de zombis o una manada de hombre-lobo no me habría extrañado en lo más mínimo porque cualquier cosa cabía en este maremágnum de película.
Para que os hagáis una idea de lo caótica que es la cinta, el comentario generalizado tras su visionado fue: ¿Alguien sabría explicar de qué iba esta mierda? Ninguno entendimos cuál era la intención del guionista o del director con Villmark 2, si es que alguna vez tuvieron alguna. Miedo me da ver la primera parte, aunque según he leído lo único que tienen en común es el lago cercano al sanatorio pero, sinceramente, no sé si esto es bueno o no, jejeje.
Mi consejo es que evitéis esta película a toda costa si no queréis desperdiciar una hora y media de vuestras vidas.


NINA FOREVER (2015)
Ésta era una de las cintas que más ganas tenía de ver, gracias a las recomendaciones que de ella se habían hecho tanto en el podcast de Aguas Turbias como en el de El Terror No Tiene Podcast (Podcasts de obligada escucha para todo amante del cine de terror que presuma de serlo) Además, después del tostonazo de la película anterior, nada podía ser peor.

Pasado un tiempo después de la trágica muerte de su novia, Ben está empezando a rehacer su vida cuando conoce a Holly, una compañera de trabajo, con la que inicia una relación. Ambos descubrirán que la difunta novia de Ben va a ser un miembro más de su incipiente relación.
Estamos frente a una pequeña película británica, con la que los hermanos Blaine, Chris y Ben, dieron el salto hacia el mundo del largometraje. Os invito a que visitéis su página web en la que tienen colgados todos sus cortos y anuncios, no tiene desperdicio.

Nina Forever es un drama sobre la pérdida del ser querido y cómo este vacío afecta a nuestras vidas, sobre el amor incipiente que debe superar y abrirse paso a través de ese bagaje emocional que cada cual aporta a la relación y sobre el horror que supone que tu novia fallecida vuelva de entre los muertos para acabar con tu nueva relación, jejeje. Es cierto que, últimamente, hemos tenido otras propuestas con un argumento bastante similar como Buriying the ex (2014) o Life after Beth (2014), pero creo que éstas se centraban más en el humor y en las situaciones absurdas que todo esto provocaba, que en el verdadero drama que esta muerte supone para el protagonista. En cierta manera, las apariciones de Nina podrían verse como la imposibilidad que tiene Ben para eliminarla de su recuerdo y los hermanos Blaine han elegido una forma bastante gráfica para mostrarlo, jajaja.
El trabajo de los tres actores es muy bueno y la química que existe entre ellos ayuda a dar credibilidad a este trio tan absurdo. Yo destacaría el papel de las dos féminas ya que es bastante interesante ver como Holly, a la que da vida Abigail Hardingham, acepta esta situación tan “terrorífica” con total normalidad, porque creo que no quiere que nadie vuelva acusarla de ser demasiado convencional o aburrida como hizo su último novio. En el otro lado, tenemos a Nina, interpretada por Fiona O’Shaughnessy, que aparece siempre totalmente desnuda y ensangrentada desde dentro del colchón cada vez que la nueva pareja está practicando sexo. Su humor negro y ese tono de voz entre sexy y siniestro son de lo mejor de la cinta.

El problema que vi en Nina Forever es que su segunda parte es un tanto repetitiva y esto provoca que se haga larga a pesar de su poco más de hora y media de duración. La premisa de la película es muy buena pero creo que no han sabido explotarla del todo o darle un nuevo giro sorprendente y esto hizo que las grandes expectativas creadas en la primera parte se fuesen desvaneciendo poco a poco. Aun así, creo que es una de las propuestas más refrescantes en lo que llevamos de año y merece totalmente un visionado.





THE GREEN INFERNO (2013)

Todo festival que aborde el género del terror no puede dejar de incluir en su cartel una película dirigida o producida por Eli Roth, le tenemos hasta en la sopa. Tenía muy pocas expectativas con respecto a esta película ya que el último trabajo de Roth, Knock, Knock (2015) me pareció una autentica castaña y las críticas que había leído sobre ella no auguraban nada bueno.
Un grupo de activistas estadounidenses en defensa de la selva del Amazonas decide viajar hasta allí para luchar por los derechos de una tribu peruana. Sufren un accidente de avión y van a parar al territorio de una tribu caníbal que ha decidido incluirlos en el menú de sus próximos días.

The Green Inferno es una película que hay que ver entre amigos, mientras se comparten unas cervezas o, como en mi caso, en un festival irreverente en el que el público no para de comentar y aplaudir cada escena sangrienta o absurda que aparece en pantalla. Si la veis de otra manera seguramente os resulte un auténtico peñazo.
La cinta está dirigida principalmente a los seguidores de Roth que disfrutaron con la mala baba, violencia y sangre que éste derrochó en  Cabin Fever (2002) y Hostel (2005). Es de esas películas malas que te entretienen, que te hacen pasarlo bien durante el tiempo que dura su visionado, pero que no creo que nadie, salvo la fans incondicionales, quiera revisionarla de nuevo.

Este es el particular homenaje que el bueno de Roth quiso hacerle a la película de Ruggero Deodato, Holocausto Canibal (1980). Las dosis de violencia y sangre son altas en la película y los efectos especiales están bastante bien conseguidos a excepción de alguna cosilla (hormigas).
El problema que tiene The Green Inferno es que a pesar de tener momentos bastante graciosos que funcionan muy bien como la diarrea interminable de la vegana o, la muerta de la novia del líder del grupo, la mayor parte del guion en una auténtica estupidez. ¿A quién se le ocurrió la feliz idea de utilizar la marihuana como método de distracción para los indígenas/captores? Me pareció el método de escape más absurdo e inverosímil que he visto en mi vida, sólo superado por la forma que tiene el líder de este grupo para desestresarse de la situación tan tensa que están viviendo, totalmente penoso.

Ya se ha hablado de una segunda parte que se llamará Beyond The Green Inferno y estará dirigida por Nicolás Lopez, el director chileno amigo de Roth que le dirigió en Aftershock (2012).
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario