martes, 14 de marzo de 2017

MUESTRA SYFY 2017 (PARTE 2)



PET


Pet es otra de esas películas que ya había visto y que también apareció en mi TOP 10 del 2016 pero, con este segundo visionado, se produjo justo el efecto contrario al de I am not a serial killer (2016) y no acabé tan satisfecha.

Este oscuro thriller nos pone en la piel de Seth, una persona solitaria y perturbada, con una concepción del amor un tanto enfermiza y capaz de hacer todo lo posible por conseguir que la persona amada le corresponda.

La trama de la película es bastante sencilla, quizás demasiado para una película de 90 minutos y termina haciéndose un tanto repetitiva. Entre mi grupo de mandanguers con los que siempre disfruto de los festivales de la capital, la idea generalizada era que la premisa hubiese funcionado mejor como capítulo de una película antológica, que en un largometraje. A pesar de que yo no sé si diría tanto, sí que considero que a la película le sobraban algunos minutos de metraje, con tanto que voy que vengo para ver como estaba la chica.

Independientemente de todo esto, Pet es una película muy interesante en la que podemos ver a otro pequeño hobbit, esta vez Dominic Monaghan, interpretando a un personaje repugnante y perturbado. Parece que los hobbits están muy interesados en alejarse de su imagen dulce y amigable y todos quieren convertirse en asesinos o tarados, jajaja.

Para lo que sí me ha servido este segundo visionado, ha sido para afianzar la idea de que Carles Torrens es un director a tener en cuenta y tengo ganas de ver su primer largometraje Emergo (2011), porque dudo mucho que sea capaz de encontrar sus cortos, esas pequeñas joyas que suelen caer en el olvido.

Os dejo aquí el enlace a la opinión que os di de ella en el TOP 10 del 2016.


31


No sabía que esperar de esta película porque la verdad es que no soy muy amante del cine de Rob Zombie. Puede que esta opinión no sea del todo justa porque sólo he visto las dos películas que hizo sobre Halloween pero, teniendo en cuanta que la segunda me pareció una paranoia extraña e infumable de su director, no me sentía con ganas para seguir indagando en su filmografía.

Nos situamos en los 70, en los momentos previos a la noche de Halloween, cuando un grupo de artistas de carnaval que viajaban en su destartalada furgoneta son secuestrados. Serán conducidos hasta un lugar desconocido, dónde les obligarán a participar en un juego macabro llamado 31: deben sobrevivir 12 horas mientras son perseguidos por unos payasos sanguinarios.

Zombie nos vuelve a zambullir en esa estética sórdida, oscura y mugrienta tan característica de su cine y vuelve a poner a su mujer, Sheri Moon Zombie, como protagonista de un reparto coral entre los que destaca una desmejorada, Meg Foster, la actriz de la mirada de hielo.

31 es esencialmente un parque temático del horror, en el que una serie de payasos armados con todos tipo de cuchillos, sierras y hachas se encargarán de aniquilar a este grupo de feriantes con los que en ningún momento hemos sido capaces de empatizar.

El visionado de 31 iba a marcar un momento decisivo en mi trayectoria como Horror lover, o crucificaba definitivamente a Rob Zombie o me reconciliaba con él.  No os hagáis ningún tipo de harakiri, ni os fustiguéis en mi nombre porque no haya visto todavía La casa de los 1000 cadaveres (2003) o Los Renegados del Diablo (2005) porque 31 me gustó y me devolvió las ganas de seguir conociendo al bueno de Rob. Después de este subidón, es hasta probable que me haga con la única biografía que existe del director en español, escrita por mi amigo El Reverendo Wilson: Rob Zombie: Las siniestras armonías de la sordidez .

LAKE BODOM


Estamos frente a la que para mí fue la peor película del Festival, teniendo en cuenta que no sufrí la española, Stop Over the hell, a la que todo el mundo señaló como el gran truño de la Muestra. Para que os hagáis una idea de la magnitud del aburrimiento, ni la sala Mandanga, especialista como os dije la semana pasada en levantar películas horribles, pudo hacer apenas chascarrillos sobre Lake Bodom. La sala fue invadida por el tedio y por el sueño, porque al ser la cinta del domingo a las 16.00, podéis imaginaros a que nos dedicamos muchos, jejeje.

Inspirada en una historia real, Lake Bodom nos presenta a un grupo de adolescentes que se van de acampada a un lago, en el que años atrás unos chicos fueron asesinados. Es posible que el asesino nunca haya abandonado el paraje y sólo estuviese esperando nuevas víctimas…

La intención de esta película finlandesa era crear el típico slasher de campamentos, pero con un giro argumental que le diese la vuelta a todo y dejase a la audiencia con la cabeza loca. Algo parecido al efecto conseguido en All the Boys love Mandy Lane (2006), pero aquí todo resulta demasiado forzado y poco creíble. En definitiva, un autentico tostón.

Resumiendo, no os acerquéis a ella, aunque os gusten los slashers de campamentos, jóvenes muriendo y persecuciones por el bosque porque os decepcionará igualmente. Así que sed inteligentes y no perdáis el tiempo como hicimos nosotros.  


YOUR NAME



Tercera y última película de animación que pude disfrutar en la muestra y, ¿sabéis que os digo? que nunca me había interesado por este tipo de cine y ahora estoy deseando terminar con los compromisos cinéfilos y ponerme a devorar cine de animación. Ésta es una de las ventajas de los Festivales de cine sea cual sea el género, que te descubren géneros o tipos de cine, a los que es posible que no te hubiese acercado de otra manera.

La película nos pone en la piel de dos extraños, a los que el destino une de una forma misteriosa.

Como veis, mi sinopsis en muy breve porque me gustaría que os acercarais a esta película con la menor información posible. Es una de esas cintas con magia propia, que no sólo te embelesa con la originalidad de una historia en la que se mezclan perfectamente realidad y fantasía, sino con la belleza que destila la animación, los escenarios, la música...

Your Name fue dirigida por el conocido Makoto Shinkai e inspirada en su propia novela. Shinkai es un reconocido guionista, director y animador que tiene a la espalda un gran número de películas, entre las que destacan: 5 centímetros por segundo (2007) o El jardín de las palabras (2013). Como ya os habréis imaginado, estos títulos ya encabezan la lista de mi reciente adición al anime, jejeje.

Por ponerle alguna pega a esta producción, podría decir que su tercer acto está demasiado extendido y da la sensación que tiene unos cuantos finales y que el verdadero nunca termina de llegar.

Your name fue la producción más taquillera en Japón en el 2016, algo no muy habitual para una película de animación y, que sólo había conseguido hasta la fecha, el estudio Ghibli con dos de sus producciones. Así que yo que vosotros, no perdería la oportunidad de ver esta joya que seguramente llegará a España el mes que viene.


RAW


La película que más polémica arrastraba tras las ambulancias a la puerta de los cines que proyectaron Martyrs, allá por el 2008. Si en aquella ocasión dudamos de la veracidad de esas informaciones, ahora no puede estar más claro que en Raw han sido utilizadas con fines publicitarios.

Si recordáis, la noticia que nos llegó desde el Festival de cine de Toronto, es que varias personas se habían desmallado por la crudeza y realismo de sus imágenes y, ¿sabéis qué fue lo que nos preguntamos todos cuando acabó la película? Que en qué parte se habían desmayado exactamente porque considerábamos que no había nada tan fuerte como para producir este efecto en una persona. No voy a negar que hay escenas impactantes y sangrientas, pero tampoco nada para volverse locos.

Raw nos presenta a Justine, una joven criada en una familia de veterinarios y vegetarianos. En su primer día en la facultad de veterinaria, la obligan a comer carne cruda como parte del ritual de los novatos y, a pesar de que su hermana mayor estudia allí también, no cuenta con todo su apoyo. A raíz de esta primera ingesta de carne, la verdadera naturaleza de Justine saldrá a la luz.

La directora francesa, Julia Ducournau, que está detrás del guion y la dirección de Raw, debuta en el mundo del largometraje por la puerta grande, con una propuesta atrevida, diferente e impactante que no deja a nadie indiferente.

Una de las principales bazas con las que cuenta esta película es que, a pesar de que estamos ante una historia propia del cine de terror, todo parece muy realista: las críticas de los profesores, la relación de amor/odio entre hermanas, los compañeros que te ayudan y te enredan para cometer locuras...

Raw nos habla de la dura adaptación de una adolescente a un lugar con unas normas diferentes a la de su casa, donde se revelará contra lo que siempre ha conocido y, por primera vez, será ella misma.

Las actrices protagonistas, Garance Marillier, como Justine y Ella Rumpf en el papel de su hermana mayor, se comen literalmente la pantalla mostrando, de una manera muy natural, la transformación de sus personajes y la realista relación entre hermanas. Me encantó volver a ver a Laurent Lucas, al que no veía desde la gran Calvarie (2004).

Sin duda, Raw cumplió con creces las expectativas generadas a su alrededor y no le hace falta ningún tipo de publicidad engañosa, porque es estupenda. Una de esas películas que dejan poso y que sigues pensando en ella, pasados los días. No es un producto para todo el mundo, así que los extremadamente sensibles absteneros de verla pero, todos los demás, no os la perdáis porque, sin duda, estáis frente a una de las películas de terror del año.


Y, hasta aquí llegó mi paso por la Muestra Syfy 2017, una de las mejores que recuerdo y que más he disfrutado al lado de mi grupo de inseparable mandaguers. ¿Lo malo? Que se hace muy largo esperar todo un año hasta la próxima edición :(



5 comentarios:

  1. Expediente warren tiene un cierto parecido en algunas cosas a Emergo, yo diría que sí Expediente Warren te gusto Emergo te gustara.
    Cuando vi Emergo me gusto bastante,se me hizo entretenida e interesante( es todo lo que recuerdo de la cinta).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu recomendación Ramiro, lo ciero es que si me gusta Expediente Warren, así que ahora tengo muchas más ganas de ver Emergo. Cuando lo haga, prometo traerla por el blog.

      Un saludo

      Eliminar
  2. Mensajera del Mojave15 de marzo de 2017, 21:13

    Parece que me has leído la mente, muy de acuerdo en todo, aunque quizás para mí la peor (sin contar Stop Over In Hell) fue un empate entre Lake Bodom y 47m Down. Crudo me encanta, espero ambulancia en cada cine en el que la pongan cuando la gente vaya a verla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mensajera, ¿no te gustó 47 meters down? Para mí fue la película de tiburones del verano pasado. Puede que sea una cinta que gane puntos viéndola solo en casa, no sé, pero a mí sí que me funcionó.

      Crudo es la bomba, sin duda una de las cintas de terror del año.

      Un placer verte también por aquí.

      Un saludo

      Eliminar
  3. 31 me gustó bastante, comparado con la versión de Halloween que hizo, y sobre todo, de Lords of Salem, que se hacía excesivamente extraña. Esta está mucho más cerca en estilo de La casa de los 1000 cadáveres, y los personajes, sin que caigan bien, están muy bien construidos. Además, fue muy divertido ver a Malcolm McDowell disfrazado de noble del siglo XVIII.

    ResponderEliminar