jueves, 1 de junio de 2017

LAS 10 MEJORES PELÍCULAS DE TERROR EN FILMIN (Parte 3)



Me encanta que llegue la primavera con su explosión de luz y color, pero el cambio de temperatura que tanto ansío, a mi cuerpo le sienta fatal. Me trastorna el sueño y mi capacidad de concentración es practicamente nula y esa es la razon por la que los últimos meses no actualizo tan a menudo en el blog. Sin embargo, aunque me ha llevado mucho más tiempo realizarla, quería recompensaros que una entrada especial. Ya sabéis que me encanta Filmin y que lo considero una autentica joya para cualquier cinéfilo y, especialmente, para nosotros, los Horror Lovers. Así que ya no me enrollo más y aquí os dejo con la tercera tanda de películas imprescindibles del catálogo de este canal de este grandioso canal de streaming.

THE HOST (2006)


Esta película se convirtió en todo un fenómeno, cuando en 2006 se convirtió en la película más taquillera de Corea del Sur en toda su historia. Además, cosechó varios premios en festivales como el nuestro de Sitges y contó con una gran aceptación por parte del público. Si esto no es suficiente reclamo para que os lancéis a ver esta película, dejad que os convenza un poquito más.

Una de las cosas que más me llamó la atención cuando comencé a ver cine surcoreano, sobretodo de género y thrillers, fue la elección de sus protagonistas. No eran personas memorables, o los héroes a los que nos tiene acostumbrados Hollywood, sino más bien personas problemáticas o directamente despojos de la humanidad que tienen que enfrentarse a situaciones extremas que les vienen demasiado grandes. Otra de las curiosidades de este cine es que la policía, normalmente, aparece retratada cómo una banda de incompetentes, maleducados y con pocas luces. Si no me creéis solo tenéis que echarle un vistazo a Memoires of a murder (2003) o la reciente, The Wailing (2016), para comprobarlo.

Pues bien, en The Host, los habitantes de Seúl verán como una gigantesca criatura que ha surgido del río Han, devora todo lo que se encuentra a su paso. En medio de este tremendo caos, una niña es raptada por el monstruo y su familia, que regenta un quiosco cerca del río, será la encargada de salvarla.

El responsable de esta película no es otro que Boon Joon-Ho, quién se dio a conocer en la esfera internacional con la grandísima Memories of a murder (2003), que os comentaba anteriormente. Tras este impresionante thriller policíaco, siguieron otras películas igualmente memorables como: Mother (2009) o Snowpiercer (2013). Todavía tiene pendiente de estreno, Okja (2017), esa producción de Netflix venerada por los chicos de Aguas Turbias.

En The Host seguiremos los pasos del padre de la niña raptada, un pobre diablo descuidado y despreocupado que tendrá que armarse de valor para salvar la vida de su hija, tras comprobar la incompetencia de las autoridades. Nuestro protagonista, interpretado por el magnífico Kang-Ho Song, no es para nada el típico Bruce Willis o Schwarzenegger, si no más bien un borrachin sucio que no sabe ni cuidar de sí mismo. Él, junto con su hermana, candidata olímpica de tiro con arco y el resto de su familia, emprenderán las búsqueda de la pequeña.

Además de un monstruo gigantesco, la cinta cuenta con momentos desternillantes, escenas de acción y drama que encajan perfectamente en la historia y hacen de ésta, una experiencia única. Sin duda, una de las mejores monster movies del panorama actual.


DON’T LOOK NOW (1973)


Uno de esos thrillers psicológicos con toques sobrenaturales que son todo un clásico del género y que está a la altura de joyas como: Rosemary’s Baby (1968), The Exorcist (1973), The Omen (1976) o The Shining (1980).

Tras la muerte de su hija, Laura y John Baxter se han trasladado a Venecia por el trabajo de él. Allí conocerán a dos hermanas, una de ellas con poderes psíquicos, que dice haber contactado con su hija. A partir de este momento, la vida de la pareja se verá sumergida en una espiral de extraños sucesos.

La atmósfera de esta película te atrapa y te inunda del mismo sentimiento de angustia y desconcierto que viven los protagonistas. Una pareja, interpretada a la perfección por dos actores de la talla de Donald Sutherland y Julie Christie, que verán como la superación de la muerte de su hija, les llevará por unos derroteros inimaginables. Una inquietante médium ciega, el abrigo rojo tan icónico de esta película, un asesino que ronda la ciudad y una Venecia totalmente deprimente y siniestra hacen de esta película una joya que ningún amante del género se debería perder.

Todo un clásico de la intriga sobrenatural que, según los chicos de Aguas Turbias, formaría un perfecto tándem con The Brood (1979) de Cronenberg. No dejéis de escuchar este programa porque, aunque hayáis visto la película, os sentiréis arrastrados a revisitarla de nuevo para analizarla con todos los datos y enfoques que nos aportan los Turbios y su invitado magistral, Enrique Marty.


OCULUS (2013)


Segunda película del ya conocido Mike Flanagan que, en los últimos 6 años, se ha convertido en un director a tener en cuenta dentro del cine de terror. Es de los pocos cineastas que puede decir que he visto toda su filmografía y, aunque ninguna de sus trabajos me parece una auténtica joya, he disfrutado muchísimo con todos ellos.

Oculus nos presenta a dos hermanos, marcados por la tragedia en su más tierna infancia. Cuando el hermano sale de la cárcel, tras cumplir condena por el asesinato de sus padres, su hermana intentará exonerarle, demostrando que un antiguo espejo maldito es el auténtico responsable de los crímenes.

Esta cinta pertenecería a ese grupo de películas dedicadas a objetos malditos como: Poltergeist (1982), Christine (1983), The Ring (2002) o Drag me to hell (2009). Un recurso muy utilizado en el cine de terror y que tiene su mayor exponente en ese subgénero ya, de muñecos mortíferos.

En Oculus vamos encontramos una historia sencilla con tintes sobrenaturales, perfectamente ejecutada, con una bellísima fotografía y unos efectos especiales muy logrados. Aunque es una película comercial, realizada para el gran publico, encontramos algunos puntos notables y lo que, en definitiva, más nos importa, es muy, muy entretenida.


El MÁS ALLÁ (1981)


Sin ninguna duda la obra cumbre del maestro del gore, Lucio Fulci. Una película considerada de culto y la segunda entrega de su trilogía de la muerte que se completaría con Miedo en la ciudad de los muertos vivientes (1980) y Aquella casa al lado del cementerio (1981).

Liza Merril ha heredado un hotel que decide reformar antes de reabrirlo al público. Se empezarán a producir una serie de accidentes de carácter sobrenatural que asustarán terriblemente a Liza y es que lo que todavía no sabe, es que el sótano del hotel está construido sobre una de las puertas del infierno… 

El hilo argumental de esta película es un poco difuso, pero supone un espectáculo visual de imágenes macabras, sangrientas y violentas que ponían de manifiestos las obsesiones del director: ataques de animales, muertos vivientes con rostros destrozados y cubiertos de gusanos, ojos ciegos, … La ambientación onírica, surreal y apocalíptica de muchas de las escenas es una auténtica delicia que te hace olvidar la falta de conexión entre las diferentes partes. En concreto, la escena final es absolutamente sublime.

Si os consideráis auténticos fanáticos del terror, no podéis perderos una de las joyas del gore. Yo no termino de conectar mucho con el cine de terror italiano y, concretamente, con los giallos, pero esta película fue una grata sorpresa que disfruté de principio a fin. 


ALL THE BOY LOVE MANDY LANE (2006)


Una de las películas que mi gran amigo, el Reverendo Wilson, no dejó de recomendarme hasta que la vi. La verdad es que le agradezco mucho esta insistencia porque me pareció un slasher adolescente diferente e innovador.

Un grupo de adolescentes deciden pasar el fin de semana en un rancho en el campo e invitan al objeto de deseo del instituto, Mandy Lane, con la intención de conquistarla. Sin embargo, un cruel asesino que ronda la zona, les va a aguar la fiesta y los va a eliminar uno a uno.

La cinta está rodada con una marcada estética setentera: imagen granulada, una representación de los jóvenes sucia y nada idealizada, una gama de colores ocres y suaves, una banda sonora con reminiscencias a esta época, etc. Todos estos elementos, unidos al desarrollo de la acción en una granja, nos recuerda irremediablemente a The Texas Chain Saw Massacre (1974).

En los últimos 15 minutos de la cinta se produce un giro en los acontecimientos, en los que la brutalidad toma las riendas de esta historia que pretende dejarnos con el culo torcido.


WHAT WE DO IN THE SHADOWS (2014)


Una de las grandes comedias de terror de los últimos años, que nos muestra en formato mockumentary, la vida de un grupo de vampiros que comparte piso en Nueva Zelanda. La historia esta construida como una especie de reportaje con entrevistas y grabaciones del grupo, en las que se pretende mostrar la adaptación de estos chupasangres a la vida moderna. La iconografía vampírica como: crucifijos, ajos, invitaciones a entrar en los sitios o ataúdes, se usa aquí a modo de excusa para provocar gags de lo más graciosos y rocambolescos.

Uno de los aciertos de esta película es la gran definición de sus personajes. Cada vampiro tiene una personalidad y una forma diferentes de actuar pero, además, han sido creados a imagen y semejanza de algunos de los vampiros más conocidos de la historia del cine.

Una sátira del subgénero vampírico que supone un soplo de aire fresco para el formato del falso documental y nos vuelve a reconciliar con este monstruo, al que la saga Crespúsculo ha hecho tanto daño. 


I AM A HERO (2015)



¿Quién dijo que el género zombi estaba muerto? ¡Qué va! Sólo tenía que venir el cine asiático para impulsarlo.

Desde Japón, nos llega esta propuesta basada en el comic homonimo, en la que Hideo, un frustrado dibujante de manga, verá como su vida se derrumba en un trabajo precario y una relación de pareja fallida, pero, lo peor, todavía está por llegar. Una epidemia está convirtiendo a los habitantes de Tokyo en ZQN, unos seres sedientos de sangre que guardan ciertos vestigios de su vida pasada. Hideo tendrá que hacer uso de todo su valor para poder escapar con vida de la ciudad.

Durante su huida, el protagonista se irá encontrando con una serie de personajes que le mostrarán todas las variantes de la naturaleza humana y le pondrán en situaciones de lo más peliagudas.

La propuesta, de lo más entretenida, con espectaculares escenas de acción, grandes dosis de humor y un ritmo trepidante, promete hacer las delicias de los amantes de los no-muertos. Nos os podeis perder las escenas protagonizadas por el zombi atleta con el que yo me desternillaba de risa.

Me parece una película perfecta para montar una doble sesión con Train to Busan (2016) que también tenéis disponible en el catálogo. ¡Oro puro!


SPRING (2014)   



Si el amor es algo difícil de encontrar y mantener, imaginaros lo que supondría enamorase de una persona que oculta un terrible secreto de proporciones sobrenaturales. Pues eso es lo que le va suceder a nuestro protagonista. Evan, un joven norteamericano que acaba de perder a su madre y decide viajar a Italia para volver a encontrarse a sí mismo, conoce a una chica divertida y enigmática que oculta un secreto primigenio.

Muchos la han comparado con la película de Linklater, Before the sunrise (1995), y la verdad es que algo de razón tienen. Un joven americano y una mujer europea se enamoran en un paraje idílico, mientras hablan y hablan. Lo único en lo que se diferencia esta película es en el contenido fantástico y sangriento que va complicando la historia de amor de estos dos jóvenes.  

Una película con una fotografía preciosa que nos sumerge en una historia de amor diferente. Puede que Spring no sea del agrado de todo el mundo y que algunas personas la tachen de lenta y carente de acción, pero si dejáis que su magia os envuelva, seguro que disfrutaréis del viaje.  


WHAT EVER HAPPEN TO AUNT ALICE (1969)


¿Esta es una de esas películas que surgieron a rebufo de What Ever Happenned to Baby Jane? (1962), hasta tal punto, que prácticamente copiaron el título. Sin embargo, en este caso, esto no es nada malo porque estamos frente a una película muy interesante protagonizada por otras dos grandes damas de la escena.

Ruth Gordon se ofrece como ama de llaves para trabajar en la casa que la viuda Claire Marrable tiene en Tucson, Arizona. Sin embargo, la verdadera razón por la que Ruth se ha interesado por esta oferta de trabajo que no necesita es investigar la misteriosa desaparición de su amiga Edna, que tiempo atrás trabajó en esa misma casa.

Si Asami Yamazaki en Audition (1999) y Lola en The Loved Ones (2009) os pusieron la piel de gallina, nuestra querida Claire Marrable no se queda atrás. Una mujer de mediana edad, viuda y de apariencia amable es en realidad una mujer fría y despiadada que no dudará en matar a quién sea necesario para seguir conservando su alto nivel de vida.  

El tándem formado por Geraldine Page y Ruth Gordon funciona a la perfección y nos proporcionán un duelo interpretativo a la altura del que años antes nos proporcionaran Davis y Crawford.

What Ever Happened to Aunt Alice? emana ese regusto de los thrillers de antaño, de las comedias negras y de los personajes histriónicos y enajenados que consiguen poner al espectador en una encrucijada. Por un lado, son seres despreciables que merecen ser capturados, pero por otro, no queremos dejar de disfrutar de sus maquinaciones y fechorías.

Si os gustó What Ever Happened to Baby Jane? (1962) y Hush…Hush, Sweet Charlotte (1964), ambas dirigidas por Robert Aldrich, no deberíais perderos esta thriller macabro que, aunque Aldrich sólo tiene labores de producción, su impronta se deja sentir durante todo el largometraje.



MONKEY SHINES (1988)


Y no podía faltar una recomendación de uno de mis géneros favoritos, el de los animales mortíferos. Ésta película la vi para el programa de Aguas Turbias en el que participé y que deberíais escuchar tras el visionado de Monkey Shines porque creo que puede ser muy productivo.

La película nos pone en la piel de un joven deportista que, tras un terrible accidente, se queda tetrapléjico. Para ayudarle en sus tareas cotidianas, contará con la ayuda de una mona amaestrada que pronto empezará a mostrarse celosa y no dejará que nadie se entrometa en sus vidas. La relación entre el joven y la mona será tan estrecha que ésta llevará acabo sus más oscuros secretos.

George A. Romero no se ha dedicado exclusivamente al género zombi, sino que en su filmografía podemos rescatas algunos títulos que nada tienen que ver con lo no muertos, como ésta que os traigo hoy.

Monkey Shines es una película bastante curiosa en la que las drogas experimentales, mezcladas con esa imaginación desbordante de los 80, permite a un mono tener una conexión extrasensorial con un parapléjico y consumar los deseos de venganza que éste no sabe si quiera que tiene.

Totalmente imperdibles esas escenas de mirada intensa de nuestro protagonista, interpretado por Jason Beghe, que como sólo podía interpretar con su cara, nos otorga unas miradas que ni el mismísimo Vicent Price. Tampoco tiene desperdicio la interpretación de Ella, la mona celosa y sanguinaria.

Una cinta que recomendaría a todos aquellos amantes del género de animales mortíferos que estén cansados de películas de tiburones o cocodrilos y quieran algo diferente, loco y rocambolesco que sumar a su lista de animales a los que cogerles miedo, jejeje.






1 comentario:

  1. Oculus y What we do in the Shadows son buenísimas, dentro de su género. Y no contaba con que echaran El más allá, porque no es de las películas más memorables de los cohenta. Aunque Fulci me gusta un montón, tiene un estilo muy extraño. O torpe. Aún no lo tengo claro.

    ResponderEliminar