martes, 31 de mayo de 2016

NOCTURNA 2016: QUEEN OF SPADES / THE NIGHT OF THE LIVING DEB / CAMINO


THE QUEEN OF SPADES: THE DARK RITE (2015)

En Nocturna, siempre que hay una película rusa en el programa los espectadores nos echamos a temblar y es que las experiencias anteriores han sido traumáticas: VIY en 2014 y III en 2015. En esta ocasión, la cosa mejoró y aunque la cinta no es ninguna maravilla, no se hace pesada y nos ha proporcionado un nuevo icono para los horror lovers: el canario Lola.

Como si de un juego se tratase, Anna y sus amigos invocan frente al espejo a la Reina de las espadas. Al poco tiempo, uno de los chicos muere de un ataque al corazón repentino y los demás, aterrorizados, serán conscientes que han desatado un mal que no los dejará escapar hasta hacerse con sus almas.

Con esta película hemos aprendido que hay muchas leyendas urbanas comunes a diferentes culturas y si en España tenemos a Verónica, los anglosajones a Bloody Mary, pues los rusos tienen a la Reina de las espadas que no deja de ser una versión del fantasma del espejo.

Los padres de la niña protagonista están divorciados pero tendrán que aunar fuerzas para poder salvar a su hija del terrible mal que la acecha. Las recurrentes tomas aéreas de los bloques de edificios en los que vive Anna con su madre, nos deja bastante claro que son una familia humilde y trabajadora. Los personajes no están muy desarrollados y apenas sabemos algo de su vida, de hecho de lo que más datos tenemos en del origen de la Reina de las espadas.

The Queen of spades es una película con un planteamiento bastante clásico y predecible, que  no tiene nada que la haga destacar o diferenciarse del resto. Sin embargo,  hubo uno de los personajes que me hizo bastante gracia, un ex médico que les ayuda y parece saberlo todo acerca del fantasma y que lleva consigo al canario Lola porque es capaz de percibir a los espíritus antes de que éstos se manifiesten. El hombre parece tener muy claro los rituales que hay que seguir para librarse de este espíritu pero cuando alguno de los otros personajes le pregunta si cree que lo que van a hacer va a funcionar, siempre les dice que no sabe, jejeje. Y, ¿entonces de dónde se saca sus conocimientos? Porque de la experiencia parece ser que no, jajaja. El personaje más loco de la película y el mejor sin duda.

Otra cosa curiosa de esta cinta es que el espíritu de la Reina de las espadas es un tanto caprichoso. Al principio se cobija en un anillo, nada más y nada menos que de los chinos para más datos, pero a medida que avanza la película parece que sólo puede poseer cuerpos de series vivos. Ni idea de a qué se debe este cambio, ella es así, jajaja.
Una película un tanto anodina que en unos cuantos días se nos habrá olvidado a todos los que la vimos, pero en nuestro recuerdo siempre habrá un lugar muy especial para ese súper canario, el canario LOLA.



THE NIGHT OF THE LIVING DEB (2015)
Una de las sesiones más concurridas fue la de Summer Camp, pero algunos valientes decidimos no seguir a las masas e ir a la sala 2 a ver esta comedia zombi y tengo que deciros que no nos salió nada mal la jugada.

Después de una noche de fiesta, Deb se ha despertado, sin saber por qué, en la cama del hombre de sus sueños. Aunque su acompañante no siente los mismo por ella, van a tener que dejar a un lado sus sentimientos para centrarse en el ataque zombi que parece haber invadido Portland y que amenaza sus vidas.
Sin duda, la película con la que mejor me lo pasé y más me reído de todo el festival, que después de las cintas tan anodinas y sin fuste que he visto, la verdad es que es de agradecer. Lo bonito del cine es como una misma película puede causar disparidad de opiniones y es que he leído críticas de gente a la que no le gustó nada, jejeje. A ver, para que me entendáis bien, no es una comedia zombi a la altura de obras de la talla de Shaun of the Dead (2004) o Bienvenidos a Zombieland (2009), pero es una producción bastante decente y con una protagonista enigmática.
Maria Thayer interpreta a la divertida e hiperactiva Deb, ¡¡pelirrojas al poder!! Thayer es una actriz cómica bastante conocida en la televisión americana y en esta película brilla con luz propia. Deb es estrafalaria, rara, divertida, dulce y adorable y si tiene que patear o atropellar zombis para sobrevivir, lo hace. Para que os hagáis una idea sería como si una Bridget Jones, no tan neurótica, se viese envuelta en una invasión zombi. No suena mal, ¿verdad? Jejeje. Su amado hombre ideal, Ryan, al que da vida Michael Cassidy, es el típico personaje masculino que de lo perfecto que es resulta odioso. Como estrella invitada tenemos al gran Ray Wise  al que siempre es un placer tener en cualquier producción. Aquí interpreta al excéntrico padre de Ryan, dueño de una importante compañía de tratamiento de aguas que ha tenido algo que ver con el brote zombi. El hermano de Ryan es el prototipo de macho alfa, amante de las armas y un poquito limitado de entendederas. Un personaje también muy divertido al que da vida Chris Marquette.
El humor de The Night of the Living Deb es sencillo y os arrancará más de una carcajada.  Es verdad, que el maquillaje de los zombis podría haber estado un poco más elaborado pero para una película que se ha financiado mediante Kickstarter y que no cuenta con los presupuestos que por ejemplo tiene Walking Dead, pues no le puedes pedir maravillas. De todas maneras, no fue algo que me chirriase sobremanera porque lo más importante es ver cómo unos personajes tan estrambóticos se enfrentan a esta situación tan extrema.
Resumiendo, es una propuesta perfecta para un festival y creo que también para ver en casa con amigos, incluso con aquellos a los que no les gusta el terror. Yo he empezado a introducir en este mundo al Bloody Prince, al que no le gusta nada el cine de género. Las elegidas hasta el momento han sido The Shaun of the Dead (2004) y Tucker y Dale vs Evil (2010) y como no le han gustado nada, he pensado que la próxima vez no voy a ser tan considerada y le voy a poner directamente Á l’intèrieur (2007) o I saw the devil (2010) para que se quede pegado al sillón, jajaja.
CAMINO (2015)
Pues si el otro día os decía que no creía que hubiese otra película que pudiese superar al tostón de Polder, me equivocaba, porque esta producción americana se lleva el premio al gran bodrio de Nocturna.
Avery, fotógrafa de prestigio, es enviada por su revista a la selva colombiana para que realice el reportaje de un revolucionario bastante conocido de la zona. Por casualidad, Avery descubre y fotografía el turbio negocio que ocultan los misioneros y éstos, engañados e instigados por su líder, perseguirán a la fotógrafa por toda la selva para vengarse por el crimen que creen que ésta ha cometido.   
Lo que pretendía ser un survival selvático de acción se queda en nada principalmente por un guion carente de tensión y de intriga, por la falta de carisma de su protagonista, Zoë Bell, con la que nos resultó imposible empatizar y por la actuación tan caricaturesca que Nacho Vigalondo hace de este misionero/guerrillero. Éstas serían algunas de las razones más importantes que se me ocurren para que evitéis esta película pero existen muchas más para elegir.
Camino es una película que más que verse se intuye porque la mayoría de escenas están grabadas de noche y nos dolían los ojos de tanto forzar la vista. Uno de los principales atractivos de la película tendrían que haber sido las muertes, pero hubo algunas que apenas pudimos distinguir entre las sombras.
En fin, una cinta totalmente olvidable, tremendamente aburrida y que se hace interminable. Digna candidata a mi sección de Truños varios, jejeje.

No hay comentarios:

Publicar un comentario